lunes, 24 de marzo de 2008

Land of the fat and home of Big Mac

Las predicciones que hablan de una posible recesión económica en Estados Unidos parecen una estupidez vistas desde Las Vegas. En esta ciudad se están construyendo hoteles y torres residenciales a ritmo febril y a escala monumental.

Además de la expansión edilicia, en esta oportunidad me dediqué a observar el otro tipo de crecimiento que vengo notando desde hace algunos años : el de las barrigas y las posaderas de los norteamericanos.

Están cada vez más gordos.









No es ninguna novedad que Estados Unidos es el país más gordo del mundo. Pero una cosa es leerlo en el diario y otra es pasearse entre sus pantagruélicos habitantes.
Caminando trabajosamente, resoplando, balanceando sus anatomías sobre sus piernas gruesas y sus pies hinchados uno diría que no pueden estar bien. Que sufren. Y no, ahí van, como si nada. Si tienen que caminar mucho se alquilan unos carritos eléctricos con los cuales se puede entrar a cualquier lado y se acabó el problema.

No es tan difícil ser un maxigordo en Estados Unidos. Toda la logística necesaria para dar soporte a la existencia de seres humanos enormes ha sido desarrollada durante años, y no porque el Gobierno o alguna entidad protectora de los derechos civiles de los obesos así lo haya promovido, sino por la simple razón de que se han convertido en mayoría, y son consumidores.

Usted encontrará en la tiendas de ropa muchos más modelos en talle extra-extra-large (XXL) que en medium o small. Los vehículos tienen asientos anchos, y la puertas son enormes. Hay cintas transportadoras para peatones y escaleras mecánicas en todos los lugares posibles. Y hay comida, comida, comida, mucha comida y bebida disponible a toda hora.

La tendencia a convertirse en cachalote es completamente democrática, no diferencia entre edad, sexo, etnia o religión. Vemos a asiáticos tendiendo a la esfericidad en el mismo restaurante que la rechoncha familia latina, el grupo de jovencitas de color entradas en carnes o la típica pareja estadounidense, John y Mary atacando su tercera hamburguesa de la noche.

No es por lo tanto una cuestión genética, es cultural. Cualquiera que viva en donde vive Ronald Mc Donald por un tiempo, si no hace un esfuerzo premeditado o posee el metabolismo de un colibrí tiene grandes posibilidades de convertirse en un miembro más de la comunidad de vientres en expansión. Y traseros, claro. Qué traseros.

La comida típica americana es engordante. Y vamos, es rica. No se me hagan los gourmets y gourmandises, no será la comida más refinada de la tierra, pero es sabrosa, la saben hacer muy bien y la sirven en porciones muy generosas. Desayune, almuerce y cene como lo hacen estos muchachos y usted también dejará de ser un alfeñique de 75 kg. O de 80, o de 90.

La publicidad sin embargo sigue mostrando gente delgada, salvo cuando se supone que muestra gente real. Por ejemplo, una pareja dando testimonio de lo importante que es contratar un seguro con la compañía X, probablemente tenga uno o los dos integrantes rollizos, pero la modelo de la publicidad de perfume será delgada del tipo anoréxico. Las y los modelos de desfile también son muy delgados, pero entre los espectadores hay una abrumadora mayoría de cinturas extensas. Sin embargo, los fabricantes de esa ropa que exhiben los flacos de la pasarela saben que deberán confeccionarlas en talles grandes o extragrandes porque de otra manera perderán mercado.

Están gordos, cada vez más y más gordos. Un día de estos se van a atascar todos en una puerta giratoria y va a suceder una catástrofe. No, no se rían. Va a ser horrible. Recuerden que yo lo predije, va a ser un martes.

Buenas noches.

46 comentarios:

Little Butterfly dijo...

Doy fe de su versión. Cuando en mi tierna edad tuve oportunidad de conocer el maravilloso mundo de Disney, previo paso por Miami.. me impresioné de ver tremendos Mamuts humanos caminando a mi lado sosteniendo pequeños ventiladores desde sus muñecas... me sorprendí de comprobar que el small de ellos es el talle para pre adolescentes aquí (alrededor de los 9-12 años), me sorprendí de ver como nos roban la plata en los Mac Donald´s argentinos cuando allá la gaseosa es free (la pagás una vez) y las hamburguesas no son suelas sino HAMBURGUESAS.
Doy fe, doy fe...

