jueves, 8 de enero de 2009

Los vampiros también lloran (I)


La lectura de este artículo de El Renegado me hizo reflexionar en forma profunda y dolorosa. Bueno, quizás no tan profunda, pero un poquito me dolió. Puede ser que haya contribuido el hecho de que hoy me puse unos calzoncillos demasiado ajustados. 
Me puse a pensar en esos marginados de la sociedad que desde siempre han sido castigados por la literatura y la cinematografía.
Salvo algunas honrosas excepciones, se lo retrata como seres malvados, crueles, más o menos monstruosos y muy poco apegados a las buenas costumbres.

Me refiero, naturalmente, a los vampiros.  




En estas épocas llenas de corrección política, donde las palabras inclusión, minoría, integración, tolerancia y respeto salen hasta en la sopa, yo no he escuchado que ningún gobierno, grupo, ONG, asociación vecinal o club de fomento haya iniciado una campaña para convertir a los vampiros en miembros plenos y útiles de la sociedad.

Al contrario, se lo persigue, se los rechaza, se los ahuyenta y se los caza. Vergüenza debería darles, señores. Sí, a usted le digo, señor que se las da de moderno y progresista pero seguro que no permitiría que su hija saliera con un vampiro. A usted, señora, que dice tener un amigo vampiro pero en la cocina cuelga ristras de ajo "como adorno".

¿Y por qué tanta saña contra la comunidad de chupasangres? ¿Por eso? ¿Porque se alimentan de sangre? ¿Y qué? ¿Me va a decir que usted nunca comió morcilla? A ver si ahora vamos a empezar a discriminar a la gente por lo que necesita para alimentarse. Se me dirá que los vampiros no van a un bar y piden en la barra "una copita de grupo B RH positivo con una cascarita de limón, por favor" y se lo beben tranquilamente mientras escuchan música o charlan con sus amigos, que en vez de eso se arrojan a los cuellos de indefensas jovencitas y las muerden y les chupan la sangre y encima las convierten en vampiras. Está bien. Pero eso es justamente porque no hay bares que sirvan copitas de grupo B RH positivo con una cascarita de limón, caramba. Y tampoco es que estén todo el tiempo atacando jovencitas, eso es una leyenda de Hollywood. La mayoría de las veces se ocupan de señoras que por otra parte se dejan morder gustosas. No siempre, además, se alimentan de sangre humana. Cualquier cosa viva les sirve, aunque por supuesto, es cuestión de gustos. No debe ser lo mismo succionar a una señorita que a un cuis. O a varios cuises, que con uno no tienen ni para empezar. A menos que estén a  dieta. 

Haría falta entonces para desterrar estre prejuicio, algún tipo de acuerdo entre las partes, donde por un lado los vampiros se comprometieran a no mordisquear a nadie en contra de su voluntad y nosotros a establecer una cadena de distribución y comercialización (nadie dice que los tengamos que alimentar gratis, tampoco nos pasemos al otro lado) de sangre fresca. Podríamos tener sangre premium (humana) y regular (animal). ¿Que de dónde la sacaríamos? Bueno, hoy en día ya hay gente que vende su sangre a distintas instituciones. También está la sangre que sobra de los análisis. Qué se yo, no estoy en el mercado hematológico. Y están los humanos que se dejen morder porque se sientan atraídos por el estilo de vida vampiro, que tiene lo suyo. La sangre regular saldrá obviamente de los mataderos, probablemente la consecuencia será que se fabriquen menos morcillas y estas aumenten de precio, pero vamos, algún sacrificio tendremos que hacer.

(Continuará)

Buenas noches

ACTUALIZACIÓN (09/09/2009): Ahora está arreglado el firinduli de comentaristas top. De nada, de nada, sobre todo porque yo no arreglé sino el señor Blogger, que se tomó su tiempo pero lo hizo.

42 comentarios:

Mensajero dijo...

Los vampiros me enternecen, pobrecitos.
Deben enfrentar la inmortalidad (si no llega nadie con una estaca de madera) arrastrando su semihumanidad, forma nada apta para ello.
No se pueden enamorar porque verían morir a todos sus seres queridos; a menos que los conviertan en vampiros haciéndoles padecer el mismo tormento que padecen.
MI vampiro favorito es Catherine Deneuve.
Aunque también me simpatizn los que escribió Bret Easton Ellis, el de American Psycho, que buscando sangre en la noche de Los Angeles, solían terminar intoxicados de cocaína o LSD

La candorosa dijo...

