miércoles, 2 de junio de 2010

La solución definitiva para todas las crisis

Estuve como seis minutos leyendo sobre la crisis de Grecia, y España, y parece que toda Europa menos Alemania porque los alemanes son duros y austeros, y a menos que les envenenen todo el sauerkraut y se les acaben todas las salchichas ellos no se quejan. Estos nueve minutos invertidos en investigación y análisis (los seis anteriormente mencionados y otros tres en análisis) me convierten en un experto indiscutible sobre el tema.

El asunto es sobre dinero. Hay poco, antes había mucho y ahora se acabó, entonces fabricaron más y se los van a dar pero igual no les alcanza, algo así. Los detalles se los dejo a gente que cobra para decir más o menos lo que digo yo pero con palabra más difíciles. Pero es sobre dinero, de eso no hay duda.
Una extensa recopilación complementaria acerca de otras crisis anteriores en otros países (que me debe haber llevado otros siete minutos, mínimo) me guió hacia la inevitable conclusión: por faltante o por excedente, los problemas siempre los causa el dinero.
Ahora bien, ¿para qué sirve el dinero? Para comprar cosas. Se me dirá que es además unidad de cuenta y reserva de valor, y yo contestaré ¿Unidad de cuenta y reserva de valor para qué? ¡ Para comprar cosas! Piénselo bien, usted no quiere dinero, usted quiere cosas. Incluso si lo que usted pretende obtener a cambio de su dinero no es algo material, sino un servicio, el tipo que le presta el servicio, o el tipo que le presta otro servicio al que le prestó el servicio a usted, va a querer comprarse una cosa. Usted no puede comerse el dinero, no puede ver la tele en un billete, ni dormir encima de un montón de monedas. Bueno, tal vez pueda hacer esto último, pero no creo que sea muy cómodo. En definitiva, para satisfacer sus necesidades o deseos,  va a tener que desprenderse del dinero, que así solito y sin la convención que hemos inventado de que tiene un valor que excede el papel en el que está impreso, es perfectamente inútil.

Así las cosas, la mejor solución para todas las crisis, que como hemos visto se relacionan siempre con el dinero, la cura definitiva y permanente, es dejar de usar dinero.

Y no me refiero a cancelar transacciones comerciales con cheques, tarjetas de crédito o transferencias bancarias, que al final del día siempre en algún lugar se convierten en dinero, lo que yo propongo es terminar con toda forma de pago convencional cuyo valor dependa de decisiones que tomen otras personas que no somos nosotros (y que evidentemente, por más que se hayan quemado las pestañas estudiando, meten la pata a niveles planetarios).

¿Pero Bugman, entonces cómo pagamos las cosas? preguntará el lector con esa sonrisa de perdonavidas que suelen poner los lectores cada vez que se encuentran con mis revolucionarias ideas. Con trabajo, hombre, contestaré yo sin sonrisa socarrona alguna, porque mi objetivo es ilustrarlo y no verme envuelto en una competencia de sonrisas de  ambiguo significado.

Supongamos que usted quiere comer, digamos, un chorizo. Hoy en día lo que haría es irse al supermercado o la carnicería, pedir un chorizo, e intercambiarlo por papel moneda (o tarjeta de crédito, o débito, es igual. No, no creo que pueda pagar un chorizo con un cheque, aunque al paso que vamos quién sabe, hasta lo tenga que financiar en treinta cuotas).
Bueno, no. Yo propongo que el carnicero o el dueño del supermercado le de a usted un trabajo para hacer que cubra el costo del chorizo. No sé, ordenar las latas de tomates, barrer el piso o lo que fuera, tampoco es que un chorizo le cueste un contrato de por vida. Y usted termina lo que fue a hacer, y el supermercadista le da el chorizo, y usted se va a su casa, y se lo come. Antes lo cocinará, supongo. Usted sabrá.
¿Pero de dónde sacó el chorizo el supermercadista? Bueno, antes estuvo limpiando el chiquero del tipo que cría los cerdos, suponga. Y el criador de porcinos le llevó los chicos a la escuela al que le hizo el alambrado para el chiquero. Que a su vez le destapó el baño al que fabrica el alambre. Y todo así, no me haga seguir la cadena hasta el minero que extrajo el hierro para fabricar el acero que sirve para hacer alambres.
¿No es estupendo?
Adiós bancos, adiós créditos, adiós hipotecas, adiós inflación, adiós impuestos,  adiós acciones en la bolsa y todas esas porquerías. Todo el mundo trabajando. Pero todo el mundo. No me queda claro todavía si harían falta los políticos, pero me parece que no.
Se me preguntará que quién se va a hacer cargo de todas esas cosas que nadie haría por interés propio, como arreglar las calles y meter presos a los delincuentes. "Y qué se yo", contestaré, mi teoría que así no va a haber más crisis por falta o exceso de dinero, del resto que se ocupe otro, que yo tengo que ir a ganarme el pollo para la cena.


