miércoles, 24 de octubre de 2007

Bloggers eran los de antes

No me va a comparar, jovencito. Ahora todo el mundo tiene un blog. Yo empecé cuando muy pocos sabían lo que era eso. En esa época les decíamos weblogs. Y si uno le contaba a alguien que tenía un weblog, lo mandaba al médico porque creía que era una enfermedad tropical, o sabañones, o tos convulsa, o algo. Y por más que uno les explicara, nada, se lo quedaban mirando y a lo sumo le recomendaban un remedio casero contra el lumbago.

Claro, ahora es todo fácil, dos minutos y ya está todo andando, y uno va y les dice a sus amigos que abrió un blog y ellos le contestan "ah, qué bien" y no lo mandan al médico ni nada, pero en mis tiempos había que estar, ¿eh? ¡Cof, cof! Disculpe.

Ahora con eso del Nuevo Blogger, usted le pone cualquier firunduli al weblog (porque en mi época les decíamos weblogs, ¿sabía?) y le funciona así nomás. Que un firinduli que te dice la hora, otro que te muestra los comentarios, otro que te da la receta de la salsa portuguesa. Se hace click en un botón que dice "instalar firinduli" y ya está. Y si quiere ponerlo arriba lo agarra y lo corre con el mouse, y si quiere ponerlo al costadito, lo mismo.Pero en mi época...¡Ja! Si usted quería poner un firinduli, que encima había pocos y los hacían unos tipos de Ucrania o de Paraguay, me parece, , tenía que escribir código HTML en la plantilla ¡Código! ¿Sabe de qué le hablo? Y tenía suerte si el firinduli le salía en algún lugar que quedara bien y no rompía toda la plantilla y tenía que empezar de nuevo. ¡Cof, cof,cof! Disculpe, debo haber tomado frío.

Y entonces si uno había hecho todo bien y el firinduli le andaba, había que escribir como loco para que alguien lo leyera. Y no lo leía nadie, ¿sabe lo que le digo? ¡Nadie! Mire, mire, estas estadísticas son de mis primeros años, ¿ve? ¿Ve? Ninguna visita ¡Cero!¡Cero!. Y no vaya a creer que este fue un día raro, que se cortó Blogger, que se cortaba seguido y nadie pudo entrar, ¿eh? No, jovencito, tengo para mostrarle un montón de días sin una miserable visita al weblog (porque en esa época les decíamos weblogs, ¿sabe?).

Claro, ahora es fácil, habla mal de alguien y ya se le llena de gente que quiere hablar mal de esa persona, y a los dos días nomás ya está lleno de comentarios en cada entrada (porque en esa época a los posts les decíamos entradas, ¿sabe?). Ah...comentarios...mire, mire, ¿cuántos comentarios tiene esta entrada de mis primeros años? ¡Ninguno! Y esta, mire, ¡Ninguno! Y esta, y esta otra, y esta de más acá. Porque además, Blogger al principio no lo dejaba poner comentarios, ¿sabe?. No, tenía que instalarse un firunduli especial para que le pudieran dejar comentarios, y se pasabas horas tratando de configurarlo y todo para qué, si nadie le dejaba comentarios.

Y ojo que en mis tiempos se escribía, ¿eh? Nada de colgar un videíto de Youtube y a otra cosa, una fotito, dos líneas y sanseacabó, a disfrutar de la fama. No señor, había que escribir. ¡Es-cri-bir! ¿sabe lo que le digo?. Y después cuando uno publicaba no era como ahora que aparece en seguida, no señor. Había que esperar, y salía un cartelito que decía "publicando entrada, espere por favor" y dos por tres se trababa el proceso y el artículo se perdía en el ciberespacio. Por eso yo siempre escribía primero en el Notepad y después copiaba. Pero hasta que me avivé, se me perdieron un montón de cosas. Por ejemplo otro día se me perdió la llave del cajoncito del aparador del living, que ahí guardo todas las facturas, y no me acordaba si había pagado la luz o no. La busqué por todas partes pero no la encontré. Menos mal que nunca lo cierro con llave, al cajoncito.

