jueves, 11 de octubre de 2007

Eufemismos

Cuando yo era (más) joven, al pequeño tubo de plástico a través del cual se sorben los líquidos contenidos en una botella se le llamaba pajita.
De un tiempo a esta parte esa palabra ha sido reemplazada por su equivalente en español neutro: sorbete. ¿Quiere un sorbete?, pregunta el comerciante que nos vende una botellita de gaseosa.
No hombre, quiero una pajita.


En algún momento nos volvimos locos. En algún momento se nos ocurrió que pajita tenía connotaciones sexuales pecaminosas, y aterrados por la posibilidad de que un tierno e inocente párvulo al solicitar el adminículo a un mercader degenerado fuera iniciado por este en los placeres de Onán, decidimos que salvaríamos al mundo hablando como idiotas.

Antes o después nos dimos cuenta de que llamarle ciego a una persona que no pudiera ver podía ser ofensivo, e inventamos aquello de no vidente.

Y ya abiertas las puertas de la estupidez no tuvimos freno, todo podía ser peyorativo, brutal y falto de delicadeza. El sordo tampoco nos escuchará si le decimos hipoacúsico, pero no importó. Ningún paralítico arrojará las muletas como en esas reuniones evangélicas del pastor milagroso al ser mentado como discapacitado motriz, pero ah, qué bien que nos sentimos nosotros.

La tontería ha calado hondo, incluso algunos de los grupos afectados la han abrazado y adoptado. Dígale a un representante de la raza negra que camina por las calles de alguna ciudad de Estados Unidos, negro, y probablemente le caiga a golpes mientras le informa que debe dirigirse a él con la denominación moderna de afroamericano.

Porque mucho, si no todo este estúpido asunto de los eufemismos políticamente correctos viene desde el país de Disney World y Mc Donalds.

Yo estoy hasta la coronilla de esto. No me parece que mientras usemos las palabras comunes para referirse a algo sin condimentarlas con adjetivos seleccionados se ofenda a nadie.

A ver si voy a sacar el revólver cada vez que alguien me diga pelado. Ah, no señor, persona con capilaridad diferencial, repítalo o lo mando al otro barrio.

¿Y qué vendrá después? Quién sabe:

Ladrón : Individuo contrario a la propiedad.
Estafador : Persona con ingenio impropiamente empleado.
Vago: Discapacitado laboral.
Estúpido : Persona con inteligencia alternativa.
Adúltero : Cónyuge de sexualidad distribuída.
Aburrido: De interés especial.
Ordinario: De calidad diferente.


Hace algunos años asistí a un taller de radio. El profesor, además de enseñarnos a nosotros cómo hacer un programa, daba clases a un grupo de muchachos con diversos grados de mogolismo. En una ocasión los trajo de visita, y se refería a ellos como mogólicos. No faltó la señora indignada que pidió la palabra para reclamar que se los llamara personas con Síndrome de Dawn. Me hubiera encantado tener a mano una cámara fotográfica para inmortalizar el rostro de la tilinga cuando uno de los chicos dijo: "Pero...es que somos mogólicos".


Buenas noches.

66 comentarios:

BlogBis dijo...

Yo que me resisto a modernizar moi uso de la lengua (la lengua hablada, digo) sigo pidiendo pajitas en cada oportunidad, y me regodeo en las expresiones de pacato horror del interlocutor de turno.

De paso, te cuento que en Santa Fe no existe más la delincuencia juvenil: afortunadamente s´lo tenemos "menores en conflicto con la ley penal". Eso si, te afanan o matan como los mejores.

BlogBis dijo...

ERRATA: Léase "mi uos de la lengua". El "moi" se me escapó.

Gabriela dijo...

no te gastes en buscarle explicacion a estos estupidos eufemismos.
ya lo dice el refran: "infructuoso es ejercer empuje cuando el largo del miembro es notoriamente escaso" :P

Victor dijo...

Ah ... concretaste una idea que la tenia dando vueltas en el cráneo desde hace tiempo -los eufemismos- Estaba por concretar en estos dias. Buenisimo el post, como siempre.

Yo creo que es una técnica de manipulación de opinión. En serio. Después fácilmente pasa al terreno de la imbecilidad común y silvestre. Pero una es manera muy eficaz de chicanear y conducir un proceso de formación de opinión. Ejemplos? tal vez en otra ocasión porque tengo muchísimo sueño. Saludos cordiales.

PD: Alguien tiene noticias de las damas de Coscorrones?

Mejo Dieron dijo...

Me encantó el post. Y me alegró mucho saber que no disiento en solitario con la extraña metamorfosis que está sufriendo el lenguaje últimamente, donde abundan neologismos, eufemismos y frases dogmáticas que ocultan la pacatería y falta de imaginación que muchos padecen.

Un verdadero placer leerlo, como siempre.

Saludos!

Jazmin dijo...

ps asi somos, es como cuando dejamos de decir pinche en México para "ayudante del chef" y le dimos la connotación de... bueno eso

capitanfla dijo...

.


Yo soy democráticamente inestable.


.

Has dijo...

Me gustó el post y coincido mucho con lo dicho, la gente anda más susceptible o algo por el estilo, están a la defensiva.
El mismo uso de la nacionalidad a la que otra persona pertenece puede ser usado o interpretado como insulto, es más creo que algunos sólo se usan con ese fin... pero bué, mundo delicado.
La verdad no uso sorbetes, ni pajitas, pero es cierto lo dicho al respecto.
Y por otro lado, me alegra que mi padre le caiga simpático.
Saludos!

TheJab dijo...

Acá en México, hasta 'discapacitado' tiene su eufemismo; está de moda llamarles 'personas con capacidades distintas'.