Buenas noches.


51 comentarios:

LadyMarian dijo...

Claro, entonces regresamos al trueque, en este caso trueque de mano de obra no de cosas. Otra posibilidad podría ser que a cambio del chorizo yo le diera al carnicero lechuga (que conseguí en la verdulería a cambio de huevos).

Un poquito complicado todo esto, no?

No importa, ahora que viene el mundial todos van a estar contentos y se van a olvidar de los problemas... al menos hasta que pierdan un partido.

Bugman dijo...

LadyMarian, no, no es trueque, trueque sería si usted hace eso del chorizo y la lechuga.
Usted dice que es complicado porque no estudió las crisis tantos minutos como yo. Dieciséis en total.

LadyMarian dijo...

Insisto, lo suyo es trueque de un servicio (ordenar estanterías de la carnicería) a cambio de algo (un chorizo).

Mire Bugman, lo mío no son los números. A duras penas puedo con las matemáticas de 2º grado de mi hija (más me vale ponerme a practicar las tablas de multiplicar), así que me parece que para mí sería todo más fácil con el trueque.

MimibU dijo...

Yo lo veo bastante sencillo, y efectivo, todos ocupados y todos contentos...

Utópico?¿ Bueh, yo estoy totalmente de acuerdo con ud.(la teoría es buena)... pero aquellos que trabajan más bien nada y ganan mucho...esos no sé si estarán muy de acuerdo...pero bueno ud. como bien ha dicho, ha propuesto la solución a la crisis, de lo demás que se ocupen los demás...

Bugman dijo...

LadyMarian, bueno, si insiste, llámelo trueque. Tampoco nos vamos a hacer matar por un nombrecito.

MimibU, bueno, como yo lo veo, aquellas personas que sepan hacer unos trabajos sumamente especializados cobrarían (en cosas) más que los demás. Digamos, un neurocirujano podría operar a un paciente y recibir a cambio, no sé, siete docenas de chorizos. Y eso no estaría mal.
Ahora, tipos que se hicieran ricos especulando en la bolsa no habría, eso no.

ADENOZ dijo...

Si me escribís el próximo post de mi blog, te doy un chorizo.
Pero no!, no es una metáfora gay, malpensado.

Yoni Bigud dijo...

Mire Señor Bugman... lo que yo no quiero es laburar. Lisa y llanamente. Por lo tanto, con dinero o sin dinero, con su teoría o sin ella, mi vida va a seguir más o menos igual de miserable.

Igual le agradezco la intención. Creo que fue buena, ¿verdad?

Un saludo.

Bugman dijo...

Adenoz, no, chorizo ya tengo, pero le puedo aceptar un pan para hacerme el chori.

Señor Bigud, en este esquema usted se las va a ver en figurillas para conseguir un chorizo. sin entrar en el tema de que no sabemos qué demonios hace actualmente para procurárselos.
(No, claro que no, cómo va a pensar eso de mí).

Almafuerte dijo...

Una duda. El estudio necesario para cualquier trabajo (criar chanchos, colocar los postes y tensar los alambrados, practicar una cirugía en el lóbulo frontal, etc.), sería remunerado o al revés, habría que pagarlo?