Otro alto costo que deben pagar estos seres marginados, ¡¡¡es el gasto odontológico!!!

¿Para cuándo una campaña solidaria para ayudarlos, eh?

Como siempre, todos nos hacemos los desentendidos, caramba!!

Saludos 0 RH negativo.

Ceo dijo...

Misión imposible para mí, Mr., acá en el consorcio de mi edificio tenemos uno, el portero, que es odiado por todos nosotros, un chupasangre intocable y soberbio que gobierna nuestro resentimiento con la actitud siempre latente de saltarnos sobre la yugular ¡AAAGHHH! ¡Está super amparado por las leyes!

choripanboy dijo...

Hola Master Bugm,son las 12:02,acabo de salir del sarkófago(la k va por Sarkozy,pàs confrondre)y leo este oscuro y maravilloso post.
(continuará)

Coki dijo...

Sé que estoy cambiando de tema y que eso no se hace, que el blog es suyo y que las normas y la etiqueta, pero quiero aprovechar para decir que no hay mayor discriminación (vio que algo tiene que ver) en el cine y la tv (sigue relacionado) que los enanos.
El escritor de humor argentino (digamos, Sofovich) cree que la aparición en escena de un enano es argumento suficiente para sostener 8 minutos de sketch (de los cuales 3 es sólo escuchar las risas grabadas).

TheJab dijo...

¿No era éste un artículo para DOLAPE?




¿Seguro?

cerriwden dijo...

Al fín leo en letras de molde una verdadera reivindicación de las minorías.
Son ciudadanos como nosotros, pagan sus impuestos, que suelen ser Muy altos porque siempre viven en mansiones.
Son elegantes, no como los zombies que siempre están enchastrados con cerebros y otras menudencias, y que caminan arrastrando los pies y lanzando sonidos guturales con la mirada perdida.
Por otra parte, mantienen su identidad todo el mes, no te dan sorpresas como los hombres lobos, que se las dan de normalitos hasta la luna llena.
En fín, el vampiro, como especie, merecía esta apología.
Y si hay listas de voluntarios ya no sería delito andar alimentándose con sangre humana.

Gamar dijo...

Mi duda es, si me muerden a mi que tengo el comedor hecho pelota.
¿Me pagan la ortodoncia?
Y Es cierto lo que dice Coki. La discriminación a los enanos.
¿Y los enanos vampiros?
Ah, no, esos no llegarían a ningún cuello.
Es sabia la naturaleza.
Saludos

Garfio dijo...

No sé ... no sé ... eso de integrar socialmente a los vampiros ... Tendría que quedar muy claro que no van a ir por ahí asaltando a la gente. Por otra parte, discrepando de Cerriwden (con todo respeto), yo no he visto nunca a un vampiro en una oficina de impuestos, a no ser al otro lado del mostrador, de modo que otra cosa que habría que aclarar es que tributen como todo hijo de vecino. En fin, como su artículo continuará, ya le iré diciendo ...

Ayshane dijo...

Se detesta tanto a los chupasangre porque a veces cualquiera puede serlo... nos alimentamos de la sangre como alimañas y caemos en la tentación de autoproclamarnos seres humanos a pesar de que matamos y chupamos la vida a otros....

en fin...

besitos grandotes...

moonport dijo...

Los vampiros son uno de los pocos chupasangres honestos que quedan en la sociedad.
Al menos, no trabajan en tribunales ni en el gobierno.
Con eso de por sí, merecen ser revindicados.
Slds.

el charlo dijo...

Un par de cosas que me surgieron:
- Qué hacemos con las familias de cuises vampiros? Si no solucionamos este problema como Ud. bien dice dentro de poco tendremos uno peor... Y es el de los animales desbocados...
- También hay que hacer una campaña para concientizar, porque con todas las enfermedades que existen transmisibles por sangre ser vampiro es un riesgo para la vida... O sea... Está bien, están muertos... Pero aún así...
- Nosotros mojamos el pan en el "juguito" de la carne, no?
- No entiendo que si para nosotros la sangre de la carne vacuna, ovina, bovina, etc etc, es rica, para ellos no lo sea... Quizá es por alguna sustancia que nos falta en la lengua... Y eso se podría medicar... digo...

el charlo dijo...

ah... cerriwden presidente!!