(detalles que pongan en evidencia papelones y demases no va a contarnos?)

Stella dijo...

Botero era un visionario!!

Yo tengo un primo que es muy grandote. No es muy gordo, pero es enorme! Mide 1,97 y viaja cada tanto a Miami a comprar ropa.
Acá todo le queda corto, las camisas, los pantalones, todo!

Cuando sea el choque de panzas y/o traseros en la puerta giratoria, yo quiero estar lejos!!
Estaré atenta los martes!!

Pepe dijo...

Cuando tuve la suerte de conocer Nueva York, una de las cosas que más me llamaron la atención fue el promedio de perímetro de sus habitantes. Inmensos, muy, muy gordos.

Pero las hambuerguesas están deliciosas, y es difícil resistirse a esos hot-dogs que te encuentras en puestos ambulantes en cada esquina.

choripanboy dijo...

cuántos kilos aumentantes??
a esta hora me despertastes el apetito.Aún con tu predicción de un martes gordo y groncho me voy al super a comprarme algo,si hay...
No te habrás comfundido con el Mardi Grass ???,aunque ése martes es cosa de negros,no de gordos.

Max dijo...

Me vienen imagenes de carne picada volando para todos lados...

Ajenjo dijo...

Es un buen lugar para abrir una clínica de cardiología.
Recuerdo que lo que mas me asombró cuando estuve en yankilandia, era que en cualquier lugar donde se vendiera comida, había gente, a la hora que sea.
Alguna vez escuché decir que EEUU caerá algún día por su propio peso. Y si no sucede así, va a caer por el peso de su población. Ahora, y poniendome serio (aprovechen, no es usual) si en el mundo se produce suficiente alimento para que coma toda la población, y probablemente sobre, ya tenemos una idea del porque de las hambrunas en Africa y Asia.

slds
A

Estrella dijo...

También me quedé con la boca abierta la primera vez que estuve allá. Los jhon y Marys de los que hablás me dejaron impresionada.
Por un lado está bueno, la manía por la flacura que tenemos acá es demasiada. Causa, además, mucha infelicidad sobre todo entre los jóvenes. Claro que se pone en riesgo la salud.
Estamos en un mundo muy contradictorio.
Muy bueno el post, copio y paso a algunos amigos no bloggeros.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Ojo Bugman con la terminología!!!
Dése cuenta que llamar "gorda" a esta gente es completamente discriminatorio, casi fascista, casi PRO.
Corríjase por favor, y a partir de ahora refiérase a ellos como lo ordena el "Manual Hillary Clinton para mentes progresistas": "estomago-abultados", "vacuno-americanos", o simplemente "no-flacos".
Mire que María José Lubertino, esa imprescindible dirigente que bendice a nuestra nación con su existencia, puede organizar mil escraches anti-Bugman si descubre este desliz!!!

El Profe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Profe dijo...

Desde siempre se supo que la talla estadounidense promedio es más grande que la nuestra, pero el aumento de bienestar en la "clase media" (medio pelo) yanky se expresa por ese abultamiento corporal en vientres y posaderas, lo cual sumado a su mayor talla da como resultado ese impresionante desfile de mamuts que tan bien comentas estimado amigo.
Un abrazo de bienvenida.

Mensajero dijo...

Son los chinos quienes los engordan, para comérselos en breve.
A mi me pasó al revés que a la mayoría.
La primera vez que fui (Los Angeles) me sorprendió no ver gordos. Hasta tenía que meter panza en la playa ante tanto físico trabajado. Ok, era Santa Mónica, no es representativo del resto del país.
A mi lo que me sorprende cada vez que voy, y me sorprende de mí que soy una especie de hippie austero que tiene dos pares de pantalones nada más, es cómo me convierto en una rata consumista al segundo día de estar allí. EEUU es un gran supermercado, no si se sea el aire o qué, pero llego y tengo ganas de comprarme todo.
Por suerte mi trajeta no soporta esa tipo de ataques vulgares de mi deseo.

ADENOZ dijo...

