jueves, 15 de febrero de 2007

Pequeño homenaje a todos los que de una u otra manera

Amanezco con el cuerpo adolorido, la boca pastosa y una jaqueca de campeonato. A través de la niebla espesa del exceso culinario de la noche anterior, trato de recordar qué había pasado. No lo logro del todo. En el refrigerador, apenas una jarra de agua con un limón partido al medio. Decido desayunar en el Roxy. Me dedico a observar a los parroquianos, mezcla de oficinistas y sospechosos habituales: el que pasó la noche fuera de casa y junta coraje para enfrentar a la esposa, el que revisa mentalemente los detalles de un negocio turbio.

Llego tarde al trabajo. La recepcionista me saluda con una inclinación de cabeza, produciendo toda clase de sonidos al sacudir las numerosas piezas de su recargada bijou, y luego sigue aporreando frenéticamente el teclado de su computadora. Me pregunto que escribirá. ¿Su diario íntimo? "Diarios de una Chumina", se debería llamar. Si será guarra.

Jack, el jefe, me encara por haber llegado (otra vez) fuera de horario. "Es que el subte viene lleno", le contesto , y lo dejo protestando.

Me siento en mi cubículo y me dispongo a clasificar los 200 mensajes que tengo pendientes. Por suerte casi todo es spam, y las numerosas ofertas de agrandar mi pene, conseguir un título de posgrado sin estudiar e invertir en Korochi Industrias van a parar a la ciber-nada en pocos minutos. Odio el spam, pero al mismo tiempo es una cosas de esas que no puedo creer que lo hayan inventado. Indudablemente, el mundo está loco.

Cerca del mediodía desde la ventana se ve el cielo que parece pintado con tinta china. Van a caer sapos y culebras. Pasa Gabriela y le señalo el espectáculo haciendo un gesto abarcativo "The sky..for you", le digo, y Gaby sonríe y el cielo parece menos oscuro. De todas maneras, me parece que no voy a salir a almorzar.

Ya son las 4 y no hice nada útil desde que llegué. No me gusta perder el día, así que decido ir a a molestar a alguien. Escucho una discusión, y allí me dirijo, mientras me digo a mí mismo :"aburrimiento, adiós""¡Galón son cuatro litros!" grita uno, y ahí me ve llegar "Mirá que justo ahí viene Bugman, que sabe, decile, Bugman, decile cuántos litros es un galón". Lo pienso un momento y le digo: "Tres litros y medio". "¡Pero si ayer me dijiste cuatro!" "Ayer no pensaba lo mismo", contesto, y me voy. Me encanta desconcertarlos.

Sigo recorriendo la oficina, y al pasar le robo una magdalena a la recepcionista que está distraída resolviendo un crucigrama. Me mira y me pregunta "¿Cómo se llama la mariposa de la tormentas?". Esa me la sé, es Papilio Tempestae, (de alguna manera me las arreglo para tener en la cabeza una enorme cantidad de conocimiento curioso pero inútil) pero le digo que ni idea. Que se estruje la pensadera, caramba.

Sale el jefe y me grita "Bugman, la campaña para Mac Pay, ¿en qué anda eso?" "En marcha, mañana le muestro", contesto y miento. No tengo la más mínima idea de qué hacer con eso. Ultimamente se me ocurren menos ideas para publicidad que formas de hacerme el nudo de la corbata. Esta especie de bloqueo ya lleva días y días. Lo peor es que ni uso corbata. Es la decadencia del ingenio, tarde o temprano nos agarra y no nos suelta.Voy a ver si pienso algo, espero que me visite la musa. Bueno, mañana me someteré a la jodida crítica de Jack.

Virginia pasa diciendo que vió una película que se llama Memoirs of a Lencha, y que la dejó pensando. Yo creo que no tiene nada que pensar, pero bueno, allá ella.

Viendo que la observación y seguimiento de mis compañeros de oficina no puede proporcionarme más entretenimiento, me siento en mi escritorio y pongo cara de estar pensando en algo importante para que nadie me moleste, pero no lo logro . Se me acerca Rodríguez, analista aficionado de todo lo que se le ocurra y me mira. Trato de ignorarlo poniendo más cara de pensador, pero es tenaz. Al final hago contacto visual y me preparo para recibir un par de lecciones no solicitadas sobre cualquier tema. Pero tengo suerte, el tipo duda, se queda en blanco, balbucea "¿Qué te iba a decir?". Y al final se va. Una pequeña victoria.

A las 6 me voy. Llueve a cántaros, y yo no llevo paraguas, las personas que llevan paraguas me parecen detestables. Llego a casa empapado, pero no me importa. ¿Caramba, dónde dejé las llaves? Las encuentro en el bolsillo interior del saco después de haberlas buscado debajo de cada piedra durante diez minutos. Y todo bajo la lluvia.

Un rato después ya estoy seco y sentado en mi sillón favorito, que no tiene más remedio que serlo en virtud de ser el único que poseo. ¿Le di de comer al pececito esta mañana? No me acuerdo. Le pregunto pero él como todo pececito tropical decente, no habla. Le doy de comer de todas maneras, si revienta él se la buscó. A veces me parece que me mira como censurándome. A veces creo que si le preguntara "¿Qué estás mirando?", el me respondería "Nada. Estoy viendo otra vida desperdiciada".


Buenas noches.

20 comentarios:

Virginia dijo...

jajaja...

Wow cuanta creatividad, siempre me sorprendes...

Muchos saludos!!

tu post de hoy esta genial, jajaja....
---------------
¿como va la mudanza a tu castillo?

Tintero del Ahasvero dijo...

jajaja, muy bueno, Mr. Bugman, me siento honrado y lleno de tinta china con la que seguir escribiendo, gracias de verdad.
Saludos,
El tintero del Ahasvero.