Ah, y a la pajita de ustedes, acá le llamamos POPOTE.

Ale dijo...

Aquí en España también andamos un poco atontaos con el temita del lenguaje políticamente correcto, aunque a las pajitas las seguimos llamando pajitas. A ambos tipos.
Aquí el centro del problema parece estar en la inclusión explícita de ambos sexos en el lenguaje. Ya no nos vale la implícita, el uso del neutro. Hoy por hoy, empieza a estar mal vista la siguiente frase:
"Todos los griegos son filósofos"
que ahora hay que sustituir por "Todas las griegas y griegos son filósofos y filósofas".
Otra tendencia que se empieza a imponer, a base de denostar la regla anterior, es sustituir los neutros con aura masculina por neutros sin dicha aura. Por ejemplo, por circunstancias, me ha tocado revisar un proyecto de ley y sus enmiendas. Pues bien, muchas de dichas enmiendas eran del estilo de
- Sustituir "los ciudadanos" por "la ciudadanía" o por "el conjunto de la ciudadanía".
¿Qué te parece, Bugman? Nos hemos vuelto todos locos, ¿verdad?

RacuRock dijo...

a la pajita yo lo llamo cañita. a la cañita mi esposa salvadorenia la llama pajilla. Sorbete en salvatrucho es helado en perucho. que cosas.. igual nos entendemos.la peor es de que a las perras (canes) ellos le llaman chuchas. chizzz.. eso si no puedo me mato de risa.

T-Max dijo...

Yo creo que este tipo de situaciones se deben a que la gente, en este frenesí de locura y estupidez en el que vivimos, intenta quedar bien con Dios y con el Diablo. Se está tan pendiente de lo que pensará el interlocutor, que se deforma el idioma hasta el punto de no enterderse.
No disciento de corregir y culturizar a la población, pero no mezclo las cosas.
Hay personas marginales, viviendo en zonas de emergencia, con escasos medios económicos para solventar sus necesidades básicas, que cometen hechos delictivos. Y hay negros de mierda, cabecitas villeros cagados de hambre, que se dedican a afanar.
Las cosas por su nombre...
Buen post. Estaba tentado de dirigirme a usted como ausente de cabellera, con deficiencias en sus folículos pilosos, Pelado o cabeza de rodilla; pero simplemente le diré Bugman. Al fin y al cabo, para que nos ponemos un nombre si nadie lo usa?
Un abrazo

Garfio dijo...

O ...

Delincuente: inadaptado social.
Feo: elemento de estética incierta.
Peatón: autoconductor pedestre.
Bajito: mermado de talla.
Narigudo: rinoprominente.

o incluso ...

Ese señor con gafas: ese individuo con elementos externos lenticulares de distancia focal coherente con su merma visual, de estructura líquida subenfriada, montados en armazón parcialmente articulado apoyado en apéndices capitales.

Geoffrey Firmin dijo...

Excelente monografia, Bugman.
Esto tambien se hace notar en que nadie puede hacer un chiste sobre gallegos, sobre homosexuales, sobre judios, sobre argentinos, sobre nada. Todo hiere susceptibilidades. Lo de los chistes, claramente, es un tema menor pero no es extraño encontrarse con miradas atentas y prestas a juzgarte o denunciarte si el tono en el que le decis "boliviano" a un oriundo de Bolivia les parece discriminatorio.Profundizando un poco ya nadie podra descargarse con el simpatico insulto "Hijo de puta!" sin que el aludido piense que se le esta mentando a la madre.
Abrazo cordial.

Nat dijo...

Jureme que realmente pasó eso... que realmente el joven con capacidades especiales dijo "somos mogolicos".
Simplemente, una genialidad.

Stella dijo...

Lo de los chicos mogólicos me mató! Deberíamos aprender tantas cosas de los pibes, que son mas simples, mas directos, que no le tienen miedo a las palabras, ni a los malos entendidos!
Es que en el fondo, todo está en la intención con la que se usa una palabra!

Y me mató el popote de Thejab!! jajajajaa

El Pasquín dijo...

la verdad que es así, suenan tontos y vacíos los eufemismo.
Pero bueno, si viene del norte por algo será... allá tienen que usarlos o enseguida se comen un juicio por discriminación.

slaudos

Adriana dijo...

jajaja, que bueno el post... los eufemismos tambien me molestan.
Oye que genios los mongoles (Y)!!!

ADENOZ dijo...

Si el lenguaje se enriquece, bienvenido sea. Y la aceptación de los eufemismos dependen de uno. Nadie impide que digan "pajita", pero no se evitará la extrañeza en el otro, por anacrónico y asqueroso.
Acá mismo, en el post y en los comentarios, se han utilizados giros idiomáticos, alegorías, y demás recursos literarios para una idea básica en esencia: "Hablemos más simple".
Pero claro, la extensión del artículo habría sido mínima y los comentarios faltos de ingenio.
Que cosa, no?

P.D.: En Mongolia a los pibes down, ¿cómo les dicen? ¿Compatriotas?

Virginia dijo...

En México debido a la connotación sexual en todos los vocablos realmente debemos andarnos con cuidado cada que hablamos....

pero en realidad me divierte... y mas cuando llega un español y todo COGE...

(aca "coger" es tener sexo, asi que te imaginaras cada que un español llega y dice, "que cogi un coche, cogi una fruta, cogi el dinero....)

Saludos,

El Profe dijo...

