lunes, 9 de noviembre de 2009

Vamos al cine




Cuando uno es un bebé, come papilla. Cuando aprende a leer, lee oraciones simples e historias elementales. Los argumentos de las películas infantiles son fáciles de entender y carecen de profundidad. La música destinada a los niños suele estar compuesta de melodías básicas. El disfrute de placeres más complejos se adquiere con el tiempo. O tal vez no. Pongamos por caso al cine. Y a mí mismo, como sujeto. Recuerden que éste es un blog personal.

Hace algunos años podía ir al cine a ver una película de Fassbinder, o de Greenaway o de algún director francés, o iraní, o noruego.
Aguantaba a pie firme (pero sentado) un plano secuencia de doce minutos de un tipo revolviendo un café o mirando por la ventana mientras llovía. Apreciaba el simbolismo de un gusanito comiéndose una hoja de parra relacionándolo con la decadencia, la maldad que corroe a la humanidad o la necesidad de controlar las plagas mediante métodos naturales. Aceptaba que la mayoría del argumento se resolviera mediante el recurso de una pareja hablando durante la mitad de la película.
Era, por decirlo de alguna manera, un espectador maduro.
Pero por alguna razón y en algún momento indeterminado ese cinéfilo sofisticado y exigente que miraba con cierto aire de perdonavidas al cine comercial se fue replegando y desvaneciendo dejando su lugar a esta criatura primitiva y rústica que busca en la gran pantalla algo más digerible, menos pretencioso, decididamente popular y por sobre todas las cosas, entretenido.


Este espectador superficial que soy ahora, que se hubiera ganado una sonrisita socarrona del antiguo intelectualoide, busca sentarse en la oscuridad y presenciar un gran espectáculo de luz y sonido, un despliegue deslumbrante y vertiginoso y toda clase de situaciones que requieran una momentánea suspensión de la incredulidad.
Quiero ver naves espaciales del tamaño de ciudades, un bueno que con un revólver que nunca se queda sin balas se despacha  a trescientos malvados armados con lanzacohetes, robots gigantes que destruyen edificios,  dinosaurios caminado por la Quinta Avenida, extraterrestres malísimos que quieren esclavizar a la raza humana, monstruos enormes o pequeños pero en cantidades industriales. Explosiones, duelos con espadas, peleas con patadas voladoras, helicópteros artillados derribados a cascotazos. Quiero ver cosas que no existen, cosas que despierten mi adormecido sentido de la maravilla, quiero conflictos de esos que se resuelven a los tiros, a las trompadas o a puro rayo desintegrador, no en el diván de un psicoanalista. Dejo las comedias de situaciones para la TV, los argumentos complicados para los libros y las películas románticas para nunca.

En materia de cine he vuelto a ser ese niño que con las manitas pegoteadas de caramelo se quedaba boquiabierto ante la aparición de la nave imperial en la primera secuencia de La Guerra de las Galaxias.

Así que ya sabe. Mi lugar en la fila de los que quieren sacar entradas para el Festival de Cine Húngaro (con charla debate posterior) está vacante. Yo estoy haciendo cola en la boletería para ver esa de dinosaurios extraterrestres malvados que con ayuda de robots gigantes quieren sojuzgar a la raza humana. Y voy a saltar en la butaca cuando el bueno los derrote a todos armado con un palo de escoba.


Buenas noches

57 comentarios:

Jimmy dijo...

No se preocupe Bugman, algún retorcido ya se vá a encargar de hacerle la psicológica al Dinosaurio en plena destrucción de Manhattan, sentandosé el enorme monstruo en un plano que llevará no menos de 30 minutos, dado lo grande de la criatura y lo lento del zoom, y ahí lo quiero ver...
Yo por las dudas, y de desconfiado, y de solo también que me he quedado, le reservo lugar en la semana del cine húngaro...

Almafuerte dijo...

Cuando tenía trece años fui al cine a ver Solaris (versión soviética) al cine Cosmos, y cuando terminó le dije a mis amigas: "esta película debe estar buenísima, lástima que no se entiende un soto". Los cinéfilos de la fila de adelante nos fulminaron con una mirada de reprobación terrible. Qué mala es la gente dogmática, por suerte no nos importó.