Gaby dijo...

Primero debo decir que me hizo recordar un tema del Nano: Historia de Vampiros del disco Nadie es Perfecto (buenísimo, espero que lo conozca, y si no, fijese, le va a gustar).
Gamar: tengo que aclararte que los vampiros vuelan, por lo cual un vampiro enano se alimentaría igual. Y si no pudiese de esa forma, la población enana es mas grande de lo que uno piensa y coincido con ustedes en el tema de la discriminación.
Debo marcar una diferencia con el Charlo: Bugman presidente!! cerriwden jefe de gabinete!!
Saludos

Wonder dijo...

Yo tengo muchísimas cosquillas en el cuello, así que pensar que se me acerque un vampiro ya me da como eh... bueno, me eriza la piel.
Por otro lado, conozco a muchos chupasangre que van por la vida sin temor a exponerse al sol. De hecho, algunos parece que tienen la vida eterna...

Bugman dijo...

Mensajero, lo que pasa es que conocemos la parte fea del asunto. No es tan terrible ser vampio. Me dijeron que entre otras cosas, tienen una obra social estupenda.

Candorosa, todos los vampiros que he visto tenían unos colmillos perfectos, o en la obra social tienen unos odontologos buenísimos, o el vampirismo te arregla el comedor. (0 RH negativo no, gracias, me engorda).

Ceo, me parece que su portero no es vampiro, es un chupasangre cualunque. Pero si es vampiro debe ser un advenedizo, de esos que los mordieron la semana pasada y se creen Nosferatu.

Chori, sabe que siempre lo sopeché. Me alegro de que esta campaña que estamos encarando lo beneficie a usted.

Coki, totalmente cierto. Pero Sofovich es Dovstoiesky a lado de Tinelli que los hace jugar al fútbol sobre hielo. Ojo, ellos también aceptan.

TheJab, primero tenemos que investigar si los vampiros votan. Las elecciones son de día. Ahí está, una propuesta del DOLAPE sería que hubiera elecciones nocturnas.

Cerriwden, totalmente, además suelen ser civilizados, cultos y encantadores. Ojo, hablo de los vampiros de familias tradicionales, en su mayoría inmigrantes rumanos. Otra cosa son los recién mordidos que van por ahí con actitud de nuevos ricos.

Gamar, creo que el comedor se arregla solo, igual como dije tienen una obra social muy buena.

Garfio, por eso aclaré, hay que llegar a un acuerdo. El que quiera prestarse voluntariamente a ser vampirizado será libre de hacerlo. Sospecho que habría unos cuantos. Yo mismo lo pensaría. En cuanto a los impuestos, los vampiros no van a las oficinas, para eso tienen gestores, o directamente pagan por Internet.

Ayshane, hay muchas clases de chupasangres, algunos más metafóricos que otros. Y sí, nos alimentamos de animales, como cualquier omnívoro. Los criamos especialmente para eso. (Se nota que no soy vegetariano, ¿verdad?).

Moonport, exacto, y son chupasangres con todas las letras, o sea, chupan sangre y nada más.
No se los puede acusar de simular lo que no son.

Charlo, lo de los cuises es una buena razón para controlar la distribución de sangre con fines alimenticios. Y también el control de calidad.Igual me parece que si se le chupa la sangre a un cuis se muere. Recuerde que para convertirse en vampiro uno debe sobrevivir a la mordida.
(No se, creo que la sangre de vaca tiene para ellos un gustito medio como a remedio, pero también se la podría saborizar, supongo).

Gaby, buenísima aclaración, los enanos vampiros no tendrían mayor problema. Pero en estos tiempos ser enano y vampiro suena como algo que trae muchos problemas.
(Gracias, pero antes que ser Presidente prefiero ser asesor, o algo así con menos riesgo y exposición pública).

Wonder, usted porque nunca se encontró con un vampiro de esos a la antigua, sospecho que se olvidaría de las cosquillas.
(Sí, sí, tosos los vampiros son chupasangres, pero no todos los chupasangres son vampiros).

Mona Loca dijo...

Entonces Crepúsculo es parte de su propuesta!
En esa peli los vampiros están re-adaptados a la sociedad, mirá que van al cole y todo!