El lenguaje debe evolucionar pero no cambiar porque sí, menos por las susceptibilidad de alguien, por la pereza mental de otro o por la ignorancia de los más.
Este proceso que va incorporando palabras tiene su defensa y bastión entre quienes desean hablar y escribir correctamente, no sólo novedosamente; antes era la RAE la que limpiaba, fijaba y daba brillo a las palabras de nuestro idioma pero aparentemente sufrió un retraso que la hizo parecer anacrónica y en el deseo de ponerse al día ahora incorpora todo lo que se le propone, cabalmente por tratar de complacer a todos y no ofender a nadie.
Lo extraño es que vivimos pendientes del qué dirán en algunos aspectos y en otros, de similar importancia, nos vale poco o nada, por ejemplo, no queremos parecer "fuera de onda" por decir entrenador o preparador (preferimos decir "couch" aludiendo a la palabra coach del idioma inglés) pero no nos preocupa que alguien se extrañe al escuchar que nos tratamos de hijos de puta y pelotudos con la mayor naturalidad. Debe ser el único lugar del mundo donde tales calificativos se usan ponderativamente o familiarmente. Por si acaso, lo de Fontanarrosa tiene otra connotación, él defendía su correcta aplicación y su valor en cuanto a que su aplicación le daba atractivo y fuerza a ciertas descripciones pero no propugnaba que se hablase o escribiese sólo "malas palabras".

Estrella dijo...

Pero lo de "sorbete" por "pajita" fue muy de repente, nadie avisó: de golpe y de un día para el otro: ¿"querés un sorbete"? Que, además, es una palabra horrible, mucho más fea que "pajita". Y si hablamos de connotaciones sexuales:
SORBETE... mmm, es peor que la inofensiva pajita.

Cristian dijo...

En Chile tenemos demasiados:

Pobre: de escasos recursos
Hoyo en la calle: eventos
Viejo: tercera edad
Mucama: asesora del hogar
Nivel del encuentro sexual: grado 1, grado 2 o grado 3.

las demás son peores y más clasistas. En fin.

Saludos :)

Mechas dijo...

Creo que dentro de poco vamos a tener que estudiar todos los términos y palabras nuevas para que no nos miren con cara de reproches cuando las enunciamos mal para ellos. Quizá lo hayan cambiado debido a las burlas, no lo sé, pero significan lo mismo. Es decir, gastan tiempo en esas tonterías en lugar de ocuparlo en algo importante

Fernan dijo...

es increible lo que hace la gente por evitar lo sexual, pero que lindo que es cuando uno se acerca al kiosco, compra una coca y le dice mirandole a los ojos "me das una pajita"

Pola dijo...

No hace mucho empezó a molestarme lo que usted menciona, o algo parecido.
Aparte de esta tendencia con los sustantivos, nunca falta la paranoia.
Muchas veces una persona con X característica que lo incluye en un determinado grupo minoritario (o no) ante una negativa o actitud en contra de su querer reacciona como si se lo agrediera.
Un clásico es la anciana que si no le cedes el asiento sos un "joven sin respeto por sus mayores", pero que si lo haces "la tratás de vieja".
Hay más ejemplos pero creo que se entiende. Y si no... no importa, no se pierden de nada.

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo con tu post. Me exasperan los eufemismos, porque para mì es como el refràn: al pan, pan y al vino, vino.
En un mundo que rechaza lo imperfecto, lo que nombra lo que le recuerde esa imperfecciòn, debe ser adornado y camuflado para que por lo menos, no lo parezca tanto.
No creo que halla eufemismos para "bello" o"inteligente".
Sì los hay para lo que viene con fallas de fàbrica, como si tener fallas fuera algo casi pecaminoso.
Los ciegos no se ofenden porque les digamos ciegos, se ofenden porque les decimos "no videntes".
Porque les damos una versiòn "light" de la profundidad de su drama: la ceguera.
Es como si le dijeramos: si, si, lo tuyo es complicado, pero... eh.. tampoco es para tanto, no?
Desnombrando las cosas no evitaremos que existan.
Cuando lleguemos a la "tercera edad" simplemente estaremos viejos, por màs botox que nos inyectemos en los surcos de la cara.

En cuanto a los modismos, asi como seguirè diciendo "pajita" en vez del castizo "sorbete", jamàs dirè en España "me cogerè un taxi" y sì dirè " me lo tomarè",aunque los españoles piensen: "menudo problema tendrà este tìo tratàndose de pasar un automòvil por el garguero"

Victor dijo...

Los mas inspirados creadores de eufemismos son los "periodistas" de Canal 13.

esteban lob dijo...

Alguien dijo más arriba "al pan, pan y al vino, vino".
Así debia ser, pero esto de los eufemismos ya supera la paciencia. Yo creí que era solamente una cosa chilena, pero compruebo que somos compañeros del mismo dolor. Es irritante que el agua sea en algunas publicaciones "el vital elemento".
No me imagino diciéndole a mi señora:
Teresita, no te olvides poner en la mesa una fuente del vital elemento¡¡¡¡

no tan iguales dijo...

La verdad es que dejé de usar el término "pajita" cierta vez que un kiosquero muy parecido a Hugo Moyano pero más joven, ante mi requerimiento (textualmente: ¿tenés pajita?) me contestó mientras me miraba -no precisamente a los ojos- algo así como "Mmsé, tennngo...". Es que tengo una "belleza facial limitada" y soy "de estatura moderadamente baja", pero la "delantera voluminosa" no me la quita nadie!

Bugman dijo...

Gracias a todos, qué participativo se puso esto

Blogbis, no se preocupe por el desliz galo. Me mató con los "menores en conflicto con la ley pena". No se me hubiera ocurrido ni en broma.

Gabriela, es verdad, no hace falta buscarle explicación, en realidad está muy clarito, pero temo ofender a alguien si lo explico.