En mi último viaje a Roma (el año pasado), mientras preparaba mi tour por el norte de África, noté lo mismo mientras deglutía una pizza con triple muzzarella.
"A vos no te va tan mal, gordito!" le grité a un transeúnte.
No me entendió y dijo una palabrota irreproducible.

La candorosa dijo...

Digamos que la parte evidente de lo que comen, en calidad y en cantidad, está en sus físicos, pero también dentro de sus organismos.
Altos índices de colesterol, diabetes, presión alta, problemas cardíacos, y etcs.

La calidad de vida de la gente que usté nos cuenta ¡¡es de terror!!

Estaré atenta todos los martes, por las dudas...

Saludos saludables.

PD: ¡¡¡detesto a Mc Donald!!!

Garfio dijo...

¿Y el tiempo, qué tal?

Adriana dijo...

pero y le apostó al 8??? ganó algo??

Bruno dijo...

Cuestión de Peso allí tendría tanto rating como la programacion de trasnoche de Canal 7...o cualquier programa de Canal 7.

BLACKMAMBA dijo...

Y SE QUEJAN DEL TRASERO DE LA POBRE BRITNNEY, NO TIENEN DERECHO. VOY A PONER TODAS LAS MONEDAS DE UN PESO EN UNA LATA PARA IR AHORRANDO, QUE TERAPIA NI TERAPIA. CUANDO NECESITE LEVANTARME LA AUTOESTIMA ME VOY PARA ALLA. YA ME IMAGINO CON UNA HAMBURGUESA ENORME EN CADA MANO Y PENSANDO: SHO SHOY UNA SHILFID! TRATARE DE HACERLO ANTES DEL VERANO ASI NO ME DEPRIMEN LOS CULOS DE BRONCE DE CARAS O GENTE.

Naimad dijo...

Creo que ha "embutido" una buena teoría... es más, le diría que su conclusión es "jamón del medio". Pero vamos, que tampoco hace falta ser un "salame" o un "queso" en biología para darse cuenta.

Sin embargo, hay ya indicios que dan cuenta que es todo un ardid de USA para extender su plan de ocupación mundial a más bajo costo. Se cree que ese mismo martes del que Ud. habla inician la cuenta regresiva, y al llegar a cero se comen un pastel de fresa para festejar. Eso si, lo bajan con café con edulcorante, porque tampoco es cuestión de irse al carajo.

Ahora si, mejor la corto porque me estoy poniendo "pesado" y se me hace que le estoy cayendo medio gordo con el relato.
Abrazo de gol

Marcela dijo...

Y bueno no es para menos en el país donde defienden la libertad a ultranza, cada cual elige como morir o al menos como vivir muchos años menos y luego tirar la plata en remedios que no hubiera necesitado si hubiera disfrutado de la comida en lugar de atiborrarse o suicidarse con la misma!!! Son elecciones....digo tal vez lo sean, me queda la duda.

Bugman dijo...

Little Butterfly, es verdad, esto comenzó hace años, y sigue. ¿Se acuerda de que los paquidermos no entraban por los molinetes y les abrían un apuertita al costado? Ya lo solucionaron: agrandaron los molinetes.
Y sí, una hamburguesa de Wendys o Dennys es un bocatto di cardinale comparada con las inmundicias aplastadas que nos venden aquí.
(Qué cosas, me esfuerzo por hacer observaciones sociológicas y usted quiere chismes...bueno, ya va a haber.)

Stella, le doy más precisiones, para que se prepare: va a ser a la tardecita.

Pepe, claro, toda esa comida de porquería es sabrosísima. Y barata (para ellos).

Choripanboy, apenas aumenté un kilo, más que nada porque caminaba como 8 kilómetros por día. (Si encuentra algo en el súper ¿me compra algo? Cualquier cosa, en dos o tres días un sobrecito de mayonesa va a cotizar en bolsa).

Max, parece que me vio la vez que traté de hacer hamburguesas casera.