Es el comienzo de una nueva era vampírica!!

m. dijo...

y sí, es así, la falta de oportunidades fomenta el crimen y la violencia, pasa con la droga, pasó con el alcohol en su momento. El tema es si la población de vampiros es importante en cuanto al tamaño, influencia electoral, poder adquisitivo, etc. Puedo hacer un estudio de mercado, si consigo un equipo de vagos que me ayuden y una beca del conicet, vos no podrás gestionar algo no?

ADENOZ dijo...

Un par de dudas semitas.
A los vampiros judíos se los ahuyenta con una estrella de David?
Estos vampìros andan con kipá y bucles?
Se alimentan con sangre de cerdo?

Un rabino a la derecha!

zalakain dijo...

Bugman, me temo que sus cuitas andan muy descaminadas. Poco ha, llegó a mis entendederas que la carne de vampiro resulta ser un manjar exquisito. Las mis cuitas son de una muy otra naturaleza. Verá.

Usted sabe que nos hallamos en una época de plena expansión de la población humana sobre el planeta Tierra, alentada ella por la codicia de la clase industrial, en su afán de mantener barato el precio de la mano de obra y su renuencia a diseñar autómatas eficientes (cuya hipotética eficacia desembocaría en que todos nos dedicaríamos al arte del dolce far niente, con lo que, en una sociedad de abundancia superproductiva, el lujo de los ricos acabaría por perder su sentido).

Sé de buena tinta que, para invertir esa tendencia (y acabar forzando la impulsión de los autómatas), el Grupo Político Másrojo (en adelante GPM) va a proponer la inclusión de medidas legislativas en favor del consumo de carne de vampiro. ¿Por qué?. Muy fácil (aun siendo complicado): su consecuencia sería una drástica inversión de la tendencia incremental de la población humana.

La clave del asunto consiste en identificar a los vampiros como una especie diferente de la humana (y así superar los reparos a su consumo consecuentes al tabú del canibalismo). Conseguido eso (y a ello dedican sus denodados esfuerzos los ingenieros del departamento de genética humana aplicada del GPM), incluir la carne de vampiro como parte de nuestra dieta sería un juego de niños, debido a la ya insinuada exquistez de la carne de los mismos.

Ni que decir tiene que no se haría mención de la toxicidad de la carne de vampiro, entendiendo por tal la mutación genética que experimenta el delectador de carne de vampiro, consistente en la ya conocida transformación de humano en vampiro.

El resultado de un tal escenario bien puede imaginárselo, pasaría como, de hecho, sucede ya con los tiburones: de seres temidos a seres perseguidos, en (aparente) peligro de extinción. Lo de (aparente) viene a que, como sin duda ya habrá comprendido, la humanidad creerá estar exterminando a los vampiros cuando, de hecho, estará transformándose en una nueva especie (en ellos).

Inicialmente, habrá un comprensible periodo de vertiginoso descenso de la población humana, consecuente al progresivo aumento del consumo de carne de vampiro, el cual desaparecerá al poco tiempo (dado que los vampiros no comen carne de vampiro, por aquello del canibalismo).

Al final del proceso, la humanidad habrá devenido una nueva especie. ¿Se imagina el panorama?. Mmmm, ... se me hace la boca sssangreee :-)))

ADENOZ dijo...

Un tío mio, el Loco Hematíe, era un vampiro de los de antes, de la Vieja Guardia y solo tenía sexo con mujeres una vez al mes.
Qué cosa, no?

Naimad dijo...

¿Y por qué tanta saña contra la comunidad de chupasangres?

No estoy de acuerdo con Ud.
Es mas, a muchos se les dio un lugar mas que importante en la sociedad y llegaron a altos puesto políticos: jueces, senadores, diputados, gobernadores riojanos y hasta presidentes.

Hay otros especímenes de chupasangres... pero no quiero hablar así de ALGUNAS mujeres por temor a herir susceptibilidades.

y bien sabe Ud. que cuando uno hiere una susceptibilidad difícil es encontrarle una cura como Alá manda.

Tiburina dijo...

A mí los vampiros siempre me parecieron sexies.

Bueno, no dben ser los vampiros en sí, sino los actores que los encarnan. Igual otras veces me han parecido sexies los matavampiros como por ejemplo Hugh Jackman. Bueno lo tenía que deicr para cuando Hugh Jackman como vampiro eh, eh?!

Yoni Bigud dijo...

Vea Señor Bugman... si el ÚNICO PERJUICIO que va a traer su proyecto es el de que aumente un poco el precio del asado yo se lo dejo pasar. La morcilla es un complemento prescindible.

