miércoles, 19 de diciembre de 2007

La babas de Babilonia

Tengo un cliente que cuando ve pasar una señorita de impactante fuselaje comienza a proferir unos susurros insinuantes en voz muy baja, que suenan algo parecido a bsbsbsbbssfggmuerdo...cosita....bsfgggbsbsbsssagarro. En las ocasiones en que mi presencia física coincide con uno de estos episodios, me siento como cubierto por una sábana confeccionada con hilos de saliva fría.

Digámoslo de una vez: un hombre baboso es repugnante.
Más cuando el baboseo ni siquiera tiene la intención de alcanzar a la dama avistada (que las más de las veces ni se entera de nada) sino establecer una especie de complicidad con nosotros, involuntarios testigos de la aparición de lo peor de nuestra condición sexual.

Hay otros salivadores que sí procuran que el objeto de sus guarradas se entere de su hazaña. Dicen la barbaridad en voz alta, y allí la fémina es la que debe sentirse salpicada por una sustancia pegajosa y malsana.

Aclaremos prontamente que yo siento el mayor de los respetos por los caballeros que saben cómo dirigirse a una dama desconocida y alaban su belleza en forma elegante y eficaz, sin intenciones ulteriores y con el único propósito de dejar explícitamente declarada su admiración, y de paso alegrarle el día a una mujer que merece ser homenajeada por su contribución a la armonía del Universo. Si acaso estos poetas reciben por toda paga una sonrisa, a veces ni eso.

Pero regresemos con los indignos ejemplares que pervierten el piropo hasta convertirlo en un insulto.
Es evidente que no esperan que una señorita abordada de tan mala manera responda con interés al torcido estímulo. Me pregunto cuál sería su reacción si la afectada se plantase declarando : Muy bien. Aquí estoy. Cumpla su promesa, hágame todo eso que me dijo. (Mi abogado me sugiere que les aclare a las lectoras del blog que de ningún modo estoy recomendando ese curso de acción. Que es una pregunta retórica. Que no me hago responsable de las consecuencias en caso de estar erradas mis suposiciones).

Una técnica ligeramente menos agresiva es la que aplican los babosos que se desplazan en vehículos motorizados. Estos repulsivos móviles reaccionan ante la vista de la belleza femenina haciendo una corta pulsación de la bocina. Algunos entusiastas acompañan el efecto sonoro con el murmurar viscoso, lo cual ya parece demasiado. Incluso si se quedan en silencio se los puede ver a través del parabrisas mordiéndose el labio inferior con cara de famélicos sexuales.
Digo yo, ¿existe en algún lugar un registro, un testigo, una prueba documental de que en alguna ocasión esto de tocar la bocina haya resultado en alguna reacción de algún tipo por parte de la dama en cuestión? No, ¿verdad? ¿Entonces por qué lo siguen haciendo? ¿No ven que se rebajan, que nos rebajan?

Mujeres bellas han provocado asesinatos, peleas y suicidios. Ejércitos han marchado a la batalla bajo el influjo de unos ojos hechiceros, unas piernas con tobillos finos como los de los caballos de pura sangre, unas caderas poderosas o unos senos perfectos. El hombre que tiene algún grado de sensibilidad siente un pequeño estrujamiento del alma ante la sublime majestad de un esplendoroso ejemplar femenino. Algunos incluso experimentan una súbita tristeza al descubrir que esa mujer no será para ellos. Otros, como decíamos, tienen la habilidad de expresar su deleite con palabras de homenaje.

Pero lo que no toleramos es la verborrea masturbatoria, la rastrera e indigna ostentación de mal gusto, el acto cuasi violatorio, agresivo y estúpido.
Un baboso es un tipo que degrada la belleza, la ensucia, la pone al mismo nivel de disfrute de un eructo.

Y encima molestan tocando la dichosa bocina.

Buenas noches.

42 comentarios:

Pepinita dijo...