P.D.: Espero que esto anime a mi dueño a seguir escribiendo, últimamente lo veo un poco cansado.

Roxymusic dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJA
TE QUEDO INCREIBLE!!!
MIL GRACIAS BUGMAN!!!
MUY CREATIVO Y DIVERTIDO!!
TE DEJO UN ENORRRME BESO!!!!

MuSa dijo...

Es estupendo! Además nos das la posibilidad a los nuevos visitantes de tu blog de conocer otros lugares maravillosos en la red. Mil gracias Mr. Bugman

Gustav dijo...

Le salió muy lindo el ensayo. Encantado le devolvería el favor pero he llegado a la conclusión que intentar meter la frase 'Los sin-logismos de Bugman' en un texto que parezca estar hablando de otra cosa es matemáticamente imposible.

Emeefe dijo...

Mas allá de las menciones (agradezco la parte que me toca) su relato de ficción(?) me mantuvo atento e interesado hasta el final.
Lo felicito!

Bugman dijo...

virginia, gracias, gracias, gracias.
Todavía no me mudo, pero ya escogí palacete. Ya habrá novedades.

Don tintero, si su dueño no escribe, será cuestió de que usted mismo manche los papeles. Que a esta altura ya se le debe haber pegado el estilo.

Roxy, gracias, un beso. (La verdad es que sí hay un lugar que se llama "Roxy Dinner", no voy mucho , pero ahí está)

Musa, gracias, y si sirve para que conozcan a los amigos, bienvenido sea.

Gustav, lo entiendo, yo mismo tuve que encajar algunas piezas a martillazo limpio. Estuve a punto de ponerle "Gustav" al pececito.
Sin embargo, la gente usa todo el tiempo la frase "Los sin-logismos de Bugman". Por lo menos así me dicen los doctores cuando me dan la pastilla de las 3 de la tarde.


Emeefe, gracias, pero sin las menciones el texto es un embole. (Igual siga contradiciéndome que me encanta)

Magda dijo...

Jajaja!, en verdad que te luciste Bugman, muy buen relato.

Tintes de genialidad, brillan en tu post.

Muchos besos (¡¡muuuuuuuaaack!!) y gracias por hacerme reír.

Gentleman dijo...

Muy bueno tu blog, y coinsido con Musa.

norberto dijo...

Bugman, pero al final su ausencia duro lo que una flatulencia en un recipiente de mimbre, y yo que pensaba instalarme aqui y pasarme unas vacaciones...
Pero hablando en serio muchas gracias por agregarme en su homenaje, espero que ya haya resuelto sus asuntos de cambio de vivienda.

Patricia Villanueva dijo...

Espero que el cielo de tinta china no haya sido mi culpa.. con eso de cambiar el clima cada vez que aleteo... a veces la gente me tiene resentimiento... pero ojo también traigo sol!. Gracias B por mencionar que ahora sabes el nombre cientifico de una mariposita como yo.... beso grande, y el sol y cielo azul estan en camino-

Bugman dijo...

Magda, gracias, una exageración lo suyo, pero qué demonios, yo acepto elogios sin censura.

Gentleman, gracias y bienvenido, pero qué elegante nickname tiene usted.

Norbert, al final mi abogado me aconsejó que apareciera imprevistamente, que después los okupas tienen hijos y no hay manera de sacarlos.

Patricia, gracias,un día les voy a contar de donde sale eso del "efecto mariposa".

Anónimo dijo...

Gracias, Bugman, por la mención :)

Es verdad que tiene usted un pececito? Yo tuve muchos y puedo decir que son muy prejuiciosos, intolerantes, criticones, chusmas.

Échele avena Quaker a ese desgraciado!

Nyx

Bugman dijo...

Srta Nyx, el otro día la vi coqueteando con Blogger. Oiga, no, cómo voy a tener un pececito, eso es de gente perversa que no tiene amigos y mira por la ventana con binoculares. (Pero el del cuentito, sí, a ese dan ganas de lavarle la pecera con lavandina)

Anónimo dijo...

Sí, hace unos días estaba engripada y molesta. Así que me puse a tocar todo y pensé en un sitio mellizo para poner los artículos públicos que tengo en el otro (que son la mayoría, tampoco me voy a hacer la misteriosa).

Al principio todo era fácil, pero después se me complicó, se me desfiguró el template que con tanto trabajo había modificado... y le disparé en la frente!

Así soy yo.

Bugman, qué le pasa a sus "comentarios recientes"? Los que veo son todos del año pasado... aquí hay una mano negra...

Nyx

Bugman dijo...

Srta Nyx, ¿"artículos públicos"? ¿O sea que también hay "artículos privados"? Ah, noooo... ¡¡yo quiero ver, yo quiero ver!!
Los comentarios recientes que no son tan recientes son una cortesía de Blogger, siempre promoviendo que sus usuarios se rompan el seso tratando de arreglar sus desaguisados. Pero ya le encontré la vuelta, ya funcionan. De nada.

Anónimo dijo...

Sí, en Vox puedo elegir quien puede ver cierto artículos (o fotos o videos o cualquier elemento, porque son todos independientes).

De todas maneras, no se preocupe, en la actualidad no tengo casi nada escondido. Estoy siendo de lo más exhibinista.

Nyx

Bugman dijo...

Seta. Nyx, entonces es verdad que nos oculta algo, por pequeño que sea. Bien por usted. La transparencia es tan vulgar.

La Chumina dijo...

Bugman, usted sí sabe como tener felices a sus lectores ^-^

Gran historia!

Angie dijo...

Bonito Homenaje

Blog Widget by LinkWithin