jueves, 10 de enero de 2008

Ecoilógico

Con la Ecología me pasa lo mismo que con ciertas mujeres. Al parecer lo tienen todo: son bellas, inteligentes, simpáticas, elegantes, dulces y seductoras, pero no logro enamorarme de ellas.


Cuando leo que el somorgujo manchado de Zanzíbar está a punto de extinguirse porque los nativos lo cazan a escupidas, se que debería indignarme, preocuparme, protestar, encadenarme a algo, disfrazarme de algo, tirarle pintura roja a alguien. Y no, no me sucede. A lo sumo siento, si es que estoy de excepcional buen humor, alguna curiosidad por saber cómo es el dichoso somorgujo. Puede que también me llegue alguna pequeñísima oleada de pena, equivalente a la que se siente cuando se ve un pajarito muerto tirado en la vereda.

No mucho más.

Tal vez sea porque si nunca en mi vida he visto de cerca al somorgujo manchado el hecho de no verlo en el futuro no representará un gran cambio. Y tampoco es que yo me gane la vida entrenando somorgujos para hacer tareas domésticas, o venda plumeros de somorgujo, o los críe como mascotas.

La desaparición de una especie que apenas conozco me causa el mismo efecto que la muerte de un pariente lejano al que no he visto en 35 años.

Entiendo que no debe ser bueno que haya cada vez menos animalitos, entiendo que algo terrible debe haber en que ya no existan Dodos. Lo entiendo, pero no me emociona.

Trato de racionalizar mi escaso entusiasmo por el conservacionismo aceptando que para que una especie prospere a menudo otra debe desaparecer, y si hablamos de especies mi preferida sigue siendo el homo sapiens. Prácticamente todos mis amigos, familares y novias pertenecen a esa especie, o al menos ejercen una simulación bastante convincente.

Entonces sí me preocupa que la gente tire ácido sulfúrico a las cloacas, o utilice un vehículo que lanza por el caño de escape los humos del Averno con Belcebú incluido. Eso me mata a mí, caramba. (Probablemente al somorgujo manchado de Zanzíbar también, pero menos que las escupidas de los nativos).

Por otra parte no conozco conservacionistas razonables. Al parecer es una posición que debe ser defendida con vehemencia. Hay que insultar a la vieja que usa tapado de piel (aunque haya sido confeccionado con animales específicamente criados para ese fin), hay que calzarse el traje de oso panda y salir en la tele.

Me disculpo de antemano, pero si me encontrara perdido en Zanzíbar a punto de morir de inanición y de repente se me cruzara el último ejemplar hembra del somorgujo manchado, no lo pensaría dos veces. Lo derribaría de un certero escupitajo y me lo almorzaría. Y no me daría ni un poquito así de culpa. Ni un poquito así, vea.


Buenas noches.


PD: Si algún activista ecológico desea organizar una marcha en mi repudio, le ruego que me lo haga saber con la debida antelación. En el barrio acaban de cambiar de empresa de seguridad y los nuevos son medio quisquillosos.

51 comentarios:

morgana dijo...

Entiendo su falta de placer por los temas ecológicos. Uno que prefiero ni nombrar me decía que los de greenpeace podrían dejarse de joder y preocuparse por la gente, sus pares digamos, que se mueren de hambre en el Chaco.
Para mí está todo finamente engarzado aunque a veces las conexiones parecen imposibles e invisibles.
La relación entre la desaparición de una especie se relaciona con la desaparición de cosas fundantes para nosotros, los humanos (el agua en el mundo o los bosques, tan necesarios como nuestros propios pulmones). Eso es innegable.
Pero en el fondo, siendo sincera y brutal (lo que se me note primero) a mí no se me mueven muchos rulos por el pajarito que está por desaparecer.
Le aviso algo, por las dudas. Lo ví en google y no parece alcanzar para que coma mucho de él, en el caso que sea necesario.
Saludos culinarios.

Marcela dijo...