Me gusta un piropo bien colocado, como vos decis le arranca una sonrisa a una. Quizas de un "pibe" me pueda bancar alguna groseria, es joven, pero son los menos. Por mi experiencia los peores salivadores son hombres adultos, que peinan muuuchas canas y que mas de una vez hacen caritas o gestos teniendo a su señora esposa al lado.

Muy buen post! Besos!

Stella dijo...

Bugman, es cierto, el término "babosa" les queda como anillo al dedo!
Un asco!!
Y tiene razón Pepinita, generalmente son hombres grandes, típico de viejo verde con disfunción erectil.

O se me fue la mano con la apreciación?

LorChindy dijo...

qué buen relato!!!... Bugman, dígame un piropo por favor!

Pepe dijo...

Con lo que aprecia una dama, por norma general, un piropo elegante.
Lástima de babosos que tanto rebajan la media de galantería, que gracias a unos pocos caballeros con clase, mantiene a duras penas su estatus.
Un saludo.

Mazarbul dijo...

Me decía un amigo: "La cantidad de babas segregadas por un hombre es directamente proporcional al tamaño del escote que está mirando".

Definitivamente, sí. Algo bastante desagradable.

Fernan dijo...

Estoy de aucerdo con usted Bugman, una cosa es decirle algo lindo a una mina y que esta te sonria o no, y otra es gritarle una barrabasada nomas para ofender...

Aguante el piropo bien puesto!

RacuRock dijo...

yo no doy nunca piropos.. ni bocineo.. ni nada de nada... me contento con admirarlas ... hay mujeres... que hariamos sin ellas.

Marcela dijo...

Yo disimulo pero si continua con sus expertos analisis sobre el genero masculino cada vez va a tener mas adeptas!
Acuerdo con ud.disfruto con un caballero galante y aborrezco a los babientos zumbadores y agresores, imagino que existen muchos ignorantes o recortados mentales no se; tal vez no sepan que uno de los placeres de esta vida es la belleza que nos invita a admirarla,crearla y recrearla.

El Pasquín dijo...

Bugman el último Caballero!, muy bien, buena defensa de un gran valor de nuestra historia como fue el piropo, hoy se distorsionó a guarrada, una lástima.

Una Pepina dijo...

Tambien tenemos el baboso solapado: tiene ojos y estan clavados en algun lugar estratégico de la anatomía de su interlocutora.

Respeto al hombre que siendo interlocutor cuando habla con una mujer tiene la delicadeza de mirarla a los ojos.

Gabriela dijo...

de acuerdo!
un piropo galante arranca una sonrisa pero una barrabasada donde se desprenden hilos de baba y groserias... PUAJ

algun dia me gustaria contestarle a uno de ellos y decirle que bueno, que acepto esa "propuesta" que murmuran, estoy segura de que se asustarian!!
pero por las dudas no digo nada :)

...algun dia podrias escribir un post en donde hables de todas las guasadas que en la calle estan "prohibidas" pero que en la cama bien que estan permitidas y mucho gustan

(me zarpe en el pedido?) disculpas :)

Garfio dijo...

Es algo similar a cuando alguien come haciendo todo tipo de ruidos al masticar, chupándose los dedos de forma intencionadamente sonora, dejando que la grasa le cubra hasta la barbilla ... es realmente repugnante. Además, como usted muy bien apunta, en general realizan este tipo de acciones suponiendo que no van a ser secundadas por el objeto (subrayo en este caso, objeto) de sus erupciones salivares. Buscan la complicidad de su grupo que en algunos casos desearía que se abriese la tierra y se los tragase. Ni el cortejo de las especies "animales" tiene ese grado de suciedad.

Perdone lo extenso, pero es que ha tocado uno de los temas que más me irritan.

Renegado dijo...

No podría estar mas de acuerdo con Ud.. Hasta tenía intenciones de escribir yo mismo un post acerca de este tema, pero dado que se me ha adelantado y de forma tan brillante, solo puedo sumarme a sus apreciaciones.
Y ahora me retiro, porque está pasando una señorita por la vereda y quiero gritarle groserías.

Estrella dijo...

Hombres, sepan que pocas cosas ponena a las mujeres más felices que un buen piropo, dicho, por ejemplo, un día de esos en los que uno anda con la autoestima baja.