Victor, por favor no se prive de escribir sobre el asunto. es muy probable que lo haga mucho mejor que yo. Estoy de acuerdo, es una técnica, no es inocente de ninguna manera, aunque termine desvirtuándose. (No, no se que pasó con las chicas, si alguien tiene información, chifle).

Mejo Dieron: Gracias, es usted certero en su apreciación. No se enriquece el lenguaje con tonterías, y mucho menos el pensamiento. Que están fuertemente emparentados.

Jazmín, lo peor de todo es que vamos a terminar hablando todos igual, cuando una de las cosas más encantadoras que hay son los regionalismos.

Capitanfla, a mí no me engaña con esas definiciones progres, usted es un facho.

Has, claro que además existe la inversa, el estúpido que dice la palabra directa pero en sentido ofensivo. Hasta el elogio más amable puede sonar mal si se dice con la entonación adecuada. Un saludo a usted y otro a su padre tecnófilo, dicho esto sin la menor intención de molestar, que ahora hay que andar con pies de plomo para todo, vea.

Thejab, sí, por estas latitudes también, eso de "personas con capacidades diferentes" prendió como garrapata. Es la tontería 2.0
(Voy a ver qué cara me pone el comerciante cuando le pida un popote).

Ale, me parece que sí, que si estamos con esas nimiedades nos volvimos todos locos. A fuerza de ir con cuidado tratando de no ofender a ningún colectivo vamos a terminar hablando un galimatías blando y sin matices, una jerga intragable y gris. Algo muy parecido pasa con el inglés, no falta quien haya propuesto "postpeople" (algo así como "persona del correo") en lugar de "postman" (cartero).

Racurock, eso es totalmente normal, divertido y ojalá que no se pierda en esta tendencia estupidizante. Los regionalismos son encantadores, dan lugar a equívocos inocentes y no dañan a nadie. Yo viví un tiempo en Perú y pasé unos cuantos papelones cuando decía "cachar", que allá quiere decir otra cosa.

Bugman dijo...

T-max, ahora con lo que usted dijo me va a perseguir el INADI además de la OJOTA. No tengo paz.
Un abrazo, si me mandan preso lléveme revistas.

Garfio, usted está en la onda. No va a tener problemas para conseguir un puestito en cualquier gobierno.

Geoffrey, el humor siempre implica la degradación de un valor. Hay matices, claro, pero ese es el mecanismo básico. Si esto sigue así la cosa se va a poner muy aburrida. Pero es sí, nadie se va a ofender. (En lo que a mí respecta si quieren contar chistes de pelados, adelante, yo invito).

Nat, si no es verdad lo que relaté, ¡que se me caiga el pelo!

Stella, como leí por ahí alguna vez, los niños y los locos dicen la verdad, por eso a los primeros los educan y a los segundos los encierran.

Pasquín, aquí también, aquí también, ¿o no sabía que tenemos un Instituto que se encarga de eso?
Hoy conmemoramos el Dia de la Raza, y el INADI quiere cambiarle el nombre por Día de la Diversidad Americana o algo así. De hecho, eso fue lo que me inspiró a escribir el artículo. Y me olvidé de mencionarlo, claro.

Bugman dijo...

Adriana, esos muchachos evidentemente tenían más de una cosa que enseñarnos. Saludos, gracias.

Adenoz: No me parece que sea así como se enriquece el lenguaje. Denominar una cosa con cinco palabras en vez de una que la describe con precisión es una tilinguería que no cambia la escencia de la cosa. Yo no estoy por la simplificación, me encantan los matices, los giros, las metáforas y cualquier recurso que le de realce a la prosa. Imagínese lo que serían Bioy Casares o Borges simplificados.
En Mongolia a los mogólicos les dicen argetinos. (Disculpe, no pude resistir la tentación).

Virginia, por aquí es lo mismo, recuerdo una vez que una amiga española me decía "ven y cógeme si puedes" y yo le contestaba "de mil amores, pero a ver si te dejas". Los españoles son muy cachondos.

Lino Evgueni dijo...

Los eufemismos cansan aunque algunos tienen una buena intención. Los que más me divierten son los que tienen que ver con sobrepeso. En Canadá no hay gordos (fat people). Hay grandes, robustos, fuertes, etc.

La Chumina dijo...

Jajajajjajaja genia la respuesta del chavo. Y también me encantó la definición del adúltero, muy propia.

Bugman dijo...

Profe, ha tocado usted otro de los temas que pueden derivarse de mi perorata. Parece una paradoja que se inste a incorporar vocablos al lenguaje cada vez que alguien se siente ofendido y al mismo tiempo el habla y la escritura se vuelvan cada vez más chatos y vulgares. Una y otra vez regreso al asunto de la pobreza expresiva de las nuevas generaciones que manejan un vocabulario de 500 palabras. estpy convencido de que no pueden interpretar una obra literiaria bien escrita. Ni les interesa.
Y claro que algunas palabrotas bien colocadas salpimentan cualquier discurso, Fontanarrosa tenía razón.

Estrella, yo no se cuando fue, pero es horrible, tonto y artificial. (a mí no se me había ocurrido asignarle connotaciones chanchas a "sorbete"...humm...).

Cristian, es así, nos estamos volviendo estúpidos a fuerza de "buenismo". Un abrazo.

Mechas, yo sigo sosteniendo que la entonación, la intención y el contexto pueden hacer sonar como insulto incluso al eufemismo más elaborado. Siendo así, ¿para qué demonios utilizarlos? ¿La gente se volvió susceptible de golpe, somo todos más bondadosos y considerados por usar esas idioteces? Las cosas son lo que son, aunque les cambiemos los nombres.

Pitty (desde el remis) dijo...