Y también están los que se hacen los locos llevándoles la contra a los dueños del buen gusto. Hay de todo.

El Profe dijo...

¡Albricias!Me parece que estás a un paso de encontrar la verdad, pues dice que para eso hay que volverse como un niño, tal vez sin las manos pegoteadas pero con la misma disposición y con una mirada curiosa y esperanzada a la vez.
Una sola cosa a tan grata confesión, allá donde pusiste: "ese cinéfilo sofisticado y exigente", me atrevería a cambiar "estoico" por "exigente". Un abrazo.

Gamar dijo...

Creo que es bueno bajar un poco siempre y disfrutar sin exigir demasiado.
Mientra no baje hasta "Papá es Héroe"

Julieta dijo...

Cuando voy al cine quiero que me entretenga ,si la película está bien hecha ,bien actuada y bien dirigida mejor..Ah,te recomiendo una argentina excelente ,El secreto de sus ojos..
Esos films intelectualoides con miles de premios y que para entenderlos tenés que ir con un psicólogo no son para mí.....Beso

Anavril dijo...

Gamar tiene razon, ninguna película argentina que tenga la palabra papá, por favor!!!

Mire Don, el cine es Arte dicen y el mismo se hace para todos los gustos, particularmente las únicas películas que vi (y digamos que me gustaron)y en las que no pasaba nada durante horas eran las de Charles Bronson que se quedaba sentado en una silla esperando la noche para despanzurrar a alguno...

Particularmente me gustan las de catástrofes, el mundo explota, se desintegra, se calienta, estan todos atrapados en un subte, en un avion, en un garage...es la sensacion de no-escapatoria-y-ahora-que-catzo-hacemos. Mi padre amaba las de explosiones e intrigas y mi madre las de Historia.

Igual yo siempre digo, cambiar es madurar y no podemos tener los mismos gustos para siempre. Hay que dar otras oportunidades...prometo aunque sea ver la "cola" de alguna película Hungara...aunque prefiero la de algún francés...je

Mariela Torres dijo...

Bien que hace, mire las que le gustan, que la vida es corta, y personal, como su blog.

Saludos.

Ceo dijo...

Mister, me estoy riendo socarronamente y de cotaleti y ya lo miro de reojo con el párpado caído cancheramente y con suficiencia porque me tocó a P. Greenaway, que lo venero por sus peli "El vientre del arquitecto" y "El cocinero, el ladrón su mujer y su amante" y no puedo creer que un tipo como usted haya claudicado y se haya entregado al vulgo, a lo comercial, haya hecho una regresión a la etapa infantiloida. ¡Regrese Mister, regrese a los debates post cine arte, no se entregue a lo populachero, que de ahí a hacerse peronista hay solo un pasito!

Mickey dijo...

Por las dudas, si estuviese faltando lugar en la cola de las pelis húngaras, pueden disponer del mío también. Ya no llegaré...

El corte con el cine culto, y aburridísimo, fue de golpe.
La cabeza me hizo crack durante una proyección de "El baile" en la Hebraica. Too much!

Bugman dijo...

Jimmy,hace bien, reserveme nomás que nunca se sabe, quién le dice la semana que viene me encuentra acá despotricando por las porquerías que nos quiere encajar Hollywood. Sí, así soy yo.

Almafuerte, vi Solaris en sus dos versiones (la rusa y la norteamericana con George Clooney), las dos me parecieron medio bodrio. es cierto que provienen de una novela (que también leí) un poco densa. Aunque la novela sí me gustó.
Pero que no se me interprete mal, me parece estupendo que a la gente le guste lo que le guste, siempre que no sea una especie de esnobismo cultural, eso de decir que algo le gusta a uno porque queda bien.

Profe, en ese camino estoy, cada vez me parezco más a un niño : tengo una suave pelusita en la cabeza, me babeo, digo incoherencias y por las noches me despierto llorando cada cuatro horas.