Todavía recuerdo el día en que me enteré de que otro blogger había puesto un link a mi weblog (porque antes les decíamos weblogs, ¿sabe?) en el suyo . Me enteré de casualidad, googleando. Ah, me emocioné. No en ese momento no, ahora me emocioné. ¡Cof, cof,cof! Disculpe.

Ahora cualquiera te pone un link, pero en esa época era difícil, no crea. Y a veces uno le ponía a su weblog un link a otro porque el otro era famoso, y el otro no te daba ni la hora. Por eso los links eran como un premio. Ah, me emocioné. No, ahora no, aquella vez.

Yo al principio no sabía cuanta gente visitaba mi weblog (los llamábamos así, ¿sabe?) porque no era como ahora que se puede poner un contador de visitas como si fuera un firinduli cualquiera. Y entonces yo pensaba que todo el mundo me leía pero no me dejaban comentarios porque eran tímidos. Después vino el contador de visitas. Vino, se comió todos los sanguchitos, se tomó como cinco cafés, me contó unas anécdotas aburridísimas de unos balances que no le cerraban y se fue. Yo por eso de visita prefiero a un tipo con una profesión más interesante, ¿sabe?. Qué se yo, un astronauta. Nunca me visitan astronautas en mi casa.

Eran épocas muy duras para los bloggers, jovencito. Dos por tres uno se desilusionaba y abandonaba, y estaba todo lleno de cadáveres de weblogs (así los llamábamos antes, ¿sabe?). Pero yo no abandoné, seguí escribiendo a pesar de que el contador me decía que no venía nadie de visita, y yo le decía que mejor se aprendiera unos trucos de magia o algo para entretener a la gente porque no a todo el mundo le interesa la contabilidad. Rodríguez, se llamaba, el contador. Buen muchacho, un poco aburrido, pero buen muchacho.

Hablando de contadores, cuando le puse al weblog un contador de visitas me di cuenta de que no venía nadie a leer lo que yo escribía. Claro que también mandaba los artículos por e-mail (yo les digo artículos a las entradas, que vienen a ser los posts de ahora, nosotros les decíamos entradas, ¿sabe?) y entonces seguro que uno o dos los leían, pero claro, las visitas no se registraban porque esos tipos no visitaban el weblog (que es como llamábamos a los blogs en mi época, ¿sabe?). No me vistaban, caramba. Igual que los astronautas.

Pero no se muy bien cómo ni por qué la gente empezó a abir y leer weblogs por todos lados y se animó a dejar comentarios y todos empezaron a ponerles links a todos y ahora cualquiera se pone un blog (que es como les dicen ahora a los weblogs, ¿sabe?) y al rato nomás ya lo vienen a visitar todos. No, sé, a lo mejor también lo visitan astronautas.

Por eso jovencito, no me venga a decir a mí lo que es un blogger, que yo ya tenía weblog antes de que usted aprendiera a sonarse lo mocos. ¡Cof,cof,cof, aaaarghhh! Disculpe. Debe ser la humedad.
Ah, perdone, me parece que no me entendió. Yo le digo weblog pero usted lo debe conocer como blog. Porque en esa época a los blogs los llamábamos weblogs. ¿Sabe?

Buenas noches

47 comentarios:

Has dijo...

Perdóneme señor Bugman en ningún momento quise ofender su susceptibilidad de weblogger.
Aunque usted no crea, yo respeto varios de los valores de antes, y varias de esas cosas que relata se dan en mi weblog (como les decían antes).
Además yo creo que los jóvenes se dedican más a los fotologs y con eso se entretienen más, como que un weblog es para gente culta (si es así no sé porque tengo uno).
Yo aprecio realmente su trabajo, es más lo aprecio tanto que le he otorgado un premio. Sólo tiene que pasarse por mi blog y verlo. Porque usted realmente se lo merece.
Saludos y no se indigne con la juventud que está descarrilada.

TheJab dijo...

Aun no leo el post, pero seguro lo haré. Mientras, ¿acepta usted una invitación a pasear por mi blog?

TheJab dijo...

A estas horas (3:17) de la madrugada, espero no haber despertado a mi esposa con tanta carcajada.

Por cierto, resulta extraño que el tal Rodríguez, el aburrido Contador, trabajara años después en la oficina 35 del Servicio de Contrainteligencia Naval.