Le quería contestar ayer que tenía la excusa del calor,que aparte estaba jugueteando con mi teclado nuevo y haciendo monigotes para postear(después vea) así podía responderle cualquier cosa más o menos leve,´pero aunque les pago la broadbande me abandono así que ahora vuelvo pero nada nuevo se me ocurrió por más que está gente se ocupe a veces de estupideces y más que proteger sobreproteja, por otro que los humanos se dediquen con fervor a no respetar los es pacios compartidos sino basta citar un atardecer en la playa cuando los susodichos comienzan a retirarse sin llevar el reguero de mugre que dejan .....en fin Gaia fue y va a seguir siendo con o sin nosotros así que no sé que tanto se preocupan.

Geoffrey Firmin dijo...

¿Sabe que me ocurre lo mismo? Desde luego, no estoy a favor de las talas ni nada de eso. Pero hay en los ecologistas algo de fanatismo. No pueden militar,digamos, discretamente. Tanto si uno ata su bicicleta a un arbol como si arroja un boleto de colectivo al suelo(acciones que no aliento, desde ya) es vilipendiado y agredido inmediatamente por algun ecologista con maneras propias de barras bravas. Es posible que si declaran los piojos en extincion estas buenas gentes empiecen a cultivar las liendres en las cabezas de sus niños.
En fin, usted sabe o imagina mi postura frente al fanatismo de cualquier indole...
Abrazo cordial!

PD: Buen provecho con el somorgujo!

Todos Gronchos dijo...

En mi barrio está lleno de Neardentales, pero conviven amigablemente con los sapiens, al menos desde la última glaciación del 2001 están más tranquilos.

Cuando estoy medio tristón, me acuerdo del perro de Tasmania, del Gliptodonte, y del buen gusto que se ha perdido también.

Saludos y vaya calentando aceite porque van a ir a buscarlo los ecologistas cuando baje un poco la calor.

Fernan dijo...

totalmente de acuerdo con usté.

entiendo que no es bueno destruir el amazonas y que no nos conviene desperdiciar el agua, etc etc, pero la vaca esta para matarla, y si me pinto criar unos animalitos para hacerme un abrigo o lo que venga, para eso esta. una cosa es matar a un oso panda de puro vicio y otra hacer tronar un cordero para la parrilla.

Max dijo...

Yo lo que veo en general en el ecologismo es un pesimismo y una vision autodestructiva velada. Yo creo que una infinidad de ecologistas son primero que nada resentidos contra su propia especie, desprecian profundamente a los demas hombres. Tipico romantico que sueña con huevadas y se mea encima cuando ve Azul Profundo. Yo no me hubiera ahogado, me hubiera quedado con la mina.
No es nada nuevo ni oculto. Se ve clarito en "El viejo y el mar" de Hemingway, ese tipo humano decepcionado de su propia especie, que transvasa a lo animal todo lo bueno que puede existir, les aplica a los bichos todas esas virtudes fantásticas de honor, valerosidad, belleza (si, son bellos, pero no por elección propia, niños). Hemingway por lo menos fue coherente consigo mismo y se suicido. Eso se llama depresión, en terminos psiquiátricos.
Muchos ecologistas querrían ver a la tierra libre de la especie humana (me consta, aunque ellos no se si se dan cuenta de que forman parte de ella), pero yo preferiría que sigan los pasos de Hemingway y nos dejen a los que nos aceptamos como depredadores vivir en paz. Al final, los que cumplimos con nuestro mandato natural somos nosotros, no ellos.
Chau, me voy a matar unas foquitas bebé para el almuerzo.

Mensajero dijo...

Bugman, es evidente que usted está muy lejos de la ecología ya que piensa que debería atacar a los depredadores con pintura roja cuándo en realidad debería utilizar pintura verde.
Y si se come un somorgujo, seguro se queda con hambre.
Saludos.

coscorrones dijo...

¡qué insólita ocurrencia!
¿por qué el último ejemplar hembra?

Garfio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Naimad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Naimad dijo...