Ajenjo, sí, hay gente comiendo a toda hora, en un montón de restaurantes cuya cocina no parece cerrar nunca. (No creo que el problema de las hambrunas sea que los Estados Unidos se estén comiendo toda la comida, me parece que un poco más complejo)

Estrella, gracias. De todas formas una cosa es ser un poco rellenito, no tener un cuerpo de modelo, y otra es estar mórbidamente obeso.
Allá es un problema de salud pública. Es una epidemia, si consideramos a la obesidad como una enfermedad.

Juan de los Palotes: GORDA, esta gente ES GORDA. Se lo digo otra vez: G-O-R-D-A. Ya está. Mándeme a la Lubertino, nomás. Que es ESTUPIDA. E-S-T-U-P-I-D-A.
Y si quiere mándelo a D'elìa también. Otro GORDO.G-O-R-D-O piquetero.
(Estoy rebelde).

Profe, sí, en cierta forma es un reflejo del bienestar de una clase social no muy sofisticada, inclinada a la satisfacción instantánea. Es el medio pelo en su más pura expresión. Buena observación, gracias.

Mensajero, claro que hay algunas "islas" donde se rinde culto al cuerpo, pero en general están hechos unos cachalotes.
Estados Unidos es un paraíso consumista, en efecto, el consumo es el motor y el pilar básico de todo el sistema. Me encanta poder comprar una notebook a 300 dólares porque se va a discontinuar dentro de dos meses, o ropa rebajada de 60 a 15 dólares o un palo de golf a 75 dólares cuando el año pasado costaba 250. Estas cosas y muchas más que tal vez me ponga a analizar en algún artículo solamente son posibles por la existencia de un enorme mercado, del que usted y yo formamos parte cuando vamos y nos ponemos locos.

CLAUDE dijo...

¿Y ya tienen un reality show como “Cuestión de Peso” donde poder humillar a los gordos para regodeo de los televidentes?

Bugman dijo...

Adenoz, ¿y en el norte de Africa están gorditos?

Candorosa, claro que sí, de hecho como dije antes es un problema de salud pública bastante grave. (A mí tampoco me gusta mucho Mc Donalds, pero Wendys me puede).

Garfio, estuvo bonito, aunque un par de días hizo algo de frío, y llovió (insólito para esa desértica región).

Adriana, no jugué a la ruleta, lo siento. Apenas si gasté unos billetitos en las tragamonedas, como entretenimiento y para no decir que estuve en Las Vegas y no aposté un cobre.

Bruno, ¿sabe que hay un reallity parecido, con gordos que tratan de adelgazar? Aunque no tiene la pretendida seriedad del vernáculo, allá son más honestos y queda claro que es un espectáculo y que poco les importa la salud de los participantes.

Bugman dijo...

Blackmamba, vea que su idea no es tan descabellada. Si hay algo que no vi fue discriminación con los gorditos y gorditas. Allí van ellas aparentemente sin complejos, muchas veces acompañadas de un muchacho delgado. De manera, ¡que adelante, un nuevo mundo sin sufrimientos ni dietas la espera!

Bugman dijo...

Naimad, pero por supuesto, ahora lo veo claro. Están preparando tropas de ocupación. Cuando ya no quepan más en USA, se van a ir metiendo a fuerza de volumen en Canadá, México y de ahí para abajo. Los que se caigan al mar van a servir de puente humano para invadir Europa.

Marcela, usted lo ha dicho, es una elección,, un poco inducida, claro, pero una elección. De todas maneras tarde o temprano a la gente bienpensante le va a parecer una barbaridad que la gente se flagele con la comida, y algo van a inventar, como ya hicieron con el consumo de tabaco.

Claude, hay realities de toda clase, entre ellos el de los gordos. Es más divertido que el nuestro, por lo poco que ví. Son bastante crueles.

Señorita Cosmo dijo...

No fui a los Estados Unidos pero ya me habían comentado de la obesidad. Con respecto a las "comidas ricas", mire Bugman; CUALQUIER comida que tenga suficiente grasa, crema, azucar o mezcclas varias de hidratos con proteínas sabe rica. Basta comparar a una empanada al horno con una frita y la segunda resultará muchísimo más sabrosa. TODO lo frito tiene más sabor y si se hace al horno, cuánto más aceite se le ponga (o sea, frito encubierto), mejor.
Un plato, para estar bien hecho debe, además de ser sabroso, no caer pesado, eso lleva tiempo.
Los norteamericanos NO cocinan rico: cocinan para gordos, que, obviamente, es la forma más fácil, rápida y sabrosa de cocinar, pero la más repugnante a la hora de mirarse al espejo o controlar la salud.