¿Y qué pasa si el neurocirujano es vegetariano y no quiere los chorizos, siendo que yo soy ingeniero chacinador y chorizos es todo lo que tengo? ¿Necesito un intermediario?

Bugman dijo...

Almafuerte, pero no, si empezamos con el sentido común vamos a terminar inventando otra vez el dinero.
A ver...las clases de choricería, cirugía o lo que sea, las va a tener que pagar haciendo pequeños trabajos para la facultad o el instructor.
Si justo el instructor o al facultad no necesita algo que usted sabe hacer, le hace al trabajo al especialista, y el especialista le "paga" a usted haciendo el trabajo para la facultad (no sé, arreglar un resonador magnético, póngale).
Al neurocirujano le paga igual, no con chorizos, con un trabajo, suyo o de uno que le paga a usted por un trabajo que le hizo a su vez.
Sí, esto se complica.
¿Por qué mejor no se busca un neurocirujano al que le gusten los chorizos?

CGL dijo...

Interrogantes: Usted me esta cargando? Digo... Quiere que labure para vivir? esteeeeee... Es joda, no?

Ahora hablando casi en serio, que hacemos con todos los beneficiarios de planes sociales?

Y la última, pero no por eso menos importante, cual sería la contraprestación para una exponente de la profesión mas antigua?

Diga señor pelao! diga.

Anónimo dijo...

Y el diezmo? cual sería la contraprestación con el representante del señor en la tierra por ejemplo el Padre Grassi?

Otra cuestión, no tendríamos un trabajo fijo, ese tiempo lo ocuparíamos con el Padre, con el carnicero, con el mecánico y nuestras mujeres harían los mismo.

Me agarra peritonitis y el cirujano está acomodandolé las latas de atún al chino! y encima no hay prepagas y la casa del cirujano es un quilombo, una operada de amigdalas limpia los vidrios y el vidriero está en lo del plomero con la esposa. Su solución causaría mas muertes que el Capitalismo salvaje

Julieta dijo...

Está buena la idea ,porque si no andamos con dinero se terminaría la delincuencia,porque qué nos van a robar? Aunque pensándolo bien va a haber gente que va a querer el chorizo sin trabajar.Entonces van a salir a robar chorizos y cuando nos asalten no vamos a querer darles el chorizo qué tanto nos costó conseguir y vamos a estar en las mismas..
Sigamos como hasta ahora, que no quiero ver en Crónica un titular que diga: Asalto comando por un botín de una docena de chorizos.
Saludos

Mona Loca dijo...

Bah, no haga caso.
Yo creo que su teoría es excelente.

Y al igual que muchas otras teorías revolucionarias, cierra por todos los costados.

Mientras no queramos bajarlas a la práctica, claro. Ahí se pone jorobada la cosa, con muros y ese tipo de asuntos que después son para lío.

Pero sacando ese detallito de nada, su teoría es perfecta y solucionaría todas las crisis.
No hay caso, che. El que sabe, sabe.

besos

Bugman dijo...

CGL, vea, no habría necesidad de planes sociales, se supone que la gente que tiene planes sociales los tiene porque no consigue trabajo, ¿no? Bueno, acá hay trabajo para todos, pero todos, todos.
Y no veo problema con las meretrices, es un servicio como cualquier otro.

Anónimo, lo siento mucho por ellos, pero el sacerdocio, es eso, un sacerdocio, no un trabajo. Y no, no habría trabajo fijo, así que no habría sindicatos, y esto me está gustando cada vez más.
(No se muera, porque el sepulturero está en lo del odontólogo ordenándole el cajoncito con los moldes).

Julieta, no, los ladrones nos robarían trabajo, también. Qué se yo, tendríamos que limpiarle las armas a punta de pistola. De otra pistola, que a lo mejor se la limpió antes otro asaltado.

Mona Loca, usted sí que me entiende. La teoría siempre está buenísima, la culpa es de los que la implementan. (Uhhh...en el mundo real hay tantos que justifican así la cosas, que ya me estoy dando miedo a mí mismo).