Ale dijo...

Buuuh. Buuuuuh. Fuera la caduca vieja guardia. Aquí llegamos los blogueros (a lo que antes ustedes llamaban bloggers, qué pretencioso), con su economía de la atención, con su sólo-leo-el-titular (todo lo más el tagline), con su sincretismo, su multimedia y su agilidad de proceso de conocimiento.
Sus textos largos y caducos resultan demasiado ingeniosos para los que rendimos culto a la imagen.

chuliMa dijo...

jaja...¿como dices que se llamaban antes?

Yo ya te tenia linkeado señor mio, peeeroo, ME NIEGO, a poner ese dibujillo bugman-ego. ¡¡¡ Faltaria más ¡¡¡

Como siempre, un placer leerlo
Shaluditoss

Poliss dijo...

Bueno permiso no?
Ya veia este blog en otros links y hoy me pico la curiosidad y me pase no mas.
No puedo coincidir mas con lo que uste señor bugman dice.
Antes el weblog era solo para unos pocos. "La elite" por asi decirlo.
Ademas existia la ventaja de que el hermano adoptado del blog, el fotolog fuera facil de usar y la gente usara sus mentes en poner una foto por dia y un comentario.
Cuando uno hablaba de un blog, era lo mismo que hablar de las Bulas demarcatorias.
Pero bueno, hoy en dia las cosas no son taan asi lamentablemente. Hoy todos tienen un blog y todos quieren trascender con un blog.
Yo me conformo con que me escriban los que conozco con los cuales muchas veces no supero los 6 comentarios. Y realmente no quiero trascender.

Lo invito a pasarse por lo mio algun dia.
Lo invito a mi blog amigo.

Fernan dijo...

Estimado Bugman, es muy interesante escuchar sobre los Weblogs de antaño. Yo como nuevo usuario de esta tecnologia entiendo poco y nada, aunque tambien podria ser que entiendo poco y nada simplemente por ser corto de entendimiento, no viene al caso. Lo importante es que mientras leia su articulo, tenia la misma sensacion que cuando mi abuela de 94 años me habla de algo de su juventud, cosa que disfruto por demas.
Verdad que hay blogs que carecen de recursos literarios, y otros que simplemente carecen de calidad (como el mio) pero bueno, la masificacion del producto nos permite una mayor cantidad de escritores (por llamarlos de algun modo) y claro esta, a mayor cantidad de escritores, mayor cantidad de posibilidades de encontrar uno bueno. Por lo tanto, festejemos que haya tanta gente utilizando su tiempo libre en escribir, leer y buscar que viendo a Marce (polino o tinelli, da igual)

Geoffrey Firmin dijo...

Es como todo: Siempre estan los arribistas. Sin ir mas lejos yo vi a Diego Maradona cuando se ataba los cordones en las practicas en Argentinos Juniors. Y, claro, ahora viene cualquier jilguero que puede ver a Maradona en cualquier estampita. Ja!

Stella dijo...

A mi me encanta que haya muchos blogs. Algunos buenos, otros no tanto, algunos intelectuales, otros graciosos, otros politicos, otros personales, otros horribles, otros divertidisimos!
Hay para todos los gustos! Está buenisimo!!
Bugman, le alcanzo un jarabe para la tos, quiere? :)
Besitoo

RacuRock dijo...

hay para todos los gustos... me hizo recordar mis comienzos en la red internet chats webpages y foros.. bueno.. como habla la experiencia en blogs mejor me cayo al respecto. pero aun hay gente que no sabe que es un blog.. y hay varias dejeme decirles.. cada ve que le hablo verbalmente a alguien de un blog.. "un que?" " ah?" bueno.. el blog es aun muy desconocido.. mismo si dicen lo contrario.

El Profe dijo...