Gamar, todo depende. Esa película "Papá es héroe", ¿tiene robots gigantes?

Julieta, en una época yo veía cine de festivales y me gustaba, ahora no, es simplemente eso. No es mejor ni peor. A lo mejor en un par de años vuelvo a hacer cola en el BAFICI.

Anavril, yo no creo que haya madurado ni mucho menos, es que estoy en una etapa en la que quiero ir al cine a pasar un rato entretenido y nada más. Por ahí si engancho una película más elaborada en el canal Europa me la quedo viendo, pero no es que esté buscando eso todo el tiempo.

Mariela Torres, así es, y los gustos cambian por temporadas, y eso es bueno.

Ceo, mi estimado, "El vientre..." y "El Cocinero..." las vi y las disfruté en su momento. Otra de Greenaway que vi pero me aburrió mucho es "Drawing by Numbers" creo que acá se llamó "Conspiración de Mujeres" (Sí, hay que meter presos a los distribuidores que titulan las películas para el mercado latino).
No sea duro conmigo, son épocas. Qué se yo, antes no me gustaba Bioy Casares y ahora sí.
Hagamos una cosa, yo me veo una de Greenaway y usted una de Indiana Jones, y quedamos a mano.

Bugman dijo...

Mickey, lo entiendo. Yo creo que tuve un crack inverso. Me sorprendí disfrutando como un niño en alguna película de aventuras, y me di cuenta de que no estaba nada mal que así fuera.
Pero tampoco hay que ser fundamentalista, recuerde que aquí exageramos para obtener efectos humorísticos. (Sí, ya sé, no puedo, este ya no es un blog de humor, pero qué quiere que le haga, es más fuerte que yo).

Mona Loca dijo...

Mire, no lo tome a mal, pero yo creo que es la edad.

Digo, cuando uno era más joven, tenía mucho tiempo para perder y su dotación de neuronas intacta y podía pasarse horas pensando qué había querido decir ése del cocinero,el ladron su mujer y su amante ( Dios! pensar que la fui a ver!! y me la morfé como una señorita, incluso debatí después)

Pero después uno crece, mantener la atención cuesta más y se empieza a preguntar por qué no hacen las cosas más simples.

Y así se vuelve al cine de acción y aventuras, tipo Indiana Jones ( ídolo).

Que además no movilizan ni dejan pensando. Con lo que cuesta el analista!

tsk.

Así que hace bien, hace bien.

Pablo dijo...

No hay nada mejor que el cine pochoclero, no hay.

Si uno va a un lugar con pantalla gigante y sonido superultrasurround no es para escuchar a alguien quejarse en checo de lo caro que está el pan desde que su mujer se fue con otro o ver primeros planos de un tipo mirando al infinito en la playa mientras atrás las gaviotas vuelan, se reproducen, migran y vuelven. No, señor. Hay que amortizar los 20 mangos en efectos especiales, piruetas increibles desde lo físico y desde lo argumental y tiros de armas que suenan mucho cuando se disparan. Sí, señor.

Lo dejo porque llego tarde a Transformers versus X-Men 7.

Bugman dijo...

Mona Loca, usted me ofende. No es verdad lo que usted dice, el cerebro no se me está haciendo papilla, estoy en mi plenitud intelectual y gaaaaa.....gaaaaa....prrrr...pfssssss....sueñito. Zzzzzzzzz.

Pablo, ése, ése es un buen punto. Hay que ir a ver películas caras. Mientras más millones se gastaron en la producción más gratificado se siente uno como espectador. Hay que pensar "Uh, esta risita estúpida que estoy haciendo ahora en "La venganza del terminator asesino cibermolecutrónico" les costó como 5 millones de dólares, jo,jo,jo".
En cambio el bostezo en "La grulla que no sabía tocar la armónica" es casi gratis.

Rebeca Di Sanctis dijo...

Mr. Bugman yo desde que naci que prefiero el tipo de pelicula estruendoso, aunque no desprecio para nada al cine argentino. Y tambien alguna que otra francesa.
Pero Hungaro?? Ay!
Quedese con lo estruendoso que para eso se hizo el cine.