Mensajero dijo...

La gente de Zeitgeist lo propone de verdad. Tal vez deba usted hablar con el lider centenario de ese movimiento que anuncia el fin de la era del petróleo y trenes supersónicos no me acuerdo impulsados de qué modo.
La escuela austríaca no llega tan lejos pero sí pretende eliminar los bancos centrales.
Claro que nadie se había atrevido a hablar de la introducción del chorizo en la nueva economía.

Andrea S. dijo...

Rendí un final de economía hace poco tiempo y su teoría me trae muchos recuerdos, que si los comento acá reafirmo mi condición de nerd o podríamos debatir durante unos dias sobre el tema, pero no resultaría interesante. En fin, que análisis curioso!

Saludos

Bugman dijo...

Mensajero, me parece que es hora de inventar una secta o algo así. Llevaremos un chorizo como emblema.

Andrea S., supongo que entenderá que esto no es más que una broma. (Y comente lo que quiera, por favor, aquí somos salvajemente libertarios).

ElFlaco dijo...

Todo se hace por dos razones, por guita o por que te gusta no hay otra.

Winter dijo...

Su teoría hace agua por todos lados. La crisis es el estado natural de la humanidad y usted quiere eliminarla. No lo entiendo. Usted no es un tipo aburrido. Es más su creatividad no tiene límites y se aburriría como un hongo en el ambiente que propone. Seguro. O no... Y usted sería una pesadilla!

Etienne dijo...

El verdadero problema ES el dinero, Sin embargo no creo que se solucione eliminándolo. Le propongo una pequeña reformulación: quedemonos con el dinero pero, como dice usted, eliminemos bancos, prestamistas, financieras y todo tipo de institución especulativa y saquemos de la ecuación el producir dinero con dinero. El dinero solamente sirve para adquirir cosas, no para generar intereses, y se lo obtiene como salario por trabajo.
¿Se imagina todas las implicancias?

JuanRa Diablo dijo...

¡¡Claro!! ¡¡Pero qué forma de abrirnos los ojos!! ¡¡La solución estaba ahí!!
¿Y dice que se hizo experto en dieciséis minutos? Vamos, haga un master y una licenciatura en económicas, que deben ser trece minutos más y súbase a un estrado, que a todo lo que diga, al menos yo, haré caso.
Ahora voy a repasar lo escrito, a ver si lo he entendido de verdad y ya vuelvo en otra ocasión.
..
..
..
No me espere despierto.

Mensajero dijo...

Choripanboy, el mesías.

Pablo dijo...

Creo que hay elementos que no ha tenido en cuenta. ¿Qué regalarían las abuelas para el cumpleaños? ¿ordenarían el cuarto del nieto? ¿le harían la tarea?

O quizás las juegueterías no necesitarían de personal sino que todo sería por autogestión abuelil.

Bugman dijo...

ElFlaco, se olvidó de otra razón: para seducir señoritas.

Winter, que mi teoría hace agua es indudable, pero no por el aburrimiento. Teniendo que trabajar para conseguir todo, no creo que nadie tenga tiempo de aburrirse.

Etienne, si nos ponemos a hablar en serio, sí, me imagino las implicancias, y no son todas buenas. Seríamos todos más pobres, habría menos productos y servicios y los poco que habría serían carísimos.
Pero no me haga hablar en serio. No me haga eso.

JuanRa Diablo, me convenció. Ya ni me interesa el master, voy por el doctorado. Nos vemos en media hora.

Pablo, su objeción es realmente caprichosa. La respuesta es, por supuesto, "depende de la abuela"
No me haga profundizar porque no es mi problema. Yo soy un hombre de grandes ideas, los detalles que los resuelvan otros.

Carugo dijo...

