lunes, 17 de julio de 2006

Niñoteces


Cuando yo era chico había un programa de televisión que presentaba Julio Lagos donde pasaban películas sin cortes comerciales. El programa era auspiciado por la compañía estatal de electricidad (SEGBA), y en un alarde de imaginación lo habían bautizado "Cine SEGBA sin cortes".
Por aquellos tiempos era famoso un personaje que hablaba de OVNIS y cosas por el estilo, que se llamaba(se llama) Fabio Serpa. Mi mente infantil unió ambos conceptos y entonces para mí, durante muchos años, Julio Lagos se llamó "Fabio SEGBA".

Otra confusión que yo tuve en mi niñez fue pensar que una guerra eran dos bandos de soldados
tirándose tiros desde sendas trincheras. Por eso me costaba mucho imaginar cómo dicha guerra podía
durar años. ¿Acaso los soldados no dormían nunca? ¿No comían? ¿No iban al baño? Finalmente resolví mi duda de la manera más sencilla: había muchos soldados, y se iban turnando para tirar tiros
y hacer el resto de sus cosas.

Buenas noches

7 comentarios:

Norberto dijo...

Yo creía que las guerras se desarrollaban en campos especializados para guerras con trincheras, paredones para refugiarse de las balas, y hasta garages para guardar los tanques.
Creía que estaban en zonas rurales, y que uno si iba en coche por alguna autopista podia ver el cartel faltando pocos kilometros: "Campo de guerra xxx" con un par de soldados dibujados disparando.
Los dos gobiernos de los dos paises beligerantes deberían pagar a medias el alquiler del campo, y en caso de alguna de las partes no pagara lo suyo podrían a su vez iniciar otra guerra.
También se me habia ocurrido que Japon era una potencia y que nadie le podría ganar una guerra, y que eso era debido a que tenían ametralladoras de buena calidad y que sabían karate.

Bugman dijo...

Ah Norberto, pero usted tenía sus guerras mucho más organizadas que yo!
Imagínese qué maravilla delimitar las zonas de guerra, incluso hasta podría ser un atractivo turístico: "vea la guerra entre Pinerovia y Braslatavia desde nuestros exclusivos palcos VIP-blindados". Y la recaudación podría servir para reacondicionar el campo para la próxima guerra, con el desorden que dejan estos tipos.

Gustav dijo...

Estuve haciendo fuerza por recordar mis niñoteces, que estoy seguro que eran muchas, recuerdo que eran muchas pero no puedo recordar ninguna.
Solo puedo decir, y porque me lo recordaron, que un día se me dio por andar con los ojos vendados para ir practicando y estar preparado por si algún día me quedaba ciego.

Norberto dijo...

No esta mal esa precaución, la ceguera esta a la vuelta de la esquina, nadie esta libre de que un sapo despues de un par de cervezas, tenga necesidades de orinar y vea en nuestros ojos reflejada la figura de un inodoro, otra leyenda infantil

la polaca dijo...

ah yo pensaba que azul un ala era toda una palabra...

Bugman dijo...

Polaca, en ese mismo orden de cosas, yo pensaba que "Susvín" era un tipo que había hacho cosas raras.
Bienvenida al blog, póngase cómoda, por allá hay canapés.

E PdeVargas dijo...

Yo recuerdo el anuncio de la tarjeta de crédito de American Express y debían decir algo así como "para comprarse lo que quiera" o " para comprar en cualquier sitio". El caso es que a mí me parecía alucinante que con una simple tarjeta de plástico se pudiera comprar algo...después de unos días de ver el anuncio mi razonamiento fue que esa tarjeta debía ser carísima...por lo menos descubrí que el anuncio tenía truco.
Saludos,
E.

Blog Widget by LinkWithin