Angie dijo...

Verdad, yo también lo comprobé hace años cuando estuve allí y la verdad es que aluciné ante tanta imponencia!

Si algún día me fuera a vivir a EEUU (lo cual es bastante, bastante improbable, jaja) creo que seguiría siendo fiel al tipo de alimentación a la que estoy acostumbrada, la dieta mediterránea, que para mi es la "más mejón del mundo mundiá". En España también hay 20.000 McDonalds, Burger King, etc.. y yo no me como una hamburguesa desde hace algo así como 15 ó 16 años. Por tener, tengo hasta el colesterol por debajo del límite mínimo, jajaja...

En fin, ya se arrepentirán de descuidar tanto su salud cuando les dé un patatus y la espichen...

Me alegra que esté de vuelta ya, se le echaba de menos.

Besos. Angie.

Emeefe dijo...

Bienvenido Bugman, hablando de comida, cuente alguna anécdota "sabrosa", por ejemplo si alguna señorita conocida de viajes anteriores lo saludo efusivamente delante de su novia! (Estoy hablando de alguna empleada del hotel o restaurante, mal pensados!)

El Señor F. dijo...

uy dió! los carritos! En disney cada parada tenían que parar y hacer maniobras para que una redneck motorizada pudiera subirse! Gente que, cual Bill en Kill Bill 2, no podía caminar más de 5 pasos sin que le estallara el cuore.

Una alegría tenerlo de vuelta en el país, bugman.


pd: No se puede dejar de notar lo pulidos que están los trastes de las estatuas en el post anterior...

Jazmin dijo...

Si, para allá vamos, por eso es que he decidido y una vez más me propongo subirme a esa bicicleta a diario, fuerza de voluntad mucha fuerza de voluntad, deseenme no suerte si no constancia; si no, entonces nos veremos en la puerta giratoria

Adolescente Aburrida dijo...

Es muy fácil aumentar en cualquier lado. Y tenga en cuenta que Ronald Mc Donald vive en casi todos los lugares del mundo. Sino fijesé, ahí en plena nueve de julio cuanta gente anda comiendo esas deliciosas hamburguesas grasosas...
Eso sí, las anoréxicas de las propagandas y las telenovelas se alimentan de agua y sol...
Entre tanto yo me quedo con las milanesas que me cocina mi mamá.
Slurp!

Gabriela dijo...

Hace ya un tiempo que vengo con el tema de las gordas, con mi amigo el fishote estuvimos debatiendo el tema hace ya un tiempo frente a unas stout heladas y él se mandò un escrito increíble intitulado "la conspiración de las gordas"; en el blog "esperando el pernocte" también se hace mención a las gordas y su sexualidad.

Creo que más que un tema de salud es un tema de insatisfacción social, creo que se reemplazan con comida las carencias afectivas.

Hace mucho que no viajo más allá de la General Paz, lo que ya es un trámite, pero gordos hay en todos lados y lo más triste es que muchos son adolescentes y chicos.

Cordiales saludos.

capitanfla dijo...

Lo de Mc .... es rico, pero odio que le pongan ketchup como presunción "iure et de iure" que me va a gustar.

Victor dijo...

Camarada Bugman; veo con tristeza que ha sido víctima de un lavado de cerebro. Esto no le permite ver que los EEUU están de mal en peor. Aparte, como todo el mundo sabe, son unos botarates ignorantes.

Hablando en serio, muchas veces hablé a favor de la comida estadounidense y fui severamente repudiado por mi eventual interlocutor. Soy cocinero y relativamente conocedor, no de los que abundan ahora neoGourmets, soy de los que aprendio a cocinar con la abuela. Y me encanta la comida estadounidense, desde la de Nueva Inglaterra hasta la Texana.

Con respecto a los pesados, me parece que en las ciudades se invirtió la tendencia de la obesidad hace unos años ya. Pero ciertamente siguen siendo extremos.

