lunes, 12 de noviembre de 2007

Mentiras verdaderas

Luego de la publicación del artículo histórico-político del Licenciado Palotes, llega ahora el turno de Alice, también ganadora del concurso.

Mis abogados me insisten con que aclare eso de que no soy responsable de las opiniones de terceros y esas cosas.

Como en la ocasión anterior, le solicito a la estimada Alice que se haga cargo de atender a los invitados.

(Esto de sentarme a ver cada vez me gusta más.)


Como resultado de un mágico momento que viví entre el fin de un año y el nacimiento del siguiente tomé la decisión de dejar de decir mentiras. Todo tipo de mentiras, grandes y pequeñas, incluso aquellas que a simple vista parecieran insignificantes. Y lo hice, durante varios años.

Como resultado de no decir mentiras me metí en un montón de problemas. La mayoría causados por interacciones con personas quienes preferían una mentira breve, una mentira grande, una verdad disfrazada. Cualquier cosa menos la verdad dura y a la cabeza.

Entonces me di cuenta que como animales sociales es indispensable generar, archivar, y utilizar en el momento adecuado una red de mentiras que deben de utilizarse constantemente, para asegurar la feliz convivencia de los seres humanos con los que lidiamos día con día.

Y en ese momento valió madre mi propósito de decir la verdad y nada más que la verdad. En realidad me cansé de enfrentarme con conflictos y dramas derivados de decir en voz alta lo que realmente pienso. Aunque lo que realmente pienso, lo sigo pensando, en ese pequeño voice over interno, pero me cuido mucho más de lo que digo, mucho de ello con base en lo que he aprendido por experiencia que la gente quiere escuchar.

¿Porqué decimos mentiras? En buena medida para conservar la paz. "¿Se me ve bien este vestido?" "Absoluta y rotundamente que si", "¿A qué hora llegaste anoche?" "A la hora que me dijiste que llegara, no te avisé llegando porque no te quise despertar".

Muchas de estas mentiras sociales se entregan como respuesta. Es decir, te enfrentas a una pregunta y no tienes remedio más que buscar en tu archivo la respuesta correcta, no la verdadera, sino la correcta. La velocidad de respuesta es importante porque encima de decir la mentira no quieres que te cachen que lo estás haciendo, y aunque se den cuenta, si lo dices con naturalidad todos podemos seguir la conversación y ser felices pretendiendo.

En la búsqueda de la paz rápido aprendemos el valor de decir "Yo no fui, así estaba cuando yo llegué", como le enseña Homero a Bart (pero, seamos honestos, de chamacos la descubrimos al primer regaño después de confesar que sí fuimos los causantes de la inundación del baño, del fuego en la cocina, del perro pintado de colores o del accidente con la pelota y la ventana), lo aprendes y lo llevas a la práctica. De todos modos hay cosas que no vale la pena defender tu autoría, como los golpecitos al coche: "Le pasó en el estacionamiento, yo me bajé al banco y cuando regresé así estaba".

Entonces, con fines meramente educacionales y con ganas de poner mi grano de arena en la promoción de la paz mundial (y si no la mundial por lo menos la de su círculo cercano), acá una lista de respuestas para que amplíen su acervo:

* "Ya está listo". Sirve tanto en la variación casera como en la laboral. Ya recogí mi cuarto, préstame el coche. Ya mandé el mail, no tengo idea porqué no lo has recibido. Ya terminè la presentaciòn la verás en tu escritorio a primera hora en la mañana. La alternativa es aceptar que eres un huevón.

* "Muchas gracias, me encantó". Sirve en la escena social, sobre todo en los cumpleaños, aniversarios y navidad. Todavía que compramos un regalo no queremos que nos digas que es lo más espantoso que has visto o nos cuestiones si lo sacamos del ropero en el último momento camino a la fiesta. Un simple me encantó es cordial y siempre puedes burlarte del obsequio después cuando no esté la persona que te lo regaló ahi.

* "Claro que si, Pancho estuvo ayer en la noche conmigo". Sirve porque para eso son los amigos, para hacerles el paro pase lo que pase. Ayuda cuando tu amigo te avisa que te va a usar de coartada antes, pero si la llamada es inesperada hay que responder con un inequìvoco si. Tiene mucho menos valor cuando te llaman para avisarte que Pancho está en el hospital y si puedes explicar donde estabas tu cuando dijiste que estaban juntos y tuvo aquel accidente.

* "Soy rubia, de ojos azules,m mido 1.80 y me tiene cansada mi trabajo de modelo". Sirve cuando conoces a alguien por internet.