¡Ah, querido Bugman! Se me pianta un lagrimón, es tal y cual lo rememoras...¿y sabes? coincidentemente, soy un lector "de antes" del tiempo en que no había posibilidad de comentar, pero tuve la suerte de leer en Weblogs asombrosos, hasta admirables diría yo, tanto que me inhibieron para que yo tenga mi propio Weblog, no me consideraba capaz —y para poner cualquier cosa era muuucho trabajo— y aunque ahora cualquiera lo tiene, bueno a mi me agarró el "caprichito" de no ser como cualquiera, así que no lo tengo. No sólo eso, en los sitios que no tenían comentarios y que ahora sí —el de Podeti por ejemplo— simplemente ¡no comento! y si algo quiero opinar lo hago por mail ¡como antes! Aaaaaaah ¡Qué tiempos aquellos! Gracias por esta evocativa entrada Bugman ¡Gloriosa!

(Te sale excelente esto de hacerte el gracioso, que se repita)

capitanfla dijo...

Cortala. Sos grosso. (No Carlos Grosso).

Me llegó mucho lo que dijiste que estar linkeado en otro blog es "un premio", casi me quedo sin aire cuando vi mi link en todosgronchos.

Sin embargo Ud. no me agrega a sus links, ni siquiera en la parte de "estos no son progre".

Claaaaaaaro, yo soy de centro derecha y uso fijador Lor Yeselin. Eso es odio político.


Igual sos grosso :)
Gracias por pasar por mi blog.

Saludos.

ADENOZ dijo...

Y una noche volvió.

Te quedaste en el siglo veinte, abu!!
Ahora la onda niuniú es hacer un bló con una frase que diga: "Hoy no sé que poner, ¿a ustedes les pasa?" y así se te enyena de comentarios pedorros. Al décimo comment, ya se desvirtuó todo y terminan hablando del clima en Bengala.
Al día siguiente ponen la fotito de su perro, diciendo: "No sé, me gustó como salió, ¿qué opinás?".
Y así.
Manga de ladris, hagan un curso de literatura onlain.

Bruja Maruja dijo...

Creame Bugman que lo comprendo! Me recuerda con nostalgia al lejano momento en que tuve la idea de abrir una matera, sí, un lugar para tomar mate! Era muy niña, no me dieron bola... y ahi los vé, todos muy "cul" tomando mate en los bares de Buenos Aires!!!

elcarpo dijo...

Te quedaste en el tiempo, abuelo! Ahora la posta del avant garde es el twitter, donde blogueas para 3! Ah! Y decir en tu "blog" que no sos "blogger", tambien esta de moda! Y hacer videos mostrando la notebook! Y mandar un mensaje de texto al twitter avisando que actualizaste tu blog con el video mostrando la notebook! Y mostrar en el video con la notebook como mandas el mensaje de texto a twitter que dice que actualizaste tui blog con el video de la notebook del telefono en el sms con el twitter!

Me perdi... me voy a leer el diario...

Pepe dijo...

Gracias a unos pocos pioneros románticos como usted, hoy día somos cientos de miles los que podemos hacernos llamar bloggers (es cierto que suena pretencioso).
Un placer leerle.
Saludos.

Anónimo dijo...

Discriminaciòn!
Y a los que no tenemos un blog, y somos simples lectores còmo nos llaman: "readbloggers, o el màs humilde "lectores de blogs"?
(en castellano suena menos "fashion")
Se reclama urgente una denominaciòn para esta casta secundaria pero no menos importante de los simples participantes de...¿cômo se llamaban antes? .... mmmmmmmmm
Explìquese bien señor Bug, no se ofenda, pero como nos tiene acostumbrados, termina siempre llèndose por las ramas.

Romina dijo...

Excelente! Además, no sé por qué, pero lo imagino diciendo todo esto apurado, con tono nervioso y los ojos un tanto perdidos en el espacio (sí, sí, al mejor estilo psicópata jaja).

Veo que no soy la única que le ha dejado un premio en el blog, de todas formas, uno más no viene nunca mal, es una ferviente prueba de lo maravilloso de su mente volcada en su weblog =).

Saludos.

Lino Evgueni dijo...

¿O sea que a los blogs les llamaban weblogs?

ADENOZ dijo...

Anónimo:
Se les llama "parásitos".

CLAUDE CONTIN dijo...

Hay 260.000 bloggers argentinos y espero que la cifra crezca mucho.
Hace dos o tres años, cuando tuve mi primer blog, sólo conocía éstos: Argentina Transparente, La Opositora, El Opinador Compulsivo y algún otro que no recuerdo.
Ahora la blogósfera me parece más divertida.