Ahora, si mañana me viene con que el vino tinto también lo necesita porque es la sangre de un individuo único... ahí vamos a entrar en conflicto.

No se pase de la raya.

Un saludo.

Titi dijo...

Es una campaña más que interesante y, de ampliarla un poco más, le podríamos “sacar el jugo”. Por eso, sugiero incluir en ella a los viejos de la bolsa (personajes de lo más temidos por los chicos, pero secretamente alabado por las madres que insisten en que la sopa HACE crecer), a los ogros, los hombres-lobo, al lobo de Caperucita (que no lo quiere “ni la abuela”) y, … ¿por qué no?, a los lobos marinos de la Brístol, que tuvieron su época de esplendor y ahora están venidos a menos porque hoy en día, sacarse fotos con ellos no es “de gente como uno”…

piscuiza dijo...

Los vampiros deben estar llorando por la elección del mejor vampiro del cine que salió en Clarín. Una afrenta, un despropósito con olor a tongo por donde se lo lea. Dónde está Bela Lugosi? eh eh eh.
Eso era un Vampiro y no estos posmodernos carilindos.
Ni bien me corte un dedo o un pie le mando lo que quede en un frasquito esterilizado para algún vampiro amigo, tenga en cuenta si, que mi sangre viene con resabios etílicos por la época del año.
Saludos

El Señor F. dijo...

Adhiero.

Si toleramos a esas criaturas negras de la noche, que succionan la escencia vital de sus desprevenidas víctimas hasta la muerte (me refiero, claramente, a los abogados), no veo por qué no podemos convivir con los vampiros.

Aunque mi cruzada, hoy día, es a favor de la inclusión social de los muertos vivos, como he comentado en un post anterior.

saludos.

El Señor F. dijo...

ah.

Mis cálidas congratulaciones por la correcta corrección del accidentado firinduli.

El Profe dijo...

Bueno, pensé que tales engendros volátiles se habían concebido únicamente para que sean desintegrados con la luz solar —¡Pura y espectacular magia!— o para ser traspasados durante su pesado sueño por gruesas estacas, mientras patalean impotentes; en realidad mi desagrado con ellos es por asociarlos con los "chupasangre" —desde los mosquitos hasta los políticos— ¡no me caen bien!
Pero me gusta la forma en que quieres que simpaticems con ellos, asi que espero la continuación. Abrazo.

cerriwden dijo...

Gracias el charlo por la propuesta, pero el leer en letras de molde no me hace ipso facto
(para usted que estudió esos latinismos)
presidenciable.
Honor que me hacen usted y Gaby, pero que debo declinar.
¿Además si el Señor Bugman prefiere ser asesor, que me queda a mí?
PD:
Otros seres del plano intangible, como los goblins de Laberinto tendrían que ser blanqueados.
Y que paguen impuestos. ¿O acaso se esconden para que Montoya no los encuentre?
PD 2:
Zalacaín: La novela, no la película, Soy Leyenda de Richard Matheson, tiene justamente ese tema. La conversión de la humanidad en vampírica y el protagonista es el último humano: ¿quien es el fenómeno ahora?
se pregunta al final.
Se lo cuento porque casi nadie leyó la novela, y se quedan con la versión de Will Smith.

Julieta dijo...

Es verdad todo lo que escribís,nadie se pone en el lugar de un vampiro a quien le debe costar mucho conseguir su alimento ,no creo que tengan sindicato adonde dirigirse..Puede ser el del gremio de la carne y si no que hagan un piquete y pidan estar con Moyano ,que soluciona todo y acepta todo también..Es un asunto muy peliagudo ,me dan ternura ,pobrecitos...Cuando llegan a viejos y no pueden salir de noche,tienen un PAMI para ellos?El que resuelva todo esto gana una banca en el Senado...

zalakain dijo...

Cerriwden:

Mi ignorancia de cuanto se ha escrito es inabarcable, cada día más; en primer lugar porque leo muy poco (ni siquiera lo que escribo) y, en segundo, porque a mi memoria le están saliendo agujeros, pústulas y miasmas resultantes de la mala vida pretérita.