Los groseros o farabullan palabrtas por lo bajo quedan fuera de concurso.

Una vez, un novio me dijo que no entendía a las mujeres que, cuando un tipo las seguía y las seguía, caminaban apurando el paso, con cara de nada. Como si una hiciera eso de agrandada nomás. A los pocos días, iba yo caminando por Florida y me seguía un hombrón que me tenía hasta. Me acordé de lo que me había dicho ese novio, me di vuelta, lo paré en seco y le dije que se dejara de molestarme, muy firme yo, mirándolo a los ojos, como para demostrarle que no le tenía miedo. ¡Para qué! Se me vino encima al grito de: ¡"Pero vosss que te creééésss y bla bla bla!". Un papelón y una situación por demás incómoda. Después de eso, volví a caminar con cara de nada.

Una anécdota que cuenta Biy Casares en sus diarios: "Una vez un taxiste me dijo, mientras me señalaba a una linda chica que estaba cruzando la calle: Se creen que porque son lindas no las pisamos, las pisamos igual".

Perdón por la largura!

El Profe dijo...

Que bueno es leerte en ese tono reflexivo y hasta admonitorio. Cierto,es muy penoso el descontrol de gente grande que así muestra cómo sus "bajas pasiones" dominan su vivir...pero sin ánimo de justificar lo injustificable, debo decir que en esta "vidriera de los cambalaches" hay de todo, y estos especímenes superviven porque hay quien alienta su existencia de diversas maneras —muchas supuestas "víctimas"; supuestas porque, como bien has descrito, las verdaderas víctimas somos los que sufrimos de vergüenza ajena— y porque aquello que en un tiempo se consideraba un homenaje —el requiebro, la galantería, el cumplido, el piropo— no tiene cultores ni campo de acción al ser considerado una "antigüedad" tanto como las buenas costumbres ¡Una pena! Un abrazo, estimado Bugman.

Geoffrey Firmin dijo...

Jamas, en la historia de la humanidad toda, un subhumano asi ha logrado nada con ninguna mujer con esas simiescas actitudes. Y es justicia. No debe haber nada mas desalentador que un bocinazo. Y la bocina es lo menos grave.
Abrazo cordial.

no tan iguales dijo...

Hace unos dos años había un viejo en la esquina de mi trabajo que me tenía podrida (viejo en serio, cerca de 80). Una vez, al escucharlo por enèsima vez algo sobre chupar y el aspecto más destacado de mi persona de frente, me paré en seco y le dije: "Y ahora qué hacemos?" mientras levantaba el mentón en gesto desafiante. No sólo bajó la cabeza sino que nunca más apareció por la esquina.

esteban lob dijo...

Nunca olvidaré el primer piropo que dije en mi vida, por allá hace unas...¡6 décadas!(Puff)
Fue dirigido a unas vecinas que pasaban por la calle, mientras los imberbes varones que éramos...jugábamos fútbol, con pocos autos circulando por el sector, lo que permitía parar el juego ante algún bocinazo lejano. A esas chicas a las que no me atrevía a hablarles en privado, les dije en público "Adiós, flores de jazmín en primavera". ¡Imagínese que atrevimiento! Al tenor de los piropos hoy en boga, parece un decir de hace unos 2 siglos.

capitanfla dijo...

Yo me rompo todo diciéndole bellos y delicados piropos a la cajera china del mercadito oriental, y ella me mira con su más dulce cara y me dice "no complende".

Y me voy triste.

Ni buena ni mala... dijo...

me hizo acordar a este texto de Orsai.http://orsai.es/2007/08/los_cuatro_albaniles_1.php

Todos Gronchos dijo...

El problema de los babosos es que no la ponen nunca, pero no tienen el prejuicio de admitirlo.

Con los piropos es otra cosa. Con delicadeza y sin zarparse, a más de una le gusta que le digan alguna grosería.

Aclaro que a las conocidas, no en la calle.