Antonio dijo...

Yo había escuchado que los primeros posts de blogs se tenían que capturar en máquinas perforadoras de tarjetas y que nadie dejaba comentarios porque los tenía que mandar como tarjetas perforadas y la máquina siempre estaba ocupada por los que querían postear. Luego a alguien se le ocurrió cambiar las tarjetas por cintas perforadas. Así se ahorraban el tiempo entre una y otra tarjeta. Luego se inventó el café caliente y después MySpace y ahora los blogs son cosa del museo.

Lo único que no me quedó claro es cómo le decían antes a los blogs.

Un Abrazo.

Bruno dijo...

Bug,me hace sentir mal!
Me parece que voy a cerrar mis Weblogs (¿asi les llamaban antes?)
...No,mejor no. Seguiré escribiendo hasta que en unos 6 años tenga la autoridad suficiente para hablar como usted lo hace ahora.
...aunque entonces usted me duplicará en experiencia y nunca podre alcanzarlo.

El Huije. dijo...

Todo mi apoyo a Bug!!!!!!

Qué se creen estos mocosos!!!! ja ja ja ja.

no tan iguales dijo...

Me hizo sentir una jovencita debutante. Qué lindo.

Anónimo dijo...

adenoz:

Por ahora el señor Bug no me da de comer, a pesar de que como asiduo lector de su blog, lo he elogiado varias veces.
Aprovecho entonces el pie que me da, para reclamarle el pago urgente de mi cuenta de almacen del mes prôximo pasado, porque como usted sabrà, nada es gratis.
Si asì fuera, Dios lo permita, podrè al fin llevar el nombre que usted me adjudica con tanta generosidad.

Estuve "parasitando" su blog, sepa usted perdonar.

saludos

Victor dijo...

Sr. Bicho, lo hacía mas joven. Usted como una Mitha Legrand o mejor, el Antonio Carrizo de la blogosfera!!!

Muy buen relato.

Yo hace mucho tiempo dejé de ser un adolescente sin embargo tengo pocos años en esta actividad. Debo manifestar a viva voz que Usted es mi principal referente e inspirador.

Un dia le voy a contar mis primeras conexiones a Internet al servidor de Compuserve, por teléfono larga distancia.

Mis respetos y saludos.

Bugman dijo...

Has, muchacho, no me nombre los fotologs, eso de mostrar la foto del cumpleaños de la tía Rosita a millones de gaznápiros ya es el colmo del disparate, cof, cof...ah..ya se me está yendo la tos, parece. Gracias por el premio, jovencito, me parece bien que respete a los mayores ¡COF! Ah, ya volvió.


Thejab, ya ví lo que hizo, qué cosas, voy a tener que aumentarle la cuota.
Y el oficial era Ramírez, creo, usted sabe, la memoria, a lo mejor no era contador este muchacho y me pareció por lo aburrido, o el otro no era oficial, o yo no fui.

Ale, los feos no podemos rendir culto a la imagen, si no nos hacemos los vivos escribiendo qué nos queda. (Buhhhh...¡abajo el Twitter!)

Chulima, maja, les decíamos bitácoras...ah, no esos eran ustedes allá en Portugal. No, en España. Bueno, ibéricos eran. Nosotros les decíamos pajitas a los sorbetes. Eso era.
Oiga, si no quiere poner el coso ese no lo ponga, me lo regalaron, no se desprecian los regalos. Así me educaron, cof, cof...disculpe. Decía que antes a los blogs los llamábamos weblogs, ¿sabe?.

Poliss, bienvenida. No me haga caso, está muy bien que haya millones de blogs, y si nos toca una porción más pequeña de esta especie de fama, se compensa con el material divertido e interesante que se genera todo el tiempo. Claro que hay un montón de cosas que no valen la pena, pero qué importa. (Trascender con un blog es muy difícil, y más ahora que en mis tiempos, jovencita...)
En un ratito me voy a ver su blog, antes de tomar la pastilla.