Yo creo que por su teoría bien podría ser postulado al Premio Nobel de Economía.
Además, tiene bastantes chances de ganar por ser conocido de Harald que seguro es amigo de Carlos Gustavo de Suecia.
Sólo una pequeña duda:
Cuando usted escribe "yo (lo que) propongo es terminar con toda forma de pago convencional cuyo valor dependa de decisiones que tomen otras personas que no somos nosotros (y que evidentemente, por más que se hayan quemado las pestañas estudiando, meten la pata a niveles planetarios)" lo dice en forma de broma no?
Porque no me va a decir que esos señores no saben lo que hacen si son los que tienen la información posta.
Ya sabe, crean teorías, arman falsos escenarios de prosperidad, fabrican burbujas financieras y los otarios ponemos la platita.
Después, con las valijas bien llenas de billetes, se van y que choquen los planetas...
Sí, no hay dudas, debe ser una broma, sueca o Noruega, pero una broma...
En fin, no lo entretengo más. Además, tengo que ir al matadero a faenar una vaca.
Hoy mi mujer va a hacer bifes a la criolla...
Un saludo!

Bugman dijo...

Carugo, estimado, yo solía pensar que cuando los tipos que manejan las cosas hacía algo que yo no entendía o me parecía mal, era porque ellos sabían muchísimo más que yo, y tendrían sus razones.
El tiempo, y algunas relaciones me han demostrado que se mandan macanas como usted y yo, con la diferencia de que las de ellos afecta a más personas.
Los que se hace ricos no son los que toman las decisiones, son los que se enteran de las decisiones que van a tomar los paparulos antes que nosotros.
Pero con mi nuevo esquema económico esto va a desaparecer, van a tener que trabajar . ¡Señores especuladores, a ganarse el chorizo!
En fin, me voy a trefilar un rato, que me hace falta tornillos.

Viejex dijo...

Gasalla propuso algo brillante para acabar con las desigualdades sociales y al mismo tiempo para acabar con la inflación. El proponía una devaluación como debe ser: nada de quitar ceros a las monedas.

El tipo proponía quitar los unos.

Así todo valdría cero.
Un par de zapatillas? Cero pesos. Quere diez pares? como no, 10 x $0 = $0.

¿No es maravilloso?

A.R.N. dijo...

sii, dejemos de adorar al dios contemporaneo, dinero ....
y adoremos al... chorizo???
perdon, derrape.

Titi dijo...

Don B., ¿qué se tomó? O sea, la idea estaría buena, pero la veo un poco impráctica, sabe.

Y de paso, ¿cómo "paga" usted cuando va a la carnicería? ¿O me va a decir que es vegetariano?

Y Yoni... si usted no quería laburar (ni que hablar de ver un peso), supongo que se unió al staff estable de MIB por la gloria que le prometieron...

Saludos.

Mariela Torres dijo...

¿Sabe que es buena la idea?

Yo en este momento no trabajo porque tengo marido que trabaja por mí. Si no tuviera tendría que trabajar. Con su método, es igual.

Defienda su idea, pruébela, es revolucionaria. Hace poco escuché que todas las buenas ideas se quedan huérfanas en su infancia y como están solas la gente las critica. No dejemos sola a esta idea.

Saludos.

Mariano dijo...

Una idea revolucionaria, sin dudas.
Aunque sospecho que los ciudadanos promedio de todo el mundo no la absorban. Quizás la absorba el griego, pero al resto lo veo dificultoso.

El otro día me contaron un chiste buenísimo sobre la crisis griega que incluía la palabra clítoris. Pero no se lo voy a contar acá, ni le voy a adelantar el final. Usted sospechará, paradójicamente, como acaba dicho chascarrillo.

Bugman dijo...

Viejex, pero a alguno se le va a ocurrir que las zapatillas cuestan "tres ceros", o "tres nadas". Y ahí empezamos de nuevo.

A.R.N., no tengo objeción que hacerle al objeto de su adoración, aquí, no me canso de repetirlo, somos salvajemente libertarios.

Titi, no soy vegetariano, al carnicero le pago cortando milanesas.
(El Señor Bigud se unió a MIB debido a ciertas amenazas de las cuales no me enorgullezco, pero que fueron muy efectivas).