No hay nada más gratificante que un tipo de corbata y traje se descuelgue con alguna diatriba típica de un camionero de la ruta del mineral de Olavarría, con musculosa y escarbadiente convenientemente ubicado en la comisura del labio.

Qué se yo...

Todos Gronchos dijo...

Ejemplo: Mamita te parrrto en ocho como una grande de muzza.

Listo.

Adriana dijo...

Bravo!!! Bravisimo!! aplausos por favor para esta reflexion tan sabia y tan bien plasmada... no podría estar más de acuerdo con ud

Bruno dijo...

Me da rabia directamente cuando veo como alguien insulta una mujer al paso.
Debo considerarme un admirador d ela belleza femenina, sin distinción de edad, pero me reservo la imaginación para mí.

Caro dijo...

EXCELENTE!!!

No pudo haber descripto mejor los sentimientos femeninos ante un piropo y la categorización masculina de piropeadores.

Una joyita de post.

La verdad es maravilloso ver a alguien que pueda entender tan bien la psiquis nuestra y que además lo exprese tan bien.

Anécdota personal y Ejemplo de un piropo bien puesto.: el día de las elecciones me dijeron desde un auto: vos sos candidata? porque si es así yo te voto.Quiero que seas MI candidata.

De los otros hay pero ni vale la pena mencionarlos.

Me pongo al día con algunas cositas: Felicitaciones por su casa nueva.Espero haya solucionado el desperfecto eléctrico y esté disfrutando de merecidos baños relajantes sin temores de quedarse allí nomás. Siga escribiendo que es un placer leerle. La inspiración no ha pasado por mi blog así que no le invito a visitarme, pero yo le leo eh!)


Cariños miles,
Caro

Bugman dijo...

Pepinita, gracias, (yo por suerte no peino nada)

Stella, no discrimine que viene el INADI. Babosos jóvenes también hay.

Lorchindy, creo que estaes sup primera vez por aquí, si es así bienvenida. Smbsbsbsbs...cosita...sbsbsdfgnsss..., ¡Ah, no!. ;)

Pepe, es cierto, son como los pelados acomplejados, le quitan brillo a los pelados orgullosos.

Mazarbul, a veces ni eso, he visto a estos homínidos licuarse ante cualquier cosa.

Fernan, aguante, aguante. Cómo me gustaría saber piropear.

Racurock, me pasa lo mismo.

Marcela, tengo la teoría de que estos inciviles en realidad no aprecian la belleza, y quizás hasta la resienten.

Pasquín, una cosa más que nos van quitando. La culpa la debe tener el gobierno. Seguro, seguro.

Una pepina (qué placer, vino toda la familia), mirones hay muchos. Pero bueno, alguna mirada furtiva, así como al descuido, ¿se permite?

Gabriela, a mí también me gustaría ver qué pasa si una mujer se les planta (otra vez mis abogados me piden que aclare que no me hago responsable, etc, etc).
¿Hay algo que no esté permitido en la cama? ¿Me lo enseña?

Garfio, lo acompaño en su irritación. Yo abomino de los sujetos asquerosos en general, pero estos me repugnan más porque se las toman con quien saben que no se va a defender.

Renegado, ¿cuál señorita? ¡Ahhhhhh!
¡¡¡ VENÍ QUE TE FGDRFSADO EL DRUGTAFASDO HASTA QUE TE FDSAGSSS DE FSDSRRGUSA!!! (No, oiga, no era para usted, no me mire así)

Estrella, una de dos, o se topó con un grosero de armas tomar, o el pobre tipo no la estaba siguiendo. Por otra parte, no entiendo a los seguidores. ¿Qué pretenden? ¿Ganar puntos por kilómetro?

Profe, bellamente expresado. Y sí, hay algunas víctimas que no son tales. Simpre un roto para un descosido.

Geoffrey, y sin embargo siguen. Es que el guarrazo debe ser algo dirigido a ellos mismos, vaya usted a saber qué clase de placer torcido experimentan estos subnormales al atacar a una señorita.

NTI, 80 años...qué repugnante. A esa edad somos inimputables, pero qué bien que estuvo, felicitaciones.