Uncle Leo dijo...

Yo, al igual que Mona, tambien creo que es la edad, y la atrofia neuronal concomitante, por lo menos eso me pasa a mi, cada vez me gustan mas las pelis de Ben Stiller, Adam Sandler, y comedias pavotas varias.Nada de holocaustos, o niños sufrientes...
Para eso esta la vida real, lamentablemente.
Y me estoy empezando a entretener con las de acción delirantes, tipo Crank
que pelicula atómica, cero verosimil, cero, pero muy divertida, porque lo divertido es criticar a mas no poder al director, escritores, etc.
Y ya empezé a leer blogs, eso ahora de grande, vamos en declive, vió?

Marina dijo...

Quiere ver robots gigantes ?????????
Mire Transformers 1 y 2, jamás pensé que iba a decir esto, pero esta ESPECTACULAR , bueno a mi me gustó!.
Nunca fue mi tema preferido, pero realmente está muy buena.
Me encanta ir al cine, estar a oscuras y comer porquerías mirando una buena película.
Besos.

Almafuerte dijo...

Lo de las películas caras es relativo, mire Titanic por ejemplo. Terminator I fue más barata y un millón de veces mejor.

Anavril dijo...

No me toquen a Titanic, blasfemos! Aunque el gusto sigue siendo subjetivo...
Igualmente con la llegada de los hijos tienden a cambiar mucho los gustos porque amamos disfrutar con ellos viendo...Papa es un héroe, en cambio no lograriamos que se queden ni 5" En La grulla con problemas de soplido...ahora yo no puedo ver peliculas con niños heridos o maltratados...y antes no tenia problemas...ahora entiendo a mi padre que le pasaba lo mismo. Tambien le abri las pueras a los dibujos de Disney y Pixar que antes ni fu ni fá.

loro711 dijo...

Le apuesto a que si engancha Blade Runner haciendo zapping, se queda y la ve entera...

Yoni Bigud dijo...

Lo bueno, Señor Bugman, es que a usté le pasa solo en el rubro cinematográfico.

Yo también quiero volver a las fuentes. Quiero encontrar a mi primera novia, que era solo un buen par de tetas y jamás me pidió que piense.

Un saludo.

Carugo dijo...

Me dejó pensando....
Puede que sea así:
Cuando uno es chico y comienza a dibujar lo hace haciendo formas.
El niño, tal vez lo haga más o menos como el realismo mágico de los hombres prehistoricos. Después, vienen las formas más complejas, las abstracciones y el el color y probablemente, después termine nuevamente en las formas.
Pero después de haber recorrido todo ese camino, lo hace con un conocimiento global de todo, viendo lo que otros no ven.
En alguna oportunidad también miré cine Húngaro y recuerdo debates con películas como el Coronel Redl.
Pero eso no invalida la posibilidad de disfrutar filmes simples en donde uno no tenga que interpretar simbolismos todo el tiempo.
Aunque no sé si es tan así. Siempre uno encuentra algo para analizar (aunque más no sea una banderita yankie flameando en algún territorio que aún los yonis no invadieron...)
Sublime la frase que puso sobre que su blog es personal.
Saludos!

Ouchurus dijo...

En casa tenemos miles de películas "profundas/ para pensar" que aguardan el esperado día en que "estemos de ánimo"...mientras tanto, a las 12 de la noche y pateándonos las ojeras seguimos eligiendo comedias más bien pavas (ojo, tampoco la exageración, a mi me pone Austin Powers y le tiro con algo a la tele...con esto seguro me linchan)o estas películas que usted menciona...aunque no sé porqué mi marido ha optado por ir a verlas al cine con amigos...
será porque en esas escenas inverosímiles que usted describe yo empiezo a repetir expresiones del tipo: "qué divague!!", "daaaaale", "esto es im-po-si-ble!!!"?


si, ya sé...soy un embole.Algún defecto tenía que tener.

Hugo dijo...