Bugman yo soy pelado como usted y me gusta decir que tengo "crecimiento capilar selectivo"

FINOLI FINOLI!

un abrazo

Bugman dijo...

Pola, tiene usted algo de razón pero no puedo ponerme en contra de los viejos, estoy más cerca que usted de pertenecer a ese grupo, y me he trazado el propósito de ser un anciano francamente insoportable.

Anónimo, gracias por sus muy interesantes reflexiones. No puedo más que estar de acuerdo con su observación de que los eufemismos intentan (sin éxito)suavizar una condición que percibimos como desventajosa. Pero lo hacen en beneficio de los "normales", no de los que están en desventaja. Es curioso que a pesar de eso los fanáticos de la corrección política no dudan en descalificar agresivamente a los que piensan distinto. Es como una especie de religión en donde los réprobos no merecen ninguna de las delicadas consideraciones que se otorgan a los bendecidos. En cuanto a los modismos, me encantan, ojalá no se pierdan nunca en aras del "buenismo" universal. Saludos cordiales.

Victor, los periodistas de canal 13 han inventado una nueva forma de lenguaje que utiliza muchas palabras y no dice nada. No me haga empezar.

Amobriax dijo...

Yo me rijo por el gusto. Si el quisquero es un barbudo, yo le pido un sorbete. Caso contrario, no dudo en solicitar una pajita, porque las pajitas no vienen solas, sino acompañadas de una imagen, un recuerdo, o incluso alguna gaseosa. Respecto del resto de las hipérboles, yo quiero cantarle una canción, quizás popular para muchos, pero no por ello menos ilustrativa:

"Si al rengo le dicen cojo,
y el manco no tiene variantes,
que al rengo le digan rengo.
Y no cojo como antes"


Se dará cuenta que todo tiene que ver con todo, ¿verdad?. Ya lo dijo Pancho y coca con pajita Ibáñez.

Bugman dijo...

Esteban, aparentemente esta plaga es universal. Como observador experimentado, ¿sabría usted identificar el momento en questa tendencia comenzó a manifestarse? ¿Será que vino tan de a poco que no nos dimos cuenta?
Un abrazo.

No tan iguales, permítame decirle que usted es, sin eufemimsmos, una petisa pechugona. Dele, denúncieme al INADi, pero tenía que decírselo. (Un quiosquero parecido a Moyano...qué mal momento).

Lino, le concedo que algunos son inofensivos, como esos que usted cita. En la versión doblada de "La era del hielo" que llegó a este país, el mamut decía : "No soy gordo...estoy pachonchito"

Chumina, ¿verdad que sí? Un beso.

Bugman dijo...

Señores, Amobriax ha llegado a estas playas.
No entiendo la relación entre la barba y el sorbete, pero no se preocupe, yo no entiendo muchísimas cosas y eso nunca me ha impedido referirme a ellas con una falsa solvencia digna de expertos.
Los versos que usted nos trae me producen un cierto desasosiego. Es que yo tampoco. Cosas del tiempo.
Bienvenido, póngase cómodo pero no se lleve nada que es todo canje.

Amobriax dijo...

Bugman, no olvide que existe una relación inversamente proporcional entre los cojos y las pajitas: cuanto menos rengos, más sorbetes.

Bugman dijo...

Pitty, estimado, qué digo estimado, amigo mío, que digo amigo, hermano, ya sabía que por algo usted me caía bien. Pero no se deje tentar por estas ñoñerías, usted es un Pelado, díaglo con orgullo y a los cuatro vientos sin temor a despeinarse.

Amobriax, ambos son necesarios y útiles.

elcarpo dijo...

Yo tomo la Coca de la botella, asi que todo esto menefrega

Ah! Y a las cosas hay que llamarlas por su nombre: al pan llamelo pan, y al rengo llamelo cojo!

Mensajero dijo...

los eufemismos así como los describió...¿no son apodos al revés? Es tan irritante para algunos y divertido para otros poner apodos, como tan necesario para algunos y ridículo para otros utilizar eufemismos.
Saludos.

CLAUDE CONTIN dijo...

Qué bárbaro, me mató de risa eso de “somos mogólicos”.
La verdad, no tiene sentido urdir eufemismos si los términos anteriores han pasado a ser empleados peyorativamente, porque una vez popularizado el eufemismo también se lo utilizará de la esa manera.
Además, una de las bellezas de este país es esa tendencia a utilizar palabras o motes ofensivos sin quisquillosidad. Me encanta.
A uno de los ayudantes políticos de un sanador K le dicen “Toallón”, porque secó a toda la familia (un verdadero pródigo), y uno de los mejores amigos de mi padre está afamado como “Moretón”, porque aparecía siempre después del golpe (cada vez que venía el interventor militar, “Moretón” bajaba con él del avión).
Por suerte estos apodos-escraches no pueden mutar en eufemismos.

anonimo dijo...

Gracias por tu respuesta.
Me encanta tu blog, como otros que visito (admito que soy infiel).
Es bueno darse un rato para pensar, en este mundo donde lo urgente siempre nos aleja de lo importante.
Descreo de las ideologìas, porque descreo de cualguier fanatismo, como el de las ideas, pero es siempre maravilloso encontrarse con la diversidad, el ingenio y la inteligencia de los que hacen e intervienen en los blogs.
Me reconforta pensar, que atràs de tanta mediocridad mediàtica, hay tantos que piensan, y aunque no comparta a veces su pensamiento, son parte del paìs que amo y a los que siempre respetarè.
Amo la libertad, ergo, amo los blogs.
Saludos

ƒяэåкª dijo...

bah eufemismos ..

el charlo dijo...