Saludos cordiales

choripanboy dijo...

dear Bugm
perdoname esta intromisión pero a veces otros expresan pensamientos y broncas contenidas, lo estoy pedando en varios lugares pues este tipo (no se quien es) me parece que escribió el verdadero latir de los cacerolazos de stas días
para leer con una sonrisa
Piquete de la abundancia? Señora, basta de verso y mire la realidad. A su esposo lo comprendíamos porque era tuerto, pero… ¿Y Usted?
Primero yo (Ud.), ¿no es cierto? Su orgullo, su intolerancia, su incapacidad, su soberbia, su banalidad tensan la cuerda más de lo conveniente.
Por Juan Carlos Sánchez
http://politicaydesarrollo.com.ar/nota_completa.php?id=2094

el charlo dijo...

Bueno, es cierto... pero aún así note que acá siempre vamos como el salmón en época reproductiva (será que somos cachondos)... o sea... si el mercado carece realmente de una mayoría de gente cuasi transparente de lo flaca... por qué es que las tiendas de ropa no venden los talles grandes que hasta por ley les obligan? Porque somos argentinos sería la respuesta más acorde... y cierta... Otra cosa... note que si hay tanto obeso lo mejor sería invitarlos a hacer el ejercicio... no darles cochecitos y cintas (a no ser que estas últimas anden pa'l lado contrario al de destino)... en fin... Le mandó saludos míos a Grissom?

Desirée dijo...

La gordura es nora en el país del norte, es cierto, yo me compraba la ropa en casa de niños. Talle 12, sí, allá mi cuerpo de alfeñique no está contemplado por los diseñadores de ropa.
Jajaja. Muero por presenciar la muerte en la puerta giratoria. Además imagino a un grupo de bomberos rescatistas tratando de embadurnar a los gordos atascados con grasa o manteca para que puedan salir disparados. Excelente post, como no podía ser de otro modo.

Bugman dijo...

Señorita Cosmo, es lo que yo digo, es rico. Será una porquería, pero es rico.

Angie, cómo le va, el problema allá es que la buena comida es más cara, y no está en todas partes. No tuve la oportunidad de ir a un gran supermercado, supongo que ahí debe haber más para elegir, pero en los restaurantes baratos todo es grasa y azúcar.

Emeefe, tuve la precaución de alojarme en otro hotel. Es que en la última oportunidad me olvidé de dejar propina.

Señor F, en los casinos había gordomóviles surcando las alfombras por todas partes. Deberían habilitarles carriles exclusivos. Diga que no me pisó ninguno, que si no le hacía juicio al hotel y volvía millonario.
(Los traseros están lustrosos porque trae suerte frotarlos. Yo siempre que puedo froto el trasero femenino que tengo más a mano, pero alguna féminas ddicen desconocer esta costumbre y se ofenden. Qué ignorancia).

Jazmín, fuerza, fuerza, evite los hidratos de carbono, las grasas, lo azúcares, en fin que si cualquier alimento que se pone en la boca tiene buen sabor, escúpalo de inmediato.

Todos Gronchos dijo...

Me tendré que ir a vivir a EEUU para disimular.

La angustia oral por haber largado el cigarrillo ha hecho que tenga que usar a escondidas los corpiños de mi mi mujer.



PD: extrañaremos su presencia hoy en el Abasto.

Bugman dijo...

Adolescente aburrida: Le aseguro que las cosas negras y chatas (como las que crecen entre los dedos de las patas) que acá don Ronald nos quiere hacer pasar por hamburguesas no tienen nada que ver con las originales. Por otra parte, la carne argentina es bastante magra, incluso la picada. Y que vivan las milanesas (al horno, al horno que si no me caen pesadas).


Gabriela, claro que gordos hay en todas partes, pero la concentración de panzas más grande que he visto fuera de un campeonato de sumo la vi por allá por las tierras de don George.

Capitanfla, es que los empleados de Mc están en piloto automático, vaya usted a pedirles que se desvìen un milìmetro del estándar y vuelcan.

Victor, por fin alguien que me entiende. La comida americana es sabrosa, sin entrar a discutir sus valores nutricionales.
(Sí, sí, los Estados Unidos están derrumbándose, cada vez peor, no como nosotros que marchamos por una senda digna hacia un futuro venturoso.)