Bugman, concuerdo con Ud. en un 100x100. Hasta le diría que me rindo a sus pies ante tanta acertada verborragia (por no decirle que me pongo de rodillas ante su maestría, que queda fulero y más en el barrio). Ahora, le pregunto... Si ve a la vieja que usa tapado pero esté abrigo es de piel somorgujo de Made In Zanzíbar, le daría más pena la vieja o el susodicho bicho, valga la cacofonía.
Abrazo de gol
(PD: los somorgujos de Zanzíbar saben muy bien acompañados de salsa vechamel. Eso si, nunca los acompañe con ensalada Waldorf, eso de comer la comida y el postre a la vez no tiene gracia ni gusto.)

Roedor dijo...

De todos modos, existe la ley de las compensaciones.

Sin ir más lejos (porque esto no está a la vuelta), el otro día leí en el Zanzibar Messenger que hay un movimiento fundamentalista supremacista que propone aniquilar a todos los pelados de un lugar lejano que los aborígenes denominan pampas.

María dijo...

Piense mi amigo que si el somorgujo de Zanzíbar desaparece ¿De qué van vivir los nativos que hoy los cazan a las escupidas? Me dirá ud. -De otro bicho similar o mejor. Pero el somorgujo resulta que les proveía de todo lo que otros no les dan. Se trata del equilibrio y no de la supremacia -palabra que odio- de un bicho sobre otro. Pero bué, si nos nos respetamos entre humanos qué vamos a respetar a un pobre e inocente somorgujo. ¡¡¡Encima de Zanzíbar!!! Gente jodida esa.
Muy bueno el blog.

El Profe dijo...

Con mucha sabiduría se nos dice que "amar sólo a los que nos aman no tiene ningun mérito", aplicando esto al caso del somormujo en cuestión parece lógico decir:¿Y a mí que me puede importar el tal bicho si no me reporta ningún provecho?" y por supuesto, no me interesa hacer ningún mérito al respecto....en consecuencia, cada quien a lo suyo, los ecologistas con su pasión y nosotros con la nuestra, por lo memos hasta que toquen nuestra puerta...¡Muy bien Bugman! como siempre, convincente y convencido. Un abrazo.

Padre dijo...

A mi me eran indiferentes todos estos ecologístas, pero a partir de los "ambientalístas de Gualeguaychú" me empezaron a resultar un conjunto de fanáticos (en el caso de fueran sinceros con su reclamo)insoportables. Ya se pasaron de rosca, no me parecen creíbles. Porqué que no se ocupan también de los otros descalabros que hacemos en otras partes del país, Riachuelo, Luján, etc., etc?.
Seguramente, porque no les interesa.

Nadie dijo...

De acuerdo.
Claro que siempre resulta políticamente correcto llorar a mares por el pobre bicho en extinción, de cuyo nombre no quiero acordarme (pa' qué si va a desaparecer, no?).

L. Frattesi dijo...

Bugman, lo que pasa es que tal vez sos de una generación que estuvo acostumbrada a otro tipo de militancia. Los problemas de la ecología recien estan empezando a aparecer en primera plana ahora, con todas estas cuestiones del cambio climatico. Y, si le sumás a esto la muerte de la utopía, es casi necesario que la militancia se inclinara para este lado. A mi me pasa lo mismo, se que es importantísimo hacer algo en ese sentido, pero, no se por qué, me resulta indiferente. Aunque se que tienen toda la razón, jamás me uniría a los de greenpeace.

alejandra64 dijo...

LA CANDOROSA dice:

No soy exagerada ni extremista, pero para evitar la controversia de si la defensa del medio ambiente o los grupos ecologistas o el frenesí por proteger al gachuladonte de Printuania...
¡¡Mejor que llegue el fin del mundo... y todos contentos!!! (?)

Al menos no quedará ninguno para quejarse: ni Gachuladontes ni humanos...

Saludos desde Printuania.

Bugman dijo...