Qué cosa... un par de ellas... a modo de charla informal con Ud.:
Cuando las que atienden los kioskos me ofrecen un "sorbete" les contesto "Helado? no, no quiero... dame una pajita".
Otra: Ya pasó de moda lo de afroamericano... hasta en "Will & Grace" hicieron una broma al respecto... aún quedan "Nativo-americano", "Asiático-americano" y otros... como si eso hiciera que los racistas dejaran de serlo, son adornos colgados de la ornamenta de la idiotez... pero quedan tan lindos...
En las definiciones suyas le tiro un par de cositas chiquitas (no se me enoje, que me asusto) no se usa el "discapacitado", sino "Capacidades diferentes" (o análogas)...
Ahora, no se dio cuenta que toooodo es para hacer más largos los apelativos y hacernos dejar de hablar por el cansancio mental que produce esto? Es una movida en contra de la comunicación humana!

Todos Gronchos dijo...

Es que lo de "pajita" da cosita.

Igual como soy muy macho, siempre pido al kisquero una pajita.


Gracias por su aliento y su voto (despúes le alcanzo el colchón y las chapas que me pidió)

bg dijo...

HEMOS CREADO UN ESPACIO PARA SABER SI USTED VOTARIA O NO A JUAN CARLOS

BLUMBERG SI FUERA BONAERENSE GRACIAS POR VISITARNOS

http://blumberggobernador.blogspot.com/

Argenlibre dijo...

"Yo si quiero a mi Pa�s"

El 28 de Oktubre todos los ciudadanos deben defender su voto Fiscalizando. Voten a quien Voten, piensen como piensen.
No deje que le Roben Su Voto.
Si apoya la Campa�a Reenvie el Mensaje a sus Amigos.


Movimiento Argenlibre
argenlibre.blogspot.com

MOROCHIA dijo...

Ha tocado usted una delicada fibra en lo que respecta a la comunicación, convivencia y lo "políticamente correcto".
La connotación peyorativa de ciertas palabras surge, desde mi humilde opinión, como arma de defensa para aquellas personas que no saben qué decir frente a determinadas situaciones. A su vez los eufemismos son para sentirnos mejor nosotros dado que, algunos, nos sentimos identificados con el uso peyorativo de dichas palabras.
También hay lugar para la "paquetería" que caracteriza a algunos de los mísmos, claro!

Y sí, este mundo esta cada vez más loco.

Excelente post.
Un abrazo!

PD1:¿Qué es toda esta publicidad política? En fin, ni los blogs se salvan!
PD2: Deme una razón (sólo una), científica y coherente, que justifique el hecho de aumentar mi atractivo sexual en función de agregar su banner en mi blog... XD

G-News dijo...

Entre las decenas de comentarios no sé si alguien lo mencionó pero yo haría una salvedad con respecto a las palabras que mencionan discapacidades. En principio, quiero creer que estamos todos de acuerdo en que, para quienes las padecen, son una mierda que les caga la vida.
Ahora bien, mi punto es que en los últimos 20 años esas palabras que tan neutralmente referían a discapacidades como "mogólico", "ciego", "sordo", "espástico", "retrasado", etc... se empezaron a usar con un fuerte tono peyorativo para insultar a los sanos. Es ahí donde, me parece a mí, perdieron su neutralidad descriptiva para convertirse en hirientes como sinónimo de lo peor que te puede pasar en los distintos planos psicofísicos. Por eso creo que se buscaron nuevas expresiones que recuperen esa neutralidad.
A un pelotudo que da marcha atrás y nos choca el auto no le vamos a decir "Eehhh!!! que hacés no vidente de mierda!!!". Me explico?
Bueno, eso... por lo demás, obvio que los vikingos seguimos pidiendo una pajita!!!

Dieguistico! dijo...

Paradójicamente, tengo la sensación de que había más tolerancia y más tranquilidad para andar por la calle cuando no dudábamos en hablar de "rusos", "turcos", "negros", "ciegos", "gallegos" y hasta "putos" (curiosamente los homosexuales siempre reivindican el uso del término "puto"). Pronto a los nazis vamos a tener que llamarlos "personas con ideas raciales diferentes".

Saludos!!!

P.D.: Tal vez no sea un tema relacionado, pero estoy por iniciar una campaña para devolverle a la pronunciación de la palabra "bebé" el acento en la segunda "e".

Norberto dijo...

Bueno, con tantos comentarios no pude leerlos todos asi que quizas ponga algo que ya se dijo antes.
Creo que los eufemismos son los creadores de muchas palabras obcenas, o mejor dicho hicieron que algun termino termine siendo obceno. Por ejemplo la palabra culo que la reemplazamos por cola, que en realidad seria una extremidad o un rabo.
Y asi otros tantos, un pedo es un pedo, es un termino especifico, no es necesario decir gas que abarca mas cosas.
Y en el caso del baño, porque tenemos que acudir a un termino fuera del castellano como toilette, o WC? Pareciera, que permanentemente estamos esquivando al mismo lenguaje en busca de nuevas sensaciones y con la paranoia de que nos vean como ordinarios.

Romina dijo...

hay algo que no comprendo de todos los eufemismos, y es: por qué puede ofender que uno le diga "mogólico" a una persona que lo es, y deba cambiar su forma de dirigirse a esa persona por concepto tal como "persona con síndrome de down", cuando desde hace tanto tiempo ya (léase años 90 y posteriores) nos dirigimos a una persona "normal" cambiando la palabra sustantiva que le da un nombre propio por otra general y, en cierto y extraño modo, insultante, como lo es la palabra "boludo"? Nadie que escucha a uno dirigirse al otro de esa forma pensaría en insultarnos indignados por la falta de respeto hacia el "boludo" (quitamos de esta generalidad a las señoras que se indignan con CUALQUIER "insulto" y son capaces de pararte y darte un sermón que te puede hacer llegar tarde a cualquier lado, o perder el tiempo más preciado del día).