Esteban, qué maravilla. A lo mejor hoy se nos reirían en la cara. Se lo pierden. Nos lo perdemos.

Capitanfla, le apuesto a que la oriental entiende todo, pero todo.

Ni buena ni mala, ojalá yo pudiera escribir algo así.

Groncho, las conocidas se toman la guarrada como de quien viene. Imagino que en la cenas de la Embajada de Suecia algunos cónsules dirán cosas irreproducibles a las damas del ambiente diplomático, y ellas se reirán y no pasará nada. O sí. Hace mucho que no voy a cenar a la Embajada de Suecia.

Adriana, gracias (je, con esta me gané al público femenino)

Bruno, es que la belleza femenina se debe disfrutar y sufrir al mismo tiempo, no es cosa para deaforados.

Bugman dijo...

Caro, ¡hola, tanto tiempo! Gracias, gracias y gracias. (Yo la visito periódicamente, auqnue no siempre deje trestimonio)

Gabriela dijo...

ehhhhhhhhhhhhhh no se Bugman, me parece que cuando dos personas se encuentran en una cama "ponen sus limites" sobre lo que les gustaria hacer/ que les hagan y DENTRO DE ESOS LIMITES QUE ACORDARON esta todo permitido

se entendio o mejor o aclaro que oscurece??

bueno, usted escriba sobre el tema y despues venimos todos a opinar

alejandra64 dijo...

LA CANDOROSA dice:

Lo suyo una maravilla, si fuera de piropear, ¡¡ganaría mujeres por toneladas!!!

No hay como plantarse y decirle a los "bghsshhslaseitttoda.."
¿Qué decísss??, ¡¡hablá claro que no te entiendo!!

Victor dijo...

No podría estar mas de acuerdo. Me resulta tremendamente embarazoso y desagradable presenciar esas situaciones. Calculo que esa conducta debe ser concomitante con alguna disfunción fisiológica o psicológica (que según dicen, es casi lo mismo).

Saludos.


PD: ¿Como sigue evolucionando su vivienda suburbana?

Angie dijo...

Enhorabuena por el post, Bugman. Lo analizaste perfectamente!

Es una lástima que abunden más los babosos que los caballeros que lanzan piropos dignos de la mejor de las sonrisas de una fémina!

Por cierto, que estoy de acuerdo contigo en que la china del Capitanfla entiende todos los piropos que recibe, y lo que quiere es que le doren la píldora más, jajaja..

Y en cuanto al piropo que ha reseñado Todos Gronchos... no entendí ni una sola palabra.. jajaja!

Besos, y Felices Fiestas!!!
Angie.

PD: por evitar posibles calamidades.. no vayas a usar estas navidades el hidromasaje no vaya a ser que le des un disguto a tu amada.

gen71 dijo...

Excelente; adhiero al repudio del baboso como indigno representante de la admiración de la belleza femenina.
Muy buen texto!
Saludos.

Mensajero dijo...

No viajé lo suficiente como para opinar sobre la universalidad del piropo, pero se me hace una práctica bastante latina.
La babosidad se me aparece casi exclusivamente porteña. Es una lástima. La elegante sensualidad le sienta muy bien a las mujeres argentinas que se ven impedidas de vivirla plenamente.

Juicy mandarine dijo...

Pufff. Los babosos que dicen groserías son poco hombres. La idea creo, es sentirse superiores al humillar a la señorita en cuestión. Yo les contesto a todos.
A los que dicen cosas lindas mejor no contestarles porque te pueden seguir 7 cuadras invitándote a salir. jaja.
Pero sin duda lo más inexplicable es el chistido... el tipo es tan obtuso que ni puede tratar de decir algo (ya sea grosería o cosa linda).

Bugman dijo...

Gabriela, por supuesto, el consentimiento mutuo estaba sobreentendido. Para todo lo demás, está el Código Penal.

Candorosa, no se me ha dado ese don. Muevo las cejas, pero parece que no es la misma cosa. ¡Campaña para que las mujeres se planten ante los babosos, ya!