Fernan, ¿usted tiene una abuela de 94 años? ¡Yo tengo una a punto de cumplir 96! Y como a la suya, todavía le funciona la pensadera, y le encanta que la escuchen. Sobre la cantidad de blogs, que haya millones, (de hecho los hay) y le aseguro que yo también pienso que es mejor que la gente aporree el teclado en vez de atontarse con la TV. (Sería deseable que escribieran un poquito mejor, y me refiero a la otrografía y la sintaxis pero para eso hay que haber leído un poquito y claro, antes estaban viendo la TV).

Alice dijo...

Me mataaaas me mataaaas, claro que me salva que tu y yo empezamos a escribir con días de diferencia ;)

como siempre, me das envidia como escribes. Digo, porque en los weblogs se escribe, ¿sabe?

Bugman dijo...

Geoffrey, sí, si, estos niños no saben nada de nada, no lo vieron a Tato Bores, sin ir más lejos. ahhhh...cof!cof! Qué cosas, debe ser alergia.

Stella, pero claro que está bien que haya muchos blogs, sobre todo porque en general nos leemos entre nosotros y eso nos evita tener que explicar muchas cosas. Como yo tenía que hacer en mis tiempos, ¿sabe?¿Ese jarabe tiene alcohol? A ver, deme un traguito.

Racurock, es verdad, todavía hay gente que no sabe lo que es un blog, ni tiene uno. Como hace mucho que nadie sabía lo que era una página web, y después todo el mundo tenía una con la foto del perro y cien mil gifs animados y al tiempo la abandonaban. Como ahora con los weblogs. Porque al principio les decíamos weblogs.

Profe, mi estimado, qué bueno que alguien entienda de lo que hablo.
Uno de los primeros blogs que empecé a leer frecuentemente fue el de Podeti. Algunas veces comento ahí, pero no mucho porque me intimidan los blogs donde los comentarios se cuentan con tres cifras. Yo me animé enseguida a esto porque algo parecido ya hacía para un grupo de gente a los que les mandaba mis tonterías por e-mail, y antes de eso en un par de BBS (no me haga explicar qué era eso). En cuanto a usted, si no quiere tener un blog no lo tenga, (dentro de nada eso va a ser como una excentricidad, como no tener teléfono celular) pero no me venga a decir que es porque no tiene capacidad, que no le creo nada.

Capitanfla, gracias, no se ofenda, ya le pongo el link. No atribuya a la ideología ni a una conspiración lo que se explica por la vagancia o la distracción lisa y llana. Aquí la única discriminación que se ejerce es contra los estúpidos.

Adenoz, qué crudeza. Pero qué razón tiene. Antes esos blogs no los leía nadie y se morían de inanición pero vio cómo es esto, ahora todos leen todo. Hasta a mí me leen. (Por cierto, de vez en cuando me doy una vueltita por la puerta del clú).

Bruja maruja, ¡pero esa idea era estupenda! Lástima que llegó antes de tiempo. ¿No probó con un parripollo? Dicen que se viene con todo.Gracias por la visita, no se si es su primera vez, en todo caso bienvenida.

Garfio dijo...

Buena lección de historia, sí señor. ¿Qué se habrán creído estos neófitos?

Emeefe dijo...

Bugman, y eso que vamos recién por la "Internet 2.0" !
Cuando vayamos por la 4.0 se va a publicar apretando un botoncito en el celular y hablando en voz alta...
La idea del mate en los bares ya existía hace como veinte años en "Oliverio Mate Bar" un bar que quedaba en Paraná (o Montevideo, o Uruguay) entre Corrientes y Sarmiento.

Bugman dijo...

Carpo, le faltó subir a Youtube el video con la notebook en el momento en que envía el mensaje de texto a twitter que dice que actualizó el blog con el video de la notebook del telefono en el sms con el twitter. Así no va a llegar a nada, vea.

Bugman dijo...

Pepe, gracias, aunque no termino de decidir si eso es bueno o malo (mentira, es bueno, si fuéramos 20 bloggers sería aburridísimo). Un placer que me lea.

Anónimo, mire muchacho, antes cuando escribíamos en weblogs (es-cri-bí-a-mos, ¿me entiende?) los lectores no sabíamos si estaban o no estaban. Los llamábamos...los llamábamos y no venían. Ahora hay una clase de lectores que participan como usted. Los llamamos "comentaristas". pero si quiere le invento algo más glamoroso. A ver...son blogfans. ¿Le gustó?