Mariela Torres, gracias, pero sepa que si lleváramos mi idea a la práctica, su marido debería trabajar por los dos, igual que ahora, pero más. No se si sería bueno para su matrimonio.
Aunque supongo que usted se ocupará de administrar la casa, eso también es trabajo.

Señor Mariano, me parece que los griegos son medio vagos, por eso les explotó la cosa.
Me inclino a pensar que la idea tendría muchísima resistencia, en muchos países.
(Todos los chistes sobre griegos en crisis que incluyen la palabra "clítoris" terminan igual).

Elvis dijo...

No estaría mal, eso de volver a los tiempos donde no se había inventado el dinero, y todo el comercio era a base de intercambio de productos o materia prima.
Otra solución, para quien no quiera pagar con trabajo, es el de pagar con el propio cuerpo. Sí, ya sé que entonces habría un exceso de prostitución, pero sería divertido... Aunque en ese caso yo no le compraría un chorizo al carnicero, salvo que tenga una cajera para "cobrar" a los clientes..., claro que entonces qué provecho iba a sacar el carnicero. En ese caso le mandaría a la vecina, seguro que así me saldría gratis...

Saludos cordiales.

Y? dijo...

Estimado Bugman pensandoló bién el cirujano mandaría a otro a acomodar latas y le paga con operaciones, entonces habría especialistas en acomodar latas al chino, el abogado mandaría a otro a lavarle el auto al zapatero, el diputado mandaría a otro a limpiar la casa del sastre.

Entonces habría personas que harían el trabajo que nadie quiere por un tiempo hasta que el cansancio de la explotación los harte, después aparece un líder carismático y los ilustra de que su posición tiene la fuerza de detener la economía ante un paro de actividades, y aparece el sindiato de explotados (SIEX).
Los explotadores no tienen como pagarle a la policía para que reprima, los explotados están de paro, y ellos ya se acostumbraron a que lo feo lo hagan otros y no se dignan a lavarle el auto al policía.
Los explotados toman las calles, son cada vez mas, columnas llegan de todos lados para terminar con los abusos, se arman comandos de explotadores tratando de defender el status quo, pero tienen cada vez menos adeptos ante la gran mayoría que grita queremos la anterior explotación, era mas digna!
Y al grito de Redrado larga a Luli agarrá la imprenta!!!!! hordas de encamisados por la salada toman el gobierno y restauran el dinero, para que luego sean convencidos por la JP Morgan que invertir en hipotecas es un negoción, y vuelta a empezar................

Bugman dijo...

Y? Una revolución muy interesante la suya, el proletariado reinstaurando el capitalismo.
No me diga que no es para hacer una película.

Y? dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Y? dijo...

La película se llamaría:

XRAM SOLRAC
"Una vida de mierda pero con plusvalía en 50 cuotas"

Tengo conocidos en el INCAA, por ahí tenemos suerte.

Ouchurus dijo...

Me gusta, pero...si esta noche quiero cenar guiso de lentejas o locro pongalé, me tengo que pasar toooodo el día "pagando" por cada ingrediente necesario??? Así el día no le alcanza a nadie!! Y eso que es para preparar solo una comida, qué pasa si justo necesito también alguna otra provisión...o zapatillas para mi hija?...o tengo que hacer la compra del mes!!!o es el cumpleaños de mi marido y tengo que organizar la fiesta, hacer la torta y comprarle el regalo?!!!eh?


uhuuuuu...ya me agoté de sólo pensarlo...mhm, no. No sirve.

un saludo

Ceo dijo...

¿Y que pasaría con los filósofos? ¿Quién querría intercambiar algo con estos barbudos de anteojos que no le interesan a nadie y menos a un carnicero?
No me cierra, Mr., lo lamento.

Bugman dijo...

Ouchurus, claro, así estamos, nadie quiere trabajar. Ya lo decía mi abuelito.