Morgana, no es que yo crea que la desaparición de una especie sea algo para festejar (aunque a veces me gustaría que desaparecieran los mosquitos) es solo que no logro emocionarme como hacen otros. Cuando hay hambre, un somorgujo puede alcanzar, supongo.

Marcela, diferente es el incivil que ensucia todo. Y tal vez aparece después defendiendo al somorgujo.

Geoffrey, algunas veces pienso que los ecofanáticos le hacen flaco favor a su causa. Y algunos de ellos son incoherentes. Tienen aire acondicionado en la casa, por ejemplo.

Groncho, no se olvide del dodo. El dodo era simpatiquísimo.
Ya estoy atrincherado. No pasarán.

Fernan, claro que sí. Los animales criados para consumo de otra manera no hubieran nacido. Son un recurso.
Mire si vamos a ponernos a llorar ante cada molleja.

Max, interesante perspectiva la suya. Es difícil encontrar ecologistas razonables. Como dije, mi especie favorita es la humana, estoy a favor de todo lo que la preserve. Aunque eso signifique menos somorgujos. O ninguno. (Oiga, no le recomiendo la carne de foca, tiene mucha grasa).

Mensajero, no estoy al tanto de lo colores de moda de la ecomilitancia, pensé que la pintura roja simbolizaba la sangre de los animales inocentes y esas cosas.
Tiene razón....¡Mozo, que sean dos, los somorgujos!

Coscorrones, muy simple, con eliminar a la última hembra se acaba cualquier especie.

Naimad, gracias, pero es verdad, no adopte posiciones equívocas que la gente es mala y comenta.
Sindo el somorgujo una especie de pato, me imagino que con un atuendo confeccionado con esa materia prima la vieja debería quedar más o menos como ese pájaro grandote de "Plaza Sésamo", ¿se acuerda? Más que pena daría risa. (Me recomendaron el somorgujo salteado con cebollitas de verdeo, ¿estará bueno?)

Roedor, gracias por el dato, espero que en ese caso los nativos no utilicen la técnica de caza tradicional. Yo por las dudas me compro una peluca de seguridad anti-escupitajo.

María, bienvenida. De lo que usted habla es de la explotación de un recurso natural (en este caso el somorgujo) de manera racional. El ejemplo era una pavada, y es claro que la desaparición del bicho afectaría horriblemente a los nativos.
Pero eso es un análisis objetivo de la situación, cosa que no suelen hacer los fanáticos.

Profe, gracias. Reconozco que mi falta de interés en bichejos lejanos debe ser una falta, pero tengo tantas, y algunas son muchísimo peores.

Padre, bienvenido. Supongo que atrás de todo el movimiento ecologista también deben moverse intereses, dineros, corrupciones y miserias varias. A mí tampoco me caen muy simpáticos los "asambleístas", porque no parecen dispuestos a escuchar razones. Desconfío del que no se expone a argumentos.

Nadie, usted toca un punto importante. Esta es una época donde los "políticamente correcto" se impone alegremente sobre lo razonable, lo verdadero y a veces incluso sobre lo lícito. A mí particularmente tanto "buenismo" me tiene harto.

L.Fratessi, bienvenido, gracias por su visita. Es muy probable que usted tenga razón. Los ecomilitantes tienen el halo romántico de otras época. Pero no logro que me despierten simpatía. Y mire que las causas perdidas o difíciles siempre me despiertan simpatía.

Candorosa, menos mal que no es extremista. No me imagino lo que propondría en ese caso.
(¿El gachuladonte de Printuania se come?)

Garfio dijo...

Mire que yo tampoco consigo enamorarme de lo del ecologismo. No digo que no estemos haciendo bastantes barbaridades con el planeta y que ya es hora de andar con un poco más de cuidado, principalmente por lo que usted apunta: nos estamos perjudicando a nosotros mismos.

Ahora bien, lo de los ecologistas es otra historia. El día que yo vea a los cruzados por la naturaleza abordar un buque con una galera a remos, utilizar energías renovables en todas sus instalaciones, no usar papel para su propaganda y habitar en viviendas con luz de velas ... Ese día hablaremos de ecologismo.