Romina, qué curioso, me imaginó como estoy casi todo el tiempo, sobre todo cuando tengo reuniones con clientes. Ay, caramba, usted también, qué amabilidad...ahora voy a decirle gracias a su casa (a su casa virtual, digo, que a esta hora ya estoy con el pijamita puesto y no me dan ganas de salir).

Lino, ¿quién le dijo semejante cosa? ¡Weblogs! Qué ridículo...No, no, siempre se llamaron ...¿eh? ¡Cof! ¡Cof! ¿Ah, qué me estaba diciendo? Ah, no, le estaba diciendo yo...que antes no había blogs sino weblogs...¿sabe?

Adenoz, ¡no me espante a la clientela!

Bugman dijo...

Claude, por supuesto. A ver si me va a tomar en serio. Sería el primero, vea.

Antonio, es verdad, se escibía en tarjetas de Hollerit y había que esperar unos 23 años hasta que aparecían los artículos, que es más o menos lo que tardó en existir la blogosfera. Por eso los primeros blogs de noticias fracasaron. Un abrazo, mi escéptico amigo.

Bruno, no se sienta mal. Piense que an algunos años cuando me empiece a fallar el sistema usted todavía va a poder bloguear, webloguear o como se diga en esa época, y yo voy a contarles estas mismas cosas a los enfermeros del geriátrico. (Qué sí, que se llamaban weblogs, enfermero, ¿Que usted no leyó nada de historia?)

Huije, gracias, pero me parece que voy a cambiar de estrategia, estos mocosos son los que van a tener que cuidar cuando ya no controle esfínteres.

No tan iguales, jovencita, debutante, petisa y pechugona. Usted tiene el mundo a sus pies.

Anonimo, yo no sé si usted sabía, aquí se paga por comentario elogioso. A ver si va a creer que toda esta gente lo hace desinteresadamente. Déjele sus datos a mi secretaria y le enviamos el cheque, hombre. Disculpe, no puedo estar en todo...
(espero que no se haya extralimitado en el almacén, que este mes hemos tenido muchos gastos).

Victos, mi estimado, gracias, pero tampoco soy tan antiguo, ellos son del Paleozoico, yo del Mesozoico. jeje...Compuserve...Trumpet Winsock...Mosaic...me suenan...
Pero cómo me va a tomar a mí como referente, hombre, reflexione. Yo a lo sumo podría ser modelo de pelucas. (Se agradece el desmesurado elogio).

Alice, claro que usted es tan veterana en estas lides como yo, seguro que me va a entender. No me va a comparar. Los weblogs eran otra cosa...no me acuerdo muy bien qué eran, pero estoy casi seguro de que eran otra cosa...¡Cof! ¡Cof!
Arrghhhh...

Garfio, eso, qué barabridad, ya ni las canas respetan. Bueno, yo no tengo canas, pero si tuviera estoy seguro de que no las respetarían. Ah, pero la calva, esa sí que no la respetan.
¿Sabe?

Emeefe, no me diga eso. No me quiero imaginar lo que van a ser los artículos. ¿Usted notó como habla la gente? (No se me venga a hacer el infante, que usted y yo escribíamos en BBSs)

Fabiana Bump dijo...

Sospecho que yay una confesión sexual oculta en este post.

Bruja Maruja dijo...

Bugman, efectivamente, primera vez, andaré por aqui mas seguido.
Emeefe, hace 20 años yo vivía en Tierra del Fuego y le juro que no había sido influida por ninguna idea previa, lo de la matera era una idea original en ese entonces!!!! (y ni le digo en ese contexto!)

Todos Gronchos dijo...

Eso no es discriminación bloggera????


Ahora le mando un mail a la Lubertino, qué joder!

david santos dijo...

Bugman, por favor!


Envía un Mail para la embajada del Brasil en tu País y habla de la injusticia que los tribunales do Brasil están cometiendo con esta niña.
Gracias.
Viva la solidaridad entre los humanos.

el charlo dijo...