* "Tengo 29 años" Sirve cuando llegas a los 30, y a los 31, y a los que vengan...

* "Claro que sé hablar alemán, también francés, italiano y por las tardes quiero tomar cursos de ruso". Sirve en una entrevista de trabajo. No sirve si no es cierto y en ese momento el entrevistador cambia de idioma para valorar tus conocimientos.

* "Estoy buscando el reto intelectual, la verdad es que el dinero no me motiva tanto". De nuevo, para una entrevista de trabajo. Sirve porque confesar que estás desesperado y que ni en el McDonald's te quieren contratar es una verdad que nadie quiere escuchar.

En fin.

-a-

29 comentarios:

Bruno dijo...

Sin palabras.
Las verdades.....
Muy bueno! Lamento decir que no extrañe a Bugman...
bueno un poquito si.

Alice dijo...

Si, yo también extrañé a Bugman, la verdad es que siempre he envidiado su manejo del lenguaje, y siempre se lo he dicho.

Pero me emociona haber tenido la oportunidad de colaborar en este espacio eso está muy claro.

:)

Has dijo...

Llegué tarde para Juan de los Palotes pero a tiempo para Alice...
Primero que nada: Bugman: felicitaciones por el premio recibido! Usted se lo merece!
Ahora sí, Alice: salvo la de decir que soy rubia de ojos celestes y cansado de desfilar, los demás consejos los tendré en cuenta. Sobre todo el del reto intelectual.
Tal vez la siga leyendo en su blog, no se asuste si así es...
Saludos!

Jazmin dijo...

Creo que el problema no esta en que digamos mentiras, por que son necesarias, el real conflicto está en que las creemos; las hacemos parte de nuestra vida, mintiendonos; ya no nos es tan ajena a la verdad la mentira...

Alice dijo...

Sip, como estilo de vida yo lo seguiría haciendo porque la decepción es terrible. En especial si le mientes a ti mismo.

Más bien pensaba en mentiras del estilo de "está hermoso tu bebé" en lugar de decir "pero porqué está tan feo este escuincle, pero que bonita ropa le pusieron".

Has. Bienvenido al blog, excelente que visitaras.

Emeefe dijo...

Alice, me encantó! (jaja).
En serio, muy bueno. Te cuento una técnica que tenía de chico cuando me sorprendían en una actitud sospechosa: confesaba un "crimen" menor. Siempre era más creíble que decir que no estaba haciendo nada, y el reto era más suave. Por ejemplo, si rompía un jarrón por haber jugado con el, luego decía que había pasado corriendo y lo había llevado por delante sin querer. Sólo me decían: no tenés que correr cerca de los jarrones!
El problema de decir "ya está listo" es lo que puede pasar después que uno ni espera, por ejemplo, si en el trabajo, decis que estás "terminando algo" cuando todavía no lo empezaste y justo después te agarran 40 grados de fiebre y tu jefe te dice: pasame lo que hiciste que lo termino yo (!)

Fabiana dijo...

¡saludos!

Angie dijo...

jajaja! muy buena tu reflexión, Alice. La verdad es que si no existieran las pequeñas mentiras piadosas, probablemente, todo se complicaría mucho más! Mientras uno no se convierta en un mitómano empedernido, no hay problema...

Un beso. Angie

Fernan dijo...

mm nose yo voy a intentar la de "soy rubia y mido 1.80" solo para ver que pasa...

Stella dijo...

Sería interesante armar un listado de mentiras piadosas típicas de los blogs, no! jajaja
Un gusto leerte, Alice!! Y es la pura verdad!

Poliss dijo...

Si muy cierto, a mi me paso algo asi hace un tiempo...
Le dije a un chico que gracias a el habia dejado de mentir, y cuando me pregunto si era verdad, le dije que no por supuesto.
Lamentablemente el mundo se sostiene asi, si todos dijeran la verdad esto seria un caos no le parece?
Muy bueno el post y muy buenos los consejos, especialmente de soy rubia y mido 1.80.
Me pasare por su blog a chusmiar un poco...

El Profe dijo...