Recuerdo el día que vi por primera vez una joya del cine ruso como fue "El Acorazado Potemkim"

Creo que casi nunca dormí tanto viendo una película como con esa... a excepción de Patch Adams que en mi ejerce un extraño e inexplicable efecto somnífero.

A lo que voy, veo muy pocas películas. Y cuando veo alguna, quiero que sea una que no me haga pensar demasiado... solo busco chistes tontos y alguna que otra explosión.

Voltaire dijo...

En el cine de mi barrio dan una de enanos húngaros armados con destornilladores laser, que seguro le va a gustar..

Winter dijo...

Bugman, no quiere ser mi Primer Oficial? Nuevos mundos nos esperan a través del salto cuántico haciendo escala en la estación espacial Frontera. Me dijeron que en Frontera paran las mujeres más atractivas de la galaxia y tienen el mejor simulador de golf en años luz a la redonda.

PD: Data ya me dió el sí...

Pitty (desde el remis) dijo...

Intenté 15 veces mirar "Bajo los Olivos", y las 15 me quedé ultra dormido. Saludos Bugman.

Stella dijo...

Yo no se si es la edad, pero si se que hay algo que en determinado momento de la vida, nos hace entrar en razón, y descubrimos que los momentos en que uno puede relajarse, divertirse, volver a ser niños y dejar de pensar en los grandes problemas de la vida aunque sea por dos horitas, son pocos. Y es asi cuando uno aprende a disfrutar de lo que le gusta, se saca las etiquetas de encima y casi, casi, es feliz!!

Ouchurus dijo...

Enanos húngaros armados con destornilladores laser?????? Mhmmmm...ya sé quién SEGURO va a ir a ver esa!







P.D.: sep...yo estuve en la cocina....ergo,a esta altura sé más de ustedes que ustedes mismos...

ElFlaco dijo...

La verdad no entiendo mucho de cine y mucho menos de directores o de planos y demas yerbas, yo voy me siento y si me atrapa la trama me quedo ya sea a ver moustzila o el Ex-preso de media noche.
Yo me quedo con una buena francesa o una rusa, que!!! no era de eso de lo que hablaban, que soy un que ??? bueno che! les dije que no sabia nada de cine!!!!!
Aguante toytory!!!!

Rambo dijo...

Bienvenido.

JuanRa Diablo dijo...

¿Y si damos una vuelta de tuerca y creamos un cine que fusione felizmente a culturetas y superficiales?
Se me ocurre una escena en la que un dinosaurio tremendamente fiero repulsivo y lleno de colmillos se quede 18 minutos mirando cómo llueve detrás de la ventana mientras una hoja cae del calendario al compás de un vals de Strauss.

Le admito como productor.

Liana dijo...

Querido Lord: desde que nació mi nieta, mis gustos (que no eran muy refinados para el cine, le digo)han cambiado radicalmente. Hoy soy una experta en Campanita en TODAS sus versiones, Toy Story I y II, Shrek y cualquier parafernalia de encantos similares...¡Qué va Ud. a hacer! Me siento, upalalá la nena, y abuela a dormir o, peor aún, explicar el porqué de la carencia de alitas en el cuerpo de la gente como uno, vió?

Atrás quedaron Lo que el viento se llevó (versión nueva), Casablanca, El silencio (uauuuuu)Ultimo tango en París y todas las versiones del Padrino...¡Qué nostalgia!

Besito

Mensajero dijo...

Añoro al viejo Peter Greenaway.
Ahora se ha vinculado al videoarte. Sus obras se han vuelto tan conceptuales que ya no me emocionan.
Hace años que no veo una película adulta en el cine.
Voy al cine con mis hijos a ver películas infantiles.
En el cable disfruto mucho las de ciencia ficción y las de suspenso en general. Generalmente las veo por la mitad o tres cuartos a lo sumo. Una vez que la trama se desarrolló ya no me interesan.
Todas la persecuciones finales me aburren sobremanera.
No hay nada que tenga menos acción que esas sucesiones lineales de eventos espectaculares sin carga dramática.
No obstante, hace pocas noches, disfruté mucho ver "Frida" en el cable.
La película no me pareció gran cosa, aunque hay mucho muy valorable en ella....pero la fotografía...¡ah!...me sigue hechizando una buena fotografía.
Y si no las series, bajadas de internet.
Le recomiendo enérgicamente "Mad Men".