La pelota que le comentaron mucho...
Otra cosa que ahora está de moda es decir el "FIRST!" al postear el comentario, sé que es inútil, pero no lo puedo evitar.................
FIRST!

Y yo lo que tardé en entender la utilidad de todo esto... obviamente no se la encontré... excepto por leer cosas copadas como las suyas y de otros! SI SEÑOR!
Ud. le envía a muchos con el feedburner no? Pero esos no entran y no quedan en las estadísticas, no? Es como dice mi colega el carpo, suba el video del twitter... pero si no puede refregarle a los demás que lo leyeron, de qué sirve?
cómo estoy desvariando!

Anónimo dijo...

Bien , muy muy bien Bugman.
A los que escribía como usted antes los llamabas intelectuales, ¿sabe?
Ahora usted y yo somos de los pocos escritores que quedan.
Excelente, me reí mucho. Y no con boludeces. Gracias.
habla del fasooooooo

La candorosa dijo...

Mire recién le entro a su weblog, y que lindo lo tiene!! ajcof cof...
Yo no tengo su experiencia, pero ajjjjcof cof, pero un astronauta amigo tiene un weblog que tiene unos comentarios en la entrada y ahí lo ví a usté,y me dije (porque me hablo yo a mí)mirá a este buen hombre que me hace acordar a...a... y después me fuí al mercado, ¿vió el precio del zapallo? un horror... mmm ajjcof cof...¿dónde estaba?...ah si, bueno, que entrando aquí me acordé que no tengo antigüedá en esto de los weblogs, y su entrada me hizo acordar que hay varios firundulis que ni sé para que están... a un par de ellos le acerté; eso cuando le acierto a la pastilla que tengo que tomar... porque si no fuera por la pastilla no me acordaría de nada...

Discuple, por este weblog pasa el 512 que va para el centro?...

Saludos y respetos.

Mensajero dijo...

Finalmente se populizarán los videoblogs. Así que a hacer gimnasia y a ahorrar para la lipo y el botox.

Bugman dijo...

Fabiana, no se a qué se refiere, pero a usted le confieso todo.


Bruja, cuando guste, aquí estaremos.

Groncho, mándele nomás, que la Lubertino le tiene especial estima a usted.

Charlo, tengo 20 suscriptores en feedburner, tampoco es que sean tantos. Yo no sé por qué a la gente le gusta decir "first" o "pri", pero que se diviertan, a mí no me molesta. ¿Usted no sabe para qué sirve esto? ¿En serio? Uhhhh....

Anónimo/habla del fasoooo...si no se rió de boludeces, entonces estaba en otro blog, caramba. Gracias, (y como dije alguna vez, me hubiera encantado ser un intelectual, pero siempre estuve muy ocupado trabajando).

Candorosa, bienvenida, porque acá le damos la bienvenida a la gente que viene por primera vez, no como otros que no te saludan cuando entrás al negocio y es como si pasara un carro. Yo lo que hago es quedarme callado y mirándolo. A veces toso, pero no porque le tenga que llamar la atención al mocoso sino porque me da tos ¡Atchíus! No, eso fue un estornudo. ¿Me alcanza la dentadura? Qué barbaridad, yo no se adonde vamos a ir a parar, la gente está con eso de los firindulis y no saluda ni cuando entramos al negocio. Ah, bienvenida, casi me olvido. Porque aquí saludamos, no como otros, ¿sabe?.


Mensajero, lo que usted dice requiere esfuerzo, dedicación y peor aún, dinero. ¿No podríamos simplemente usar el atuendo de Mr. Groncho, pero en modelo de cuerpo entero?

Charly W. Karl dijo...

Que tal Bugman, estoy seguro que tu blog tiene miles de lectores. La forma y el contenido son muy buenos.

Un abrazo!
Charly

Bugman dijo...

Charly, muchas gracias, me conformo y estoy feliz con los que tengo. (Pero cuando tenga miles pongo poblicidad y me lleno plata).
Le mando un abrazo, fuerza el domingo.

Poliss dijo...

Pasese no mas señor, seria un honor tenerlo en mi casa, Dios hasta limpie los pisos para que usted venga!
Bueno lo dejo que aun me quedan los inodoros.

Blog Widget by LinkWithin