Alice: Si realmente dejaste de mentir en una forma tan radical, puede decirse que eres tan rara —preciosamente rara, un camafeo— como un extraterrestre, sin embargo pienso que abandonaste una experiencia tan singular —decir siempre la verdad— porque eras demasiado joven y desconocías el valor del silencio; sí, no siempre debemos manifestar nuestros pensamientos, a veces un silencio piadoso es mucho mejor...y cuando inevitablemente debes decir algo,existe la posibilidad de decir una verdad que no sea tan dolorosa, por ejemplo en el caso del vestido, en lugar de decir "disculpame, pero es horrible" o "con ese cuerpo nada te va bien" se puede responder al "¿Cómo me veo?" diciendo:"Con tus ojos tan preciosos todo se ve mejor" (siempre y cuando la esperanzada preguntona no sea bizca ni ciega)En fín, que la verdad y la sinceridad no tienen que ser necesariamente ofensivas y además la diplomacia —tan ausente en estos últimos tiempos— es el arte de "zambullir en un mar de conflictos sin salpicar". Un beso.

Alice dijo...

emeefe: Muy bueno el confesar un crimen menor, como para cambiar el punto de atención y poderte salir o con la tuya o con un regaño menor. De las mentiras en el trabajo el problema es que como Murphy dicta siempre va a pasar algo que no puedes controlar y que te descubre. Con eso también hay que aprender a vivir.

fabiana: Saludos de regreso, si los saludos eran para Bugman, él me dijo que atienda este changarro así que: ¡Saludos de regreso!

Angie: Ah, es que el chiste es el balance. Cuando llegas a la mitomanía empedernida te metes en problemas de nuevo. Tan complicado es siempre decir la verdad como siempre decir mentiras.

fernan: Me cuentas como te va en el ligue.

Stella: Suena bien. Si lo compilas me dejas leerlo, este mundo bloggero tiene la bondad del anonimato.

Poliss: Bienvenida a mi blog y arriba la paz.

El Profe: Se me olvidó contarles que también dejé de mentir porque soy muy mala diciendo mentiras y siempre hago algo que impide sostenerla. Pero tienes razón, las mentiras es el camino fácil. El camino difícil y valedor hacia la paz es aprender a hablar sin ser ofensivo. No sé porqué nací sin el gen de ser diplomática y poder cambiar una frase de algo negativo a algo que suene bien, pero trataré de seguir tu consejo.

Romina dijo...

Excelente análisis de la mentira... Las hay de todos los tamaños y colores, tenemos para elegir y para variar...

Es muy cierto, uno a veces (muchas muchas veces) prefiere escuchar una verdad a medias que un tormento de sinceridad, y más allá de que a veces se es consciente de la "no verdad", se reconforta en el anhelo cuasi inocente de que es la absoluta realidad...

Felicitaciones Alice, y Bugman, no se nos amodorre que queremos tenerlo pronto nuevamente! Se lo extraña... un poquitín, eh.

RacuRock dijo...

por mi parte quizas diga mentiritas piadosas pero en vez de decir la gran mentirota matadora prefiero quedarme callado y dejar que lleguen a sus conclusiones por si solos.

capitanfla dijo...

Una muy querida amiga, a la cual quiero llevar a la cama, por cierto, me dijo: "yo nunca miento, sólo omito revelar algunos detalles."


También está lleno de mentiras el post del licenciado Palotes, cuando afirma que todo se consigue con trabajo y sacrificio, cuando el asalariado, en su mayoría, gana lo mínimo indispensable para su subsistencia y menos también.


Una mentira piadosa, La UCR siempre ha gobernado bien.

JAJAJAJAJAJAJAAAAA.

Perdón...

CLAUDE CONTIN dijo...

Voy a poner en práctrica los consejos, pero ¿y si insisten en no creerme? Mi problema es que tengo cara de estar ocultando algo.

Mensajero dijo...

Mi memoria falla, pero no se cuál de mis favoritos escribió hace mucho una apología de la hipocresía, en la que sostenía que si uno no caretea las 24 horas del día cada día, la sociedad se caería a pedazos.
Muy buena la nota.

Todos Gronchos dijo...

La VERDAD???

Para qué quieren la verdad, sino sabrían qué hacer con ella???

Alice dijo...

Ya lo había dicho Jack Nicholson, no? "You can't handle the truth". Es cierto, muchos no saben como tomarla y muchos más no sabrían que hacer con ella.

Claude: No hay como la práctica. Es como todo, se aprende. Si tienes cara de que ocultas algo empieza por algo sencillo, el chiste es no meterte en problemas no causar más.

A todos gracias por sus comentarios, a ver si con esta experiencia consigo que alguien deje comentarios en mi blog.

Bugman, buenísimo el experimento, gracias por la invitación y ojalá algún día yo llegue a tener tu capacidad de transmitir verbalmente el humor cotidiano.

: )

Bugman dijo...