Ceo, mi estimado, estoy seguro de que alguien intercambiaría trabajo con un filósofo. Imagine, un tipo barriéndole la vereda al pensador, mientra él le interpreta a Kant. No me diga que la imagen no es fantástica.
(Y usted no tendría de qué quejarse, sus dibujos cotizarían muy bien).

Nefertiti dijo...

Y si quiero una casa??? Muchos servicios.... al arquitecto, al vendedor de cañerias, ladrillos, aberturas y un infinito etc. Y no quiero pensar en el tipo de servicio que tendría que proporcionarle al albañil y/o albañiles.... brrrrrr

Bugman dijo...

Nefertiti, bueno, ahora ya tiene que pasarse años trabajando para comprarse una casa, no sería muuy diferente.
(Yo que usted negocio con el arquitecto, que por lo menos es uno solo)

Zeithgeist dijo...

Nahhh, dejá! El dinero embola solo cuando no se tiene.

Lo del treque jamás funcionaria porque siempre hay vivillos que saben de marketing mas que una.
XD

Jesslo dijo...

Señor B.
¿Acabar con el sistema capitalista dice ud.? Marx, terminó perpetuando, precisamente, lo que quería evitar con sus ideas. El dinero, como medio de cambio, facilita la vida. El problema no es la escacez de recursos, sino la escacez de principios o su aplicación práctica. Estimo que su propuesta, nos llevaría de regreso a la edad media. Lo bueno, es que ello desincentivaría la producción superflua y el exceso de consumo. Lo malo, seríamos menos libres... aunque quien sabe. Interesante su aporte, discutible por cierto. Saludos.

Claude dijo...

Mire, Mr. Bugman, justo leí esto:

The dubious nature of value measurements becomes even clearer when we note that many voluntary exchanges could never be included in the GDP. For example, friendship is a direct exchange of highly specific services that does not involve an exchange of money (and thus cannot be recorded or taxed in terms of money). However, the provision of friendship is a productive activity like any other. The service is provided to other people because they value the service in the same way they value eating apples or watching a movie. Yet who can tell us the aggregate value of friendship produced in Argentina in 1998?

Así que por lo menos no puede haber crisis de amistad, o eso espero.

Jazmin dijo...

Habría que ver, eh. Una prueba piloto en algún grupo social no muy grande... Pero, es más o menos la política que viene implementando en MIB!

Los gandules, por el café y los implementos de escritura y los utensilios de oficina, pagan con sus artículos. Y Ud. recibe esos escritos a cambio de... de... guía espiritual?

Las revoluciones más exitosas han sido las solapadas. La guerrilla psicológica. Genious...

Lola dijo...

Me parece una idea estupenda. Sobre todo porque detesto ir a los bancos (y el tema del home banking me genera mucha desconfianza).
Además si tuvieramos que lavar el piso de la carnicería o acomodar las latas de arvejas en el supermercado el chorizo en cuestión no engordaría ni la mitad de lo que engorda hoy que hasta lo podemos pedir por internet...

Lo que no me imagino todavía es a los asaltantes que si no tenés nada material (y mucho menos dinero) te hagan fregar un piso a punta de pistola para conseguir eso que quieren! Por ahí se terminaría la delincuencia, vaya uno a saber, por ahí es mucho laburo eso de delinquier de esa forma!

Y? dijo...

La confianza y como impacta en una corrida bancaria, esto es el dinero

El Señor F. dijo...

Sabe que pasa, jefe? Al final, si el carnicero me hace hacer mi propia salchicha, yo me entero de qué está hecha.

Y ahí seguro que pierdo el apetito.

Princesa Adora dijo...

Perdon por comentar tarde, pero seguro!
Estoy de acuerdo con su teorìa, alguna vez la pensè pero no tuve el valor de exponerla!! Asi se acabarìan los problemas, no habrìa ladrones, todos serìamos mucho màs ùtiles, proactivos, disciplinados y tambièn, al enterarnos de què y còmo se hacen las salchichas, comerìamos màs verduras. Por ende, nos volverìamos màs saludables!!!
Se siente se siente, Bugman presidente?? Señor, lo voto!!!

Blog Widget by LinkWithin