Naimad dijo...

A eso me refería, mas allá de que esa señora quede como Montoya (así se llamaba el ahora renombrado Big Bird cuando yo era pibe), existen las afamadas estolas que se nutren de plumas de ganso y demás.. digo, por caso, podrían ser de somorgujo.

(El verdeo no tiene asidero con el somorgujo... son incomPATIbles, prueba con slasa tártara, o con alguna otra nacional como el chimichurri)

humanoide dijo...

Como el humanoide no es un homo sapiens (aunque lo simula bastante bien, a veces), un poco como que le cuesta entender el amor del hombre por el hombre... pero entiende bien que no le conmueva una raza que está a punto de extinguirse... es algo que sucede a menudo.

Claro que es un tema para pensarlo desde demasiados ángulos y a juzgar por los comentarios... se ve que cada cual interpreta una parte de algo que es, en realidad, bastante más complejo...

En definitiva, lo suyo fue revolver el avispero...

Hay una cuestión fundamental... Una cosa es el espectáculo que se monta en torno a la ecología, que socava y tergiversa su sentido fundamental y otra cosa es hacer oídos sordos al reclamo instintivo de supervivencia. (Hoy usé esa palabra al menos cinco veces)

Si uno hubiese estado junto paéz, allá en los andes, seguro que se hubiese manducado a un tipo.
Eso no quiere decir que uno es caníbal.

Conmoverse o no conmoverse, está más allá del hecho de tomar actitudes inteligentes respecto a las cosas.

Emocionarse o no tiene que ver con la personalidad de cada uno.
Desoír el reclamo de la naturaleza tiene que ver con la inteligencia.

El hombre es el único animal que atenta contra sí mismo.
Y supuestamente es un animal inteligente...

Norberto dijo...

Yo lo que quiero que alguien me explique el motivo de tanto favoritismo hacia el delfin. Podríamos asignarle el mote que tenia Frank Sinatra, el niño mimado por la mafia. Todas estas sectas ecologicas se llenan la boca a la hora de protegerlos, y son animales marinos comunes y corrientes. Soy ignorante en el tema ecologico, pero dudo que esten en peligro de extincion con tantos parques acuaticos y cautiverios donde se los cria. ¿¿Por que no dejamos tranquilos a los japoneses que coman delfines si les gustan??
La extincion de una especie puede alterar la cadena ecologica ( y tampoco creo que sea tan asi en algunos casos) pero si esta especie no corre ningun peligro de desaparecer, deberían dejarnos tranquilos que comamos cualquier animal. Tanto respeto merece un delfin como una vaca y justamente el equilibrio ecologico consiste en que cada especie depredadora tenga su rol, y si toda la humanidad se volviera vegetariana:
¿Eso no alteraria el equilibrio ecologico?

Victor dijo...

Bugman: A mi me pasa algo parecido pero de menor intensidad. Ciertamente me parece una gran pena que desaparezcan los somorgujos manchados. Peor aun cuando se trata de todo un ecosistema. Habría que hacer lo posible para evitarlo. De todas maneras soy totalmente consciente que somo una bicho mas de la creación y que obviamente interactuamos con la madre tierra como todo fenómeno físico-químico que ocurre en el universo. Durante la evolución prosperaron y desaparecieron infinidad de especies; y después surgieron otras. Ser "ecologista" evidencia un cierto grado de megalomanía. Y ser "ecologista profundo" implica ser un mesiánico, reaccionario, retrógrado.

Que haya "ecologistas" imbéciles, no significa que la ecología sea una imbecilidad.

Me parece.

Buenas noches.

TheJab dijo...

¡Vaya que hay mucho por leer en comentarios! ¿Cómo lo hace?

Como sea, al parecer el somorgujo se está adaptando y ahora arroja una pequeña pero efectiva dosis de pinole a sus atacantes.