Escribo en negrita porque soy el dueño de casa, qué tanto.
Las pequeñas mentiras, los amables sobreentendidos son un lubricante social indispensable. Si dijéramos con sinceridad todo lo que pensamos estaríamos todos presos.
Alice, precioso artículo, felicitaciones.
Este ha sido un interesante ejercicio, me parece que periódicamente voy a invitar a otros blogger a escribir alguna cosilla.
PD:¡Volveré, aunque no me extrañen!

Garfio dijo...

Con su permiso y al hilo de su excelente artículo. Excepto en el caso "Ya está listo" que es una especie de ruleta rusa en la que el resultado depende del azar, en algunos de los ejemplos que ha puesto yo le intentaría pasar el balón al interlocutor:

"¿Dónde crees que estuvo Pancho? ¿Es que no confías en él? Ya verás cuando se entere" (Le ha puesto en un aprieto por preguntón)

"¿Tú qué edad crees que tengo?" (Es arriesgado, pero el que contesta arriesga más y MENTIRÁ a la baja, casi seguro. Fíjese que no he puesto LA que contesta, me temo que ahí el riesgo se multiplica).

En lo del reto intelectual, yo probaría a añadir al final " ... por eso voy buscando un trabajo con jefes de cierto nivel y no simples empresarios. Y, la verdad, no hay muchos".

Saludos.

CLAUDE CONTIN dijo...

Alice, mirá, este post tuyo tuvo contribuyó a este post de NTI. Lo digo de metido, nomás.

CLAUDE CONTIN dijo...

Escribí "tuvo" sin ningún sentido. La palabra está de más.

Anónimo dijo...

Con el desparpajo que me confiere la condición de "anónimo", me permitiré narrar otra mentirilla que -a veces- nos vemos obligados a decir los hombres.

Lugar: Cualquier hogar donde conviva una pareja.

Momento: 02:15 AM de un día cualquiera.

Un minuto antes de la mentirilla, ella duerme y él mira televisión.

Luego, y sin que él lo advierta, ella despierta y se dirige hacia donde está él. Al llegar, lo encuentra frente a la TV, practicando un violento zapping...

- ¿Que hacés levantado a esta hora, gordito?, interroga ella.

- No, nada, un poco de zapping...

no tan iguales dijo...

Estuvo buenísimo el ejercicio, Mr. Bugman. Pero ya va siendo hora de que deje de utilizar a sus negros y se cope publicando algo. Mire que siempre podemos contar con la inestimable ayuda de Monsieur Chabal y ahora SABEMOS DÓNDE VIVE.

Mejo Dieron dijo...

Jajaja. ¡Cuánta razón, querida Alice!

Buenísimos consejos, los voy a poner en práctica a los que aún no lo hacía. Debería considerar hacer un manual de mentiras blancas para zafar de situaciones engorrosas.

El post del Licenciado también... ¡excelente!

Me encantó el desenlace de este concurso, felicitaciones a los ganadores.

Estimado Bugman, luego de unos cuantos días fuera de la blogalaxia he vuelto, y casi termino de ponerme al día con los posts y comentarios. Aprovecho esta oportunidad para otorgarle el premio "Blogger del día", aunque seguramente ya no tenga más lugar donde exhibirlo. Sino siempre se puede deshacer de él en la próxima mudanza.

Lamento la tardanza, estaba previsto para la semana pasada, pero bueno... finalmente aquí está:

http://meestanjodiendo.blogspot.com/2007/11/blogger-del-da-ms-vale-tarde-que-nunca.html

Le mando un gran saludo,

Mejo

Bugman dijo...

NTI, sus deseos son órdenes, pero no vaya a creer que me asustó con ese francesito desaliñado. Por favor. "Asustar" no es la palabra adecuada.

Mejo, pero qué honor me hace, no por ser repetida valoro menos esta demostracion de afecto. Muchas gracias, de verdad.

Little Butterfly dijo...

Bueno esta es mi primera visita y tengo que decir que ha sido muy grata...
veo que no estoy escribiendo en la columna del tan afamado Señor Bugman, pero de todas maneras hago coextensivo el saludo.

Las "verdades sobre las mentiras de Alice" me han dejado pensando.. y veo que estoy en el camino correcto, sólo que es bueno que una mujer lo confirme..

Saludos Sr Bugman y cuando tenga tiempo lo invito a pasar por mi humilde blog, que si bien no alcanza el nivel semiotico aqui desarrollado, tampoco lo escribe un asno.. bueno, a fines de ser sicera cdo no puedo postear por falta de inspiracion, de hecho el me ayuda...

saludos!

Blog Widget by LinkWithin