Laura dijo...

bien por usted Mr., le cuento que ésto es sólo el principio, se vienen grandes cambios en su vida, creame

lo próximo será la aceptación implícita y explícita de CULO....

el tiempo me dará la razón


le dejo un beso

Cuello de Pavo dijo...

que buena película ''dinosaurios robots samurai del espacio 3D''

Bugman dijo...

Rebeca, usted porque no vio las películas estruendosas húngaras.

Uncle Leo, Adam Sandler todavía me parece un gil, mi declive aún no es tan acentuado. (Qué curioso, es la segunda vez que me nombran a Crank en una semana, nunca había oído hablar de esa película).

Marina, vi la primera, me pareció que las peleas entre robots eran medio un bolonki, no se entendía nada. Me dijeron que la segunda es peor en ese aspecto. Igual es tiros, líos, kaboom y marcianos, un peliculón.

Almafuerte, coincido en que Titanic es un plomazo, pero a cuánto cotizó un bostezo ahí, ¿eh?

Anavril, Titanic es un plomazo. Un plo-ma-zo.Lo siento. (Ah, las de animación que hacen ahora son buenísimas, tienen muchos detalles que no son para chicos).

Loro711, claro que me quedo a verla. Esa película es excelente, tampoco estoy loco.

Yoni, la verdad es que no estoy seguro. Me sucede últimamente que me quedo viendo pechos femeninos, creo que me estoy convirtiendo en lactante.

Carugo, recuerde que aquí siempre exageramos y simplificamos, tampoco es que si no hay marcianos no voy. Bueno, más o menos. Igual, repito, son etapas, por ahora me gusta ir al cine a buscar entretenimiento sin esfuerzo. (Caramba, acabo de babear otra vez sobre el teclado).

Ouchurus, usted es el bicho cinematográfico más detestable que existe. Cómo va a decir en medio de la escena donde el tipo salta desde un edificio y no se rompe ningún hueso : "Uhhh...qué bolazo..." Seguro que cuando va al teatro no dice "pero si ese tipo no es ruso, no tiene un jardín con cerezos, esto es un engaño".
Mire, hace bien su marido en ir al cine con amigotes.

Hugo, yo también vi "El acorazado..." pero no me aburrió, debía estar en mi etapa más sensible. Ahora me parece que no la vería. Por ejemplo, no tiene robots, un bodrio.

Voltarie, dígame en qué barrio está usted, no me puedo perder ese peliculón.

Winter, si me dice que el simulador de golf está "tuneado" para corregir el slice, firmo.

Pitty, es que está muy bien dormir bajo los olivos. De paso se hace una picadita.

Stella, tal vez tenga que ver con eso. Un poco de entretenimiento sin pretensiones, nada más. Nadie dice que haya que despreciar a Bergman, pero algo de desenchufe hace falta.

Ouchurus, yo ya tengo mi entrada. (¿Sabe más de nosotros que nosotros mismos? ¡Estupendo! ¿Me puede decir por favor adónde dejé las llaves del cajón de mi escritorio? Ya sería la tercera vez que tengo que destrozar la cerradura).

Flaco, le aseguro que lo que dicen de las rusas no es del todo cierto.
Tenga cuidado.

Rambo, ahora sé que cometí un error.

JuanRa Diablo, usted es un hereje. Va a tener a los dos bandos tirándole piedras. Por supuesto, le aseguro el éxito, anóteme.

Liana, El Padrino sí. Lo que el viento se llevó, no. (También puede ponerles la película que a usted le guste y dejar que los que se duerman sean los nietos).

Mensajero, las películas infantiles de ahora contienen dos o tres cosas dirigidas a los adultas que acompañan, como para que no se sientan tan afuera. Igual yo me refiero a ir al cine, pantalla grande, sonido SDDS, todo al servicio de espectáculos visuales y sonoros. En casa puedo ver otras cosas, si estoy de humor.