Boquita De Miel dijo...

Sencillo. El árbol no te permite ver el bosque. Nos acostumbramos a que nos "provean" los comestibles y la vestimenta y no valoramos su procedencia.

Padre dijo...

Para mi es un placer entrar en su casa y leerlo.
Gracias por el recibimiento

capitanfla dijo...

Nunca aprendí a escupir bien.

Stella dijo...

Bugman, hoy se lo puedo afirmar, y mire que no soy generosa con los cumplidos, pero ud, definitivamente, NO escribe cada día peor!



La pucha, por qué no se me ocurrió este post a mi??

HopsHops dijo...

¿Ecologistas?
¿GreenPeace?
¿Estamos hablando de esa gente que surca los mares con un motor diesel conocido por Rainbow Warrior?

no tan iguales dijo...

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Tampoco me conmueven los somorgujos ni ningún ser que se mueva pero no tenga capacidad de hablar (incluidos bebés humanos). Pero hay actitudes que podrían tildarse de ecologistas y que me parecen bien, como minimizar la cantidad de basura (qué nos cuesta, me pregunto, achicar la botella plástica y luego taparla de modo que ocupe menos espacio) o diferenciar orgánicos de papel o dejar los vidrios en el contenedor correspondiente.
Es algo que siempre le discuto a mi propia hija, aportante mínima de Greenpeace, ella: llora por el aguará guazú, pero hay que irle detrás apagando luces que enciende al cuete.

Victor dijo...

NTI: Genial la frase "llora por el aguará guazú, pero hay que irle detrás apagando luces que enciende al cuete" demoledor el ejemplo.

Lo mismo lo de las papeleras, hacen el corte de puente dejan el piso lleno de basura, principalmente servilletas de papel y karilinas...

Marcela dijo...

El mundo seguirá existiendo a pesar de nuestras acciones,con o sin nosotros.

Figarillo dijo...

Sr. Bugman,
si el somorgujo no lo conmueve, qué le quedará a
este pobre desgraciado

Bugman dijo...

Garfio, no se si será una patología mía, pero algo no me convence, hay como una prevención, un poco de desconfianza, una sospecha de que no son lo que dicen ser. O sí, lo cual podría ser peor.

Naimad...¡Montoya!Así se llamaba Big Bird, qué memoria tan maravillosa. Si seguimos intercambiando recetas de somorgujo, hasta me van a dar ganas de comerme uno en serio.

Humanoide, se puede actuar inteligentemente sin emocionarse, casi diría que lo segundo es condición necesaria de lo primero.
Es claro que el tema puede verse desde muchos ángulos, lo que yo treté de expresar es que me preocupa más que alguien entierre desechos tóxicos que que desaparezca alguna especie. Comprendo que ninguna de las dos cosas puede ser buena, pero la primera me parece más urgente.

Norberto , me parece que el favoritismo por el delfín está pasado de moda, aunque es cierto que no hay delfines en las carnicerías. Una vez en key West me sirvieron "dolphin" y yo pensé que me estaba comiendo a Flipper, pero no, es un pez, que se llama "dolphin fish".

Victor, obviamente, pero me da la impresión de que los ecologistas inteligentes deben tener un perfil muy bajo. Insisto, para que algunas especies prosperen inevitablemente otras deben desaparecer, podemos conservarlas en parques y zoológicos o dejar de tener hijos.

Thejab, pero si yo no hago nada, los comentaristas son ustedes. (Me hizo buscar el significado de "pinole", lo cual le agradezco, ahora me se una palabra nueva).

Boquita de miel, bienvenida, gracias por su visita. Creo que no me hice entender en el artículo, no sería la primera vez. Los animales que nos proveen alimento y vestido no están en peligro de extinción, de hecho los criamos específicamente para eso.

Padre, por favor, faltaba más, póngase cómodo.

Capitanfla, en Zanzíbar no le hubiera ido bien. Por suerte acá puede pedir una pizza.