Pese al rubor que me produce el cumplido que me hace al comparar mis enunciados con una obra cuya importancia presupongo, he de decirle que me preocupa que lo haga, que lo haya hecho; con eso muestra que no acepta la veracidad de mis asertos, lo cual no estoy seguro de si es bueno o no, porque ya no recuerdo bien qué había dicho, esto ... ah, sí (por suerte me queda el recurso de leerlo aquí mismo...), ... mmm ... fíjese que lo importante del asunto no es tanto si quedan humanos o no, sino que la clase industrial se verá definitivamente forzada a fabricar autómatas y el trabajo humano desaparecerá; se hará realidad el mito protestante de la realización del paraíso, no sé si me explico ...

esteban lob dijo...

Como de algo hay que morir, me sometería a que me chupe toda mi sangre alguna vampira ¿Vampiresa? atrayente.

(Oh... no me vaya a leer mi señora. Entonces diría que es ella. Guárdenme el secreto)

cerriwden dijo...

Zalacaín
Era considerada literatura de cuarta,pero ahora, por esas vueltas de la vida, se valora.

Somos de edades parecidas, cuando vos leías La insoportable levedad del Ser, yo me dedicaba a P.K.Dick, Sturgeon,Simack, H.P. Lovecraft. Y, muchas historietas...
El problema es que no había humanos , luego de la catástrofe.
No sé que economía implentarían los vampiros.
besos.

Alelí dijo...

wowwwww si los vampiros generan tanto debate ni me quiero imaginar un "muerto vivo"...
Estupendo post! me divertí mucho!

no tan iguales dijo...

Sí, qué sé yo, puede ser, no suelo discriminar a las minorías. Lo que pasa es que necesito una más profunda campaña de concientización, porque ver escrito en su artículo a modo de ejemplo únicamente el grupo B+ -el que corre por mis venas, vea- me dio un poco de impresión. Con un buen marketing capaz se me pasa.

En otro orden de cosas, el señor Blogger le arregló el firinduli y desaparecí.

En suma, entre que me prefieren para morderme y que no me dan más crédito de comentarista top, hoy no es mi día.

Angie dijo...

los bancos sí que son vampiros, que te chupan hasta, hasta... con tanta hipoteca! a esos, los dejamos siendo unos parias, eh.... A los demás, todo es ponerse a hablarlo... :P

Besos y Feliz Año!!
Angie.

Stella dijo...

Yo no estoy muy de acuerdo. Imaginese ud, empezamos a reinvindicar a la minoría de los chupasangre vampiros, y despues todos van a querer un trato igualitario.
Hay muchas minorias que chupan. El chupacirios, por ejemplo. El chupachichi, que es una especie muy peligrosa que Córdoba abunda! Y después está mi cuñado, que chupabirra todo el día. Pero bueno, ese no forma parte de ninguna minoría!

zalakain dijo...

Querida Cerriwden:

Me siento en exceso halagado por su presunción de que he leído "La insoportable levedad del ser", obra que sé -por referencias- que es de gran calidad (según Wikipdia es la obra cumbre del escritor checo Milan Kundera, publicada en 1984, lo cual hace, efectivamente, posible que yo la haya leído, pues, por entonces, había yo ya nacido y crecido (también mentalmente, no se deje engañar por las apariencias) mucho, o bastante, vamos).

De los señores que nombra a continuación, puedo decir que llegué a atreverme con H.P. Lovecraft, autor al cual era muy aficionado un señor que, al poco de prestarme un libro que Alianza Editorial publicó del susodicho autor, dio en ser el esposo de mi hermana, haciéndome así el honor de devenir su cuñado por un lapso de unos diez años.

He de decir que no recuerdo bien si llegué a acabar alguno de los relatos contenidos en el tomo que mi entonces futuro (hoy pretérito) cuñado me prestó, porque tenía la impresión como de que el autor pretendía hacerme pasar miedo, y esas cosas no me acaban de hacer tilín.

Respecto a lo de la economía que implentarían los vampiros, no lo dude: sería la del paraíso terrenal mediante contrato prorrogable.

A sus pies.

Garfio dijo...

¡Caramba! No se me había ocurido lo de los gestores. Igual vale la pena montar un negocio de gestión fiscal para vampiros. Quizás el horario de atención al público ...

Bugman dijo...

Mona Loca, como quiera, siempre que no me obliguen a ver esa clase de películas.

M., tengo algunos conocidos que tendrían interés en financiar su investigación, pero a cambio exigen una cosita de nada...es un mordisquito, nomás. A la semana ni se ve la cicatriz.