Vícotr, alguna tara deben tener. La casa evoluciona, respira, late (como la de GH). Está viva, y creo que me odia.

Angie, gracias, felicidades para usted. La verdad es que todavía no volví a utilizar el hidromasaje, mitad por temor y mitad por falta de ocasión. Si sobrevivo le cuento.

Gen71, bienvenido, gracias. ¡Extirpación de las glándulas salivales a los babosos, ya!

Mensajero, estimo que es verdad, no he visto piropeadores en ciudades no latinas. Y también es cierto, los babosos son casi todos porteños.

Mandarine, bien, pero que muy bien por usted, nada de dejarlos impunes.
Pero a los que piropean bien, vamos, con un rechazo amable seguro que se contentan. No hay nada más frustrante para el hombre que ninguna respuesta.
¡Los chisteadores! ¡Cómo me olvidé de esa categoría! Son como los de la bocina, pero sin auto. Inexplicable, ciertamente.

el charlo dijo...

Mire qué casualidad!
http://www.democraciachina.com.ar/2007/12/billetera-mata-galn.html
No sé si había votado... borre este ingreso luego, así no queda como chivo deslucido...
Lo peor es que conozco gente que ha dicho cosas a las mujeres que a la persona que los acompañara se le produjera una mutación que los convirtió en baldosa, y así pasar desapercibidos

greta garbo dijo...

totalmente de acuerdo !

una de las cosas que mas extraño es a los buenos piropeadores, esos que inevitablemente te dibujan una sonrisa en la cara y te alegran el dia, mas aun si son las 7 de la mañana y sentis tanto sueño que vas a la rastra... esa energia te envuelve y te hace superpoderosa :)

lamentablemente ordinarios hay en todo el mundo, espero que los poetas me 'alimenten' el alma estos dias para aguantar el tiron del proximo año :)

Besos

La Dueña dijo...

Bugman, ud. si que es un caballero. A mi cuando me pasan esas cosas, me hago la tonta, no em queda otra.Algunas veces me ocurre que me hacen caras mientras manejo, y será el sentimiento de poder delante del volante, que ahí no me achico y le clavo la mirada le hago un revoleo de pestañas y los pelotudos miran para otro lado.

Los babosos son insoportablemente asquerosos...Saludos!

Bugman dijo...

Charlo, creo que sí, que voté (no importa el chivo, a usted se lo permito).

Greta, le deseo que sea blanco de una legión de piropeadores elegantes. Bueno, tampoco tanto. Despuès se agranda y nos retira el saludo.

Dueña, ¿un revoleo de pestañas? Se me hace que eso debe ser digno de verse.

el charlo dijo...

Gracias... Ud. es un fenómeno... y no lo digo por la pata de mosquito que le creció gracias a la descarga eléctrica del "hidro" justo cuando el mencionado díptero nematócero se posara en el agua...

Anónimo dijo...

Eeehhh ! Por qué tanto ?
Acaso recientemente han injuriado a la persona de su novia con uno de esos "piropos" ?
Como decía un tío: no pierda tiempo con ellos, que ya bastante tienen en ser como son.
La verdad es que no solo los desprecio, sino que ni siquiera logro entender los mecanismos psicológicos que llevan a algunos sujetos a proferir semejantes cosas. Supongo que debe ser una manifestación de su mediocridad, de su impotencia, de su... falta de descarga ?

Además me he enterado a través de mas de una señorita que suelen ser escupidores de estos "piropos" nuestros ángeles guardianes de la policía. Aparentemente lo hacen solo cuando están acompañados de otro agente del orden, y en sus patrullas... cómo podríamos calificar a estos muchachos ??

Por otro lado, tampoco entiendo a las damas que munidas de pequeñas polleras se arriesgan a pasar por obras en construcción...

Dios lo guarde y me dé la llave Bugmanoso !

Neidorf.

Bugman dijo...

Neidorf, supongo que si un ejemplar de estos se ocupa de la persona de mi novia, ella sabrá que hacer. Lo mío es un desprecio genérico, nomás.

Blog Widget by LinkWithin