Stella, gracias, usted siempre tan amable. (Va el cheque, no deposite hasta el jueves, por favor).

Hopshops, estamos hablando de cualquiera que se rasgue las vestiduras porque ya no hay más....no se...bichos bolita violetas. (Mentira, en realidad estamos hablando de mí, como siempre).

NTI, estupendo comentario. Es verdad, es muy verdad, resulta más fácil llorar por el bicho que se extingue que renunciar al automóvil, o separar los residuos o todo lo que dice usted. Claro que me parece bien ese tipo de cosas, son acciones inteligentes con resultado medibles, no una sarta de buenismos mezclados con romanticismo y matizados con ideología.

Victor again: exactamente.

Marcela, seguramente. Y luego de que nos vayamos nosotros se volverá a algún tipo de equilibrio, y será como si nunca hubiéramos estado.

Figarillo, bienvenido.
Le digo la verdad, ese bichejo me resulta extremadamente simpático.
Ojalá tuviera uno o dos para sustar a mis sobrinos.

Garfio dijo...

Sí. A mi me pasa lo mismo. No sé si será mejor o peor que sean lo que venden. La cuestión que a mi me cansa del discurso es que para sus proclamas, campañas, etc., utilizan todos los medios que pone a su servicio, el progreso que demonizan. Repito que me parece muy bien que se cuide el medio ambiente, pero lo que hay que entender y bien claro, es que el ser humano desde que se metió en una caverna, está modificando la naturaleza y a eso se le ha venido llamando progreso.

Donbeto dijo...

Leí "Cuesta abajo" y "Ecoilógico" y puedo decirle, estimado Bugman, que no sé si usted escriba diferente pero yo lo disfruto igual.
Tengo por babear con lo de Babilonia; escandalizarme con el "No saludo"; identificarme con lo de "Metas mediocres" y preocuparme con lo de "Invasores del espacio"....ó ¿eran de Zanzíbar? - méndiga desmemoria-.
Saludo con afecto

Angie dijo...

Yo estuve en Zanzíbar hace algunos añs....Si supieras lo malo que está el somorgujo...

Bugman dijo...

Garfio, es claro, no me simpatizan las personas que quieren disfutar de todas las ventajas del progreso pensando que no hay que pagar ningún precio. No hay almuerzos gratis.

Donbeto, qué alegría verlo de nuevo por aquí. Siempre tan amable, caramba. Un abrazo.

Angie, hay que ver cómo lo preparan.

Señorita Cosmo dijo...

Yo al último somorgujo, si tengo que sobrevivir, me lo como. Al último panda también, aunque después me daría un poco de pena y nunca lo diría. Jamás, porque imagínese ser "la que se comió al último panda del mundo".
Lo que no justifico es el uso al pedo de pieles por moda o por grasas nomás. Todo bien si las usa una tribu de esquimales, pero matar cuarenta focas o veinte zorros sólo para que un pelotudo tenga su tapadito de piel no me va.
Y a decir verdad, yo si se me aparece un dodo así, de golpe, por la calle, volando (aunque creo que no volaban) o caminando a mi lado, Y si encima me dice "soy un dodo", un poco me emocionaría.

Bugman dijo...

Señorita Cosmo, pero qué desalmada. Al último panda. Con las pieles yo no me mosqueo si alguien se compra un tapado hecho con un animal de criadero, pero que salgan a cazar zorros ya me parece un tanto desagradable. En realidad cualquier cacería me resulta un tanto desagradable (a menos que sea para comer).
El dodo es otra cosa. Yo le daría un abrazo, ahí nomás.

Naimad dijo...

A mi ahijado le decimos Dodo... me da cosa leer comentarios sobre eso.. me imagino un tapado hecha con su pielecita rosada aún por la juventud...

Naimad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Garfio dijo...

Sr. Bugman, fuera del contexto del artículo. En un cachivache que puse en el bló que te dice de dónde proceden tus visitantes diarios, he comprobado que he tenido una visita de ... ¡Noruega! ¿Qué debo hacer? ¿Será alguna de las señoritas secuaces de sus secuestradores? ...