Adenoz, no soy especialista en chupasangres judíos, habría que preguntarle a El Charlo que es de la cole y encima abogado.

Zalakain, quién sabe si ya no estamos comiendo carne de vampiro, quién sabe si en realidad Mc Donald's no...no, no puede ser, las hamburguesas no son tan deliciosas.
De todas maneras debe haber ciertas ventajas en el vampirismo, por empezar, no se mueren nunca. Si se cuidan un poco, claro.

Adenoz, conozco algunos así, y no son vampiros.

Naimad, tal vez mi elección de palabras haya sido desafortunada. Los vampiros no son chupasangres metafóricos, son de verdad. A los demás, leña.

Tiburina, qué se yo, debe haber de todo, vampiros lindos, feos, flacos, gordos (tal vez por la ingestión de dangre de diabéticos). Tampoco la gente común es como la de las películas.

Yoni, el mercado deberá ajustarse a las nuevas ofertas y demandas, no le puedo garantizar qué es lo que aumentará y lo que bajará de precio. A lo mejor el bloodie Mary se va por las nubes, pero a los chorizos los regalan.

Titi, hay que pensarlo. Piense que cada uno de esos colectivos que usted menciona tiene su propia idiosincracia y problemática. Por ejemplo, no creo que podamos poner a los hombres lobo con los vampiros, se odian.

Piscuiza, como usted dice, vampiros eran los de antes. (La sagre condimentada con un poquito de alcohol es apreciadísima por estos muchachos, la sirven en ocasiones especiales. A veces cuando no hay tiempo para preparativos muerden a un borracho, nomás).

Señor F. , creo que la inclusión social de los muertos vivos es un poco más complicada, con ese asunto de que son tirando a feos y les gusta comerse a la gente. Le propongo esto, empecemos con los colmilludos y una vez que la gente ya esté acostumbrada a la idea de convivir con fenómenos extraños, seguimos con los zombies.
(el firinduli se arregló sin mi intervención, tal como se había roto).

Profe, usted es la prueba más palpable de la necesidad de esta campaña. Si una persona como usted,a todas luces educado e informado tiene prejuicios, ¿qué se puede esperar de quienes se la pasan viendo pavadas por televisión?

Cerriwden, leí la novela y me enfadó un poquito el menjunje que hicieron con la película.

Julieta, tiene algo de razón, pero no crea que están tan indefensos. Mire, la principal ventaja que tienen es que no se ponen viejitos. Cada vez que se alimentan rejuvenecen. Dan ganas de ser vampiro, a veces.

Esteban, la mejor parte es que si lo agarra una vampiresa, y no le chupoa toda pero toda la sangre, usted no se muere nada. Ahora sí, despúes se va a convertir en vampiro y más vale que la convenza a su señora para que se deje morder, porque si no a partir de ahí la pareja es un lío con el asunto de los horarios cambiados.

Alelí, su foto de perfil tiene un aire de vampiresa...mhhh...¿cuál es su comida preferida?

NTI, no tengo idea de cuál es el tipo de sangre favorita de los vampiros, a lo mejor depende de la región , o de la nacionalidad, o de la víctima. Lo que digo es que no crea que la van a andar persiguiendo los vampiros por la calle. A menos que usted quiera.

Hola Angie, bueno, sí, hay chupasangres metafóricos, y como usted bien dice no hay ninguna necesidad de integrarlos, antes preferiríamos expulsarlos, pero ¡ay! los necesitamos.

Stella, aún a riesgo de dirigirnos por el camino incierto de los tomates, la cosa no es que chupen, es que lo hagan sin permiso. Es decir, si dos personas/seres se ponen de acuerdo en chupar y ser chupadas...bien, ya sucedió, ya nos fuimos a cualquier lado.

Garfio, si quiere hacer algo así, le recomiendo Internet, hacer una página tipo "www.vampiretax.com". Ya no estamos en el siglo XXVII.

el charlo dijo...

Adenoz: Para responder lo de los vampiros judíos nada mejor que rever "La Danza de los Vampiros", ahí tiene todas sus respuestas...

Cerriwden: Exacto, el final del libro "Soy Leyenda" (no vi la peli aún) no pasaría si desde hoy estuviésemos incluyendo a los señores con la fijación oral sanguinolenta... Eso sí sería ipso facto... o ipso pucho como dice mi viejo...

Blog Widget by LinkWithin