Es extraño cómo nos manejamos linguísticamente.

Muy buen espacio, Señor Bugman, lo agrego a los links al instante.

Nos leemos, si es que no ha quedado anonadado.

no tan iguales dijo...

Mr. Bugman, ha dado Ud. en la tecla: eso mesmo soy y bastantes satisfacciones me ha traído, vea.
Apoyo fervientemente la campaña para devolverle a la pronunciación de la palabra "bebé" el acento en la segunda "e". Al fin alguien tira la primera piedra. Dieguístico: te voto.

Bugman dijo...

Carpo, es como usted dice, al pan pan y al discapacitado motriz con relativa autonomía o posibilidad de desplazamiento mediante ortopedia, eso.

Mensajero, sería así si fuera inocente. Pero no lo es.

Claude, el género de los apodos populares es delicioso, y por suerte, inagotable. Y claro que al "toallón" no hay manera de inventarle un nombrete políticamente correcto, gracias al cielo todavía nos queda eso.

Anónimo, muchísimas gracias por sus conceptos, inmerecidos por cierto. Compartimos el amor por la libertad. No es poco, no es poco, ojalá hubiera más enamorados.

freaka, ¡BAH! Así.

Charlo, ¿es una conspiración? Noruegos y escribanos, seguro, acuérdese de lo que le digo.
Ojalá haya entre los lectores algún discapacitado a ver que opina de todo esto.

Groncho, bien por usted, pero debo decir que me ofende con su insinuación de que he vendido mi sufragio. Yo no me vendo. Me alquilo, o me entrego por leasing.

Bugman dijo...

Morochia, es lo que yo digo. Los eufemismos políticamente correctos no son en favor de los que se aluden, sino de los que los usan.
Mietras tanto el rengo renguea, y el ciego no ve.
PD1: Bueno, la publicidad política también tenía que llegar, por lo menos no me pusieron un aviso de...no, no me haga empezar, prometí no hablar de política.
PD2: Tengo un estudio científico que lo prueba, déjeme inventarlo y se lo muestro.

G-news, está bien, pero cuando los eufemismos que se usan ahora pasen a ser peyorativos, ¿qué hacemos? ¿inventamos nuevas palabritas amables? Flaco favor se les hace a los rengos, mogólicos, ciegos o sordos. Me parece que es todo una tontería "buenística" que no ayuda en nada a los afectados. Pero nosotros nos sentimos unos humanistas bárbaros, eso sí.

Dieguístico! Qué honor tenerlo por aquí, gracias.Tengo la misma sensación, cuando llamábamos a las cosas por su nombre nadie parecía sentrise ofendido. Tengo más de 40, así que me acuerdo de eso.
¡Adhiero a la campaña! ¡Basta de "bébes"!

Norberto, no tendría nada de malo y hasta sería divertido escuchar a personas con una forma de hablar un poco afectada diciendo "toilette" o "gasecito". Cuando yo era chico en mi cada le decían "cuisco" a un pedo. Creo que detrás de todo esto hay otra cosa un poco más siniestra y cargada de ideología. Pero no me haga poner serio que me dan gases.

Romina, muchas gracias. Ha estado muy perspicaz en el comentario, es cierto, estas ridículas formas de hablar y escribir son aún más ridículas entre nosotros, que nos saludamos con un "qué hacés, hijo de puta", o decimos "boludo" cada tres palabras. A ver si la Asociación Argentina de Defensa del Boludo nos hace juicio, ahora.

No tan iguales, mis respetos. El mundo pertenece a las de su condición.

Muchas gracias a todos, me gustó mucho el pequeño debate

El Profe dijo...

Con respecto a los propuesto por Dieguístico y ese acento desplazado en la palabra bebé (infante), yo ando al acecho de quién me diga, por ejemplo, "mirá el bebe" para retrucar "¡Pobre!" y aumentar al lógico "¿Por qué?" un burlón "pero...¿No dices que bebe? y ¡tan chiquito! es una pena, che"

Donbeto dijo...

Lo sexual invade cualquier acepción.
"Popote" en México, es ya casi sinónimo de pene así que dada esta maravillosa globalización, no dudo que pronto empecemos a sustituírlo por "pajita".

Rebeca Di Sanctis dijo...

No, Mr. Bugman y Ud. se me escandaliza y ruboriza (y no se que otros "iza") cuando yo le digo Genio!!!!! Este artículo lo demuestra 100% que quiere que le diga.

PD No creo que se llegue hasta aca pa leer esto pe yo se lo digo igual!

Juan Sebastián Olivieri dijo...