Laura, yo acepto la palabra, solamente se la prohíbo al que le dije para hacerlo sufrir. Mire, se la digo: CU....CLU...CUO...maldición.

Bugman dijo...

Cuello, sí, estaba buena, pero la arruinaron al final cuando aparecen los enanos húngaros.

depre forever dijo...

Entiendo perfectamente lo que quiere significar, Bugman, me trae recuerdos de cuando ví La Gaviota de Chejov (calle Lavalle, qué antigüedad), o yo te saludo María de Godard (esa me parece que era en VHS), el cine franchute con sus interminables enfoques de 15 minutos de un ojo o una mano.

Pero como dijo alguien más arriba, depende de la edad, de los estados de ánimo, y de un incalculable número de circunstancias culturales y emocionales de cada momento de la vida de uno.

A veces una buena película de guerra, pero buena buena, como Das Boat, no las propagandas Yankees. A veces una símil dinosaurios, como Invasión, donde los arácnidos destruyen Buenos Aires (cuando se filmó no se calculó que la destruirían los políticos). A veces una impagable de Eastwood, o una delicia de los Monty Python.

Pero para cuando uno está de ánimo intelectual, que mejor que una de historia, como Holly does Hollywood con Tracy Lords? o Deep Throat con Linda Lovelace?

Almafuerte dijo...

Das Boot, qué película!!!! Me trajo un gran recuerdo, Depre.
Ese es un gran género, películas como Das Boot, Los Imperdonables o incluso La Caída tienen algo para casi todos, por ejemplo un cinéfilo las ve completas y el niño puede dormitar un rato y despertarse con cada tiroteo, bombardeo o explosión.

depre forever dijo...

Almafuerte, esa película Das Boot en impagable, para mí la mejor película de guerra, otra tan angustiante y realista es Stalingrad, la película alemana de Vilmaier.

Cuello de Pavo dijo...

pero no se puede sacar a los enanos húngaros!, es lo que deja la incógnita para la segunda parte ''contra los monos demonios ninja''

Bugman dijo...

Depre forever, Das Boat es una gran película, sin dudas. Desde que la vi que no me subo a un submarino.
No es que esté en contra del cine más profundo (como Das Boat, jijiji) es que a ese prefiero verlo en casa, cuando estoy de ánimo.

Cuello, sí, puede ser, ¿pero era necesario que vinieran todos disfrazados como bailarinas clásicas? Un anticlímax.

Calavera dijo...

Estoy con usted, don Buggy. Eso es a lo que Mafalda se refería con "sacar a pasear el instinto", me parece.
Ojo, que también hay por ahi películas que son visualmente espectaculares, de trama relativamente sencilla, muy entretenidas y a la vez sublimes: estará de acuerdo conmmigo si le digo que una de esas es La Gran Comilona (mire qué línea de cuatro: Mastroiannni, Noiret, Tognazzi y Piccoli).
Un abrazo.

Gabriela dijo...

Cuando me dan ganas de ir al cine me alquilo "la fiesta inolvidable" y santo remedio.

Me puedo quedar horas muerta de risa comiendo sanguchitos de miga mirando como ese mozo beodo se lleva la peluca de la dueña de casa, o como se mete con patas y todo en la fuente de la casa.. o la escena del banquito enano en la punta de la mesa...

No tiene robots gigantes!! pero tiene un autito que es una maravilla!

Alelí dijo...

ja! está muy bien, como digo siempre "para complicada, ya está la vida, sólo queda disfrutarla" y cada cual a su manera, no?

Besos

Uncle Leo dijo...

Ah!Si no la vió se la recomiendo, tambien Crank 2, y seguro ya hay una 3º.El protagonista es a prueba de balas, y tiene todo lo que a Ud. le gusta.
Y ya que estamos tambien vea El transportador 1, 2 y 3.

Betina Pascar dijo...

Sr. Bugman, entonces no iremos juntos al cine. Se me ha caido un idolo...
Salute
Betu

Angie dijo...