Choripanboy, leí el artículo, gracias.

Charlo, en realidad nosotros no somos tan gordos en general. Sí es cierto que cuesta conseguir talles grandes, pero es una cuestión, como de costumbre, de mercado. En USA yo soy poco menos que un enano desnutrido, y me cuesta conseguir ropa. Un americanote de los habituales por allá no podría vestirse en Buenos Aires a menos que fuera a las dos o tres tiendas que se especializan en gente enorme.

Desiree, gracias,le confieso que yo me he comprado alguna prenda deportiva en la sección "kids". La XL para niños me queda bien. Y conste que mido 1.78 y peso 78 kg.
No me parece prudente untar con manteca a los gordos para desatascarlos. Pueden quedar demasiado suculentos y a lo mejor se empiezan a comer entre ellos.

Groncho, le aseguro que por aquellas calles usted pasaría completamente desapercibido. Igual hizo bien en largar el tabaco, para adelgazar hay tiempo.
Lamento sinceramente no poder concurrir en mi rol de extrapartidario esta noche, pero tengo un compromiso al cual no puedo asistir en espìritu asì que no me queda màs remedio que llevar mi cuerpo.

Fabio dijo...

Me impresionan sus volumenes, su andar como plastas, sobre todo mas en Texas y California que en New York... alli la gente es mas gorda todavia, se nota muchisimo mas.
Actuan como si tambien tuvieran grasa en el cerebro.
Reconozco, aborrezco a los gringos... no puedo ser objetivo, pero una vez entre en un centro comercial, y me parecio que era un deposito de bolsas de estiercol...
un saludo
faBio

Forbidden Reloaded dijo...

Usted sabe que yo noto lo mismo en Buenos Aires. Después de vivir dos años en Córdoba y los dos últimos en Resistencia, he observado que cordobeses y chaqueños (mas que nada las mujeres) tienden a cuidar su peso y su aspecto mas que los porteños y principalmente los que viven en el gran Buenos Aires. He observado también que existe una gordura ideológica (si ya se siempre rompiendo las pelotas con lo mismo...) pero he visto que las zurdas, en general son gordas y desaliñadas, eso si dicen que porque no comparten los modelos capitalistas y consumistas....

Little Butterfly dijo...

Sabe lo que sucede?, que al fin de cuentas, todo se resúme en el chisme..

créame.

Daniel de Rosario dijo...

Como es posible los otros días me entere que EUA había prohibido el uso de ciclamáto de sodio como edulcorante en cualquier bebida (coca cola Zero, cambio su fromula, que llegara aquí en unos meses), en todo su territorio, porque se comprobó en dosis altas produce una mayor probabilidad de contraer cáncer, lo que me llevo a manotear el edulcorante que hace mas de 10 años consumo, leí contiene: Ciclamato de sodio 8000 mg siendo la dosis diaria admisible de 210 mg.

A que voy con esto a que le han prohibido a los americanos el edulcorante, por eso estan rellenitos, es decir el gobierno prefiere que se mueran gorditos y saludables a tener un final trágico como es este desgraciado del cáncer.


saludos

Victor dijo...

(Perdon que me meta Don Bugman)

Daniel de Rosario: trabajo en alimentos y algo leo sobre este asunto. Quédese tranquilo, Ningún edulcorante le va a traer cáncer. Son huevadas que periódicamente vuelven a a parecer. Sobre todo antes/ durante del lanzamiento de una bebida que no lo contenga (mexplico?) Ocurre el mismo fenómeno cuando el responsable de la sección "Salud" de algún diario no sabe que demonios publicar al día siguient, exhuman alguno de estos artículos.

Saludos

Daniel de Rosario dijo...

Victor, me tranquiliza mientras agrego edulcorante al mate, pero esto de que esta prohibido en EUA?

PD/ el elulcorante es es de barry de cormillot, pensaba hacerle un juicio millonarios, pero bueno.

Saludos.

Daniel de Rosario dijo...

Victor aca comente su apreciación y algunos compañeros de trabajo me dice que es verdad porque lo vieron por TV, en el programa de Graña, no se si en américa o en el 13.

Saludos.

Blog Widget by LinkWithin