Perdó por la disgresión temporal, pero esto es interesante y aplica aquí:
"El dictamen francés de que la hipocresía es el tributo que el vicio paga a la virtud corresponde con precisión a Tartufo o a ciertos personajes de Dickens, no a la hipocresía argentina, que es de otro orden. El hipócrita, entre nosotros, se jacta de esa miseria necesaria, el dinero, o de esa otra miseria, la fama. Consideremos una de sus obsesiones: la imagen argentina. Adelina del Carril, viuda de Ricardo Güiraldes, vivió diez años en la India, cuya cultura es una de las más complejas del orbe. A su vuelta, le preguntaron: ¿Qué dicen de nosotros en la India? Nada le preguntaron sobre las tierras que había conocido. Yo tuve una experiencia análoga. En un aula de Nueva York hablé sobre la obra de Kafka. Un compatriota, a quien muy poco le interesaría esa obra, me dio las gracias porque yo había mejorado, esa tarde, la imagen argentina.
El culto de esa imagen nos ha llevado a una profusión de eufemismos. Un grupo de cambiantes militares se encarama al poder y nos maltrata durante unos siete años; esa calamidad se llama el proceso. Los terroristas arrojaban sus bombas; para no herir sus buenos sentimientos, se los llamó activistas. El terrorismo estrepitoso fue sucedido por un terrorismo secreto; se lo llamó la represión. Los mazorqueros que secuestraron, que a veces torturaron y que invariablemente asesinaron a miles de argentinos, obtuvieron el título general de fuerzas parapoliciales. Hubo una invasión y hubo una derrota; las autoridades hablaron de anticolonialismo y de un cese de hostilidades. Un ministro, acaso deliberadamente, arruina la Patria; se lo denomina un economista. La Patria fue degradada, expoliada y éticamente corrompida; se la apodó Argentina Potencia. El viaje de una viuda de Perón se llama operativo retorno. Gremialista es el mote que se otorga a ciertos matones. Un negocio turbio es un negociado y, a veces un ilícito. Cobrar excesivamente un trabajo es hacerse valer. La disputa con Chile se apodó conflicto limítrofe.
En la esquina de Charcas y Maipú había, hasta hace poco, un alto y hondo conventillo. Los vecinos recordarán las paredes amarillas, el portón, el entrevisto patio y su pileta y el balcón de fierro al que salía una pareja de viejitos y una nochera; tal era el eufemismo que usaba el barrio. El hecho nada tiene de singular; lo singular es que nadie hablaba de conventillo, porque se entiende que no los hay en el centro y menos en el norte. No importa que haya pobres; lo que importa es que no se sepa. En vísperas de un certamen de fútbol, apodado el Mundial, las autoridades repartieron ropa a la gente, para que los turistas no advirtieran que hay pobres en Buenos Aires. A los rancheríos de las orillas, popularmente llamados villas miserias, se los llama ahora villas de emergencia. Sé de familias que durante los meses de diciembre, de enero y de febrero, vivían escondidas en su casa para que la gente creyera que estaban veraneando en el Uruguay.
Otra especie del género son los eufemismos pomposos. El presidente es el primer mandatario, su mujer es la primera dama, palabra de la jerga teatral. Un ministro es el titular de la cartera, curioso gongorismo. Un ciego (yo lo soy) es un no vidente. Una cuadrilla de parientes y de pistoleros es ahora un séquito. Un plagio es una reminiscencia. A los maestros se los llama docentes; a los psicoanalistas, psicólogos; a los porteros, encargados; a los basurales, cinturón ecológico; a las batidas policiales, vastos operativos; a los controles de vehículos, Operativo Sol. Desde hace poco, la venta lucrativa (toda venta lo es) de obscenidades y la exhibición de desnudos se llama democracia o, a la española, destape.
Ofrezco este primer borrador, sin duda incompleto, del vocabulario habitual de nuestra hipocresía. La Academia Argentina de Letras bien puede ampliarlo"
Jorge Luis Borges, marzo de 1984

Mark Edward dijo...

Quiero agradecer al Sr. Eduardo de edwardatmhacker990@gmail.com por ayudarme con esta gran oferta llamada la tarjeta de cajero automático en blanco, que no tiene trazo y el límite, aunque es ilegal, pero tiene cambiar mi vida para bien .. me estaba quejando a uno de mi amigo sobre mi situación familiar, para el año pasado de ahora no puedo mantener a mi familia, mi amigo Oscar me dijo sobre el Sr. Edward sobre cómo recibió la tarjeta de cajero automático en blanco que hacen de él que es hoy en día .. me decidí a tomar el riesgo, ya que implica el dinero para obtener la tarjeta, he vendido mi coche para la compra de la tarjeta .. pero hoy estoy muy feliz porque ahora puedo retirar € 5.000 al día, durante una semana ahora tengo alrededor de €50.000 en mi cuenta. Gracias Sr. Edward por su ayuda .. si usted quiere hacerse rico como yo, entonces en contacto con el Sr. Edward través de correo electrónico: edwardatmhacker990@gmail.com

Wade Lucie dijo...

Mi nombre es Anna Lucas de México y sólo quiero compartir mi experiencia con todo el mundo. He de ser oído sobre este tarjeta de cajero automático en blanco durante un tiempo y nunca realmente pagado ningún interés para él debido a mis dudas. Hasta que un día descubrí un tipo de hacking denominada Donald. él es muy bueno en lo que está haciendo. Volver al punto, me preguntó acerca de la tarjeta de cajero automático en blanco. Si funciona ni siquiera existir. Ellos me dijeron Sí y que su una tarjeta programada para el dinero se retira al azar sin ser notado y también se puede utilizar para compras en línea libres de cualquier tipo. Esto fue impactante y yo todavía tenía mis dudas. Entonces me di una oportunidad y pedí la tarjeta y de acuerdo con sus términos y condiciones. Esperando y rezando para que no era una estafa. 3 días después recibí mi tarjeta y trató con el cajero automático más cercano cerca de mí, funcionó como magia. Yo era capaz de retirar hasta $ 3000 al día. Esto era increíble y el día más feliz de mi vida. Hasta ahora he pudiendo retirar hasta $ 28,000 sin ningún tipo de estrés de ser atrapados. No sé por qué estoy publicando esto aquí, me dio la sensación de que esto podría ayudar a los que estamos en necesidad de la estabilidad financiera. en blanco Atm realmente ha de cambiar mi vida. Si desea ponerse en contacto con ellos, aquí es la dirección de correo electrónico donardmorrisworld27@gmail.com Y creo que también cambiará su vida. correo electrónico: donardmorrisworld27@gmail.com

Blog Widget by LinkWithin