Bueno, a lo largo de nuestra vida, nuestros gustos e intereses van cambiando. Si eso es lo que más te entretiene y divierte en estos momentos.. estupendo! Una de las funciones del cine es precisamente esa: entretener!

Besos. Angie.

RELATO DEL PRESENTE dijo...

El cinearte quedó para otra ocasión. Coincido, Bugman. Creo yo que a medida que van pasando los años, más la suma de hostilidades disfrazadas de responsabilidades, hace que cuando uno va al cine quiera pasar un buen rato sin más.

Mickey dijo...

Bugman, exagerar? Usted vio "El baile"????????????

Acuerdo con usted, sobre ese cine tipo Adam Sandler, o el peor Jim Carrey (equivalentes a nuestros queridos "Bañeros").
Pero entre aquello y esto, hay demasiado como para sufrir.
Al tiempo de lo que le conté (esto es un blog personal, no???), vi la muy recordada por acá "Das Boot", y al toque, "Terminator" y "Simply blood".
Suficiente para enterrar y ponerle la cruz a la banda de las aburridas, pero profundas.

Juli dijo...

Qué identificada me sentí con este post, Bugman!!
(Vio? Al final es un blog personal: heme aquí, sintiéndome identificada con una experiencia suya :P)
Allá por mis 20s era una "intelectual" que miraba Esposas y concubinas, o películas checas con un interés y una capacidad de análisis de los que hoy me confieso carente...

Ahora, aunque no me va mucho la ciencia ficción, decididamente prefiero otro tipo de películas.

Me gustó mucho el comentario de Stella.

Bugman dijo...

Calavera, sí, hay joyitas como esa. Del mismo tenor recuerdo "Los Monstruos", y un poco de humor negro "Feos, malos y sucios".

Gabriela, "La Fiesta Inolvidable" es una de mis películas preferidas. Peter Sellers era un comediante de notable elegancia. "Birdie nam-nam".

Alelí, exacto, algunas veces, por lo menos.

Uncle Leo, la busqué en IMDB y me di cuenta de que ahí trabaja mi pelado preferido,Jason Statham, que oh, casualidad es el mismo de "El Transportador" (de esas vi la 1 y la 2).

Betina, pongámoslo de esta manera: al cine voy a ver espectáculos, para ver otro tipo de películas está el DVD. Ahora bien, tengo la tele en el cuarto, debería preguntarle a la señora Bugman si le molestaría que fuéramos tres en la cama.

Angie, eso mismo, ahora, en estos momentos, en esta etapa de mi vida, al cine voy a entretenerme.

Relato, ansina es la cosa. Dejo el cine arte para los rarísimos momentos que puedo disfrutarlo, y como no los puedo programar de acuerdo a la cartelera, lo hago en casa.

Mickey, la mento decirle que sí, que vi "El Baile", hace muchos años, y mi opinión me costó una pelea con mi novia de ese entonces, que era muy intelectual.
(No me diga que no le gustó "Das Boat").

Juli, evidentemente son épocas. Pero debo confesarle que cuando fui a ver "Esposas y Concubinas", a pesar de que en esos tiempos estaba más receptivo, me quedé dormido. Me contaron que hasta ronqué. Un papelón.

Betina Pascar dijo...

Juaaaaaaaaa!. Yo dije "cine", no "cuarto". No sé qué pensará Mrs. Bugman, de todas formas yo paso con la propuesta suya y me voy al cine con ella a ver una comedia romántica!!.
Sra. Bugmmmmmmmmmmmmannnnnnnnnnn!!!

Bugman dijo...

Betina, está sonada, a la Buguerchica le gustan las de tiros.

Betina Pascar dijo...

Upssssssss. Si no la gana,la empata,Bugman!.
Me rindo.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Hace poco le hice ver a mi hijo mayor (7 años) La Guerra de las Galaxias, y si bien la idea era dejarlo frente a la tele e irme, al ver esa primerísima escena en la que la nave de la princesa Leia es perseguida por la nave imperial, me quedé -una vez más- atrapado.

Y eso que la debo haber visto no menos de 30 veces...

Blog Widget by LinkWithin