Roedor dijo...

Zanzíbar era la tierra natal del finado Freddie Mercury, por lo cual podemos perdonarle la vida al somorgujo, por más esputador que sea, ¿no le parece?

Bugman dijo...

Garfio, no haga nada. NO HAGA NADA. En serio, disimule.

Roedor, qué dato curioso. Pero Freddie también se extinguió.

OliverX dijo...

Bugman:
Faltaba yo para venir a equilibrar la cuestión...
desde ya le digo que comprendo su post.
También le digo que no lo comparta en absoluto, no por ser yo activista, sino porque realmente soy un tipo sensato y bien informado. Por lo tanto sé de lo que hablo.
En lo que vá de este año se extinguieron 2876 especies. Lógicamente muchas eran parte de la selección natural y su extinción un mero trámite. Muchas otras tuvieron que ver con el hombre y la modificación de sus hábitats. Por tanto, toda una cadena alimenticia fue modificada para siempre.
Otro tema, específicamente con las pieles:
No se trata de ir contra las viejas y sus tapados de pieles sino contarle a la gente cómo se hacen esos tapados. Me hubiese gustado mucho que antes de escribir o pensar lo que puso hubiera leido mi post al respecto.
Lamentablemente esos bichitos de criadero son deshollados vivos y ni siquiera se preocupan en terminar con su sufrimiento por lo que agonizan por un rato largo.

Respecto a uno de los comentarios de que las vacas están para morir. Seguramente nosotros vinimos a morir también. Es una pena no entender el sufrimiento animal.
Es una pena desperdiciar la oportunidad de emparejar el desastre que le estamos causando al planeta.
Vuelvo a repetirlo, cuánto más sabes del tema, más te entrometés.

Me causó mucha tristeza el post. Siento que la apatía por la vida, en todas las formas, acá en su blog, es generalizada.

Igual respeto su postura. Tal vez le pido que, si lo siente, haga un esfuerzo y lea alguno de mis posts abremente.

Bugman dijo...

Estimado Oliverx:
Gracias por el respeto con el que pone de manifiesto su desacuerdo.
Me preocupa un poco que usted crea que mi postura parte de la desinformación, le aseguro que puedo estar informado y aún así pensar lo que pienso.

Cito: "No se trata de ir contra las viejas y sus tapados de pieles sino contarle a la gente cómo se hacen esos tapados. Me hubiese gustado mucho que antes de escribir o pensar lo que puso hubiera leido mi post al respecto."

Bueno, lo he leído después, y no he cambiado de opinión. Su artículo es efectista y parcial. No he podido ver el video, ya no estaba disponible, pero imagino que sería algo mostrando a malvados humanos pelando animalitos vivos.

Le voy a contar un secreto espantoso: yo crié chinchillas.
Uno de los mayores cuidados que se deben tener para conseguir una piel de calidad es no producirle stress al animal. La chinchilla, y muchos animales pelíferos en situaciones de stress pierden pelo, lo cual arruina irremediablemente la piel. Entonces por propia conveniencia el criador busca sacrificarlos de manera rápida y poco traumática.
Jamás un criador de animales destinados a producir piel lo desollaría vivo.

Sigo asimismo pensando que los animales de granja son específicamente criados para consumo. Que deberían ser sacrificados de manera rápida e indolora es indiscutible.

Mi estimado Oliverx, es encomiable su esfuerzo, pero flaco favor le hace a su causa insinuando que si no se está de acuerdo con usted es porque no se es sensato o no se está informado.

Yo particularmente no me dejo seducir por los argumentos de alguien que comienza su exposición en esa forma.

Saludos.

OliverX dijo...

Bugman,
Busco ampliar mi anterior exposición para no ser tildado de desinformado o efectista en mis exposiciones:
La verdad está a la vista.
Conozco los criaderos de zorros patagónicos, y realmente evitan causarles stress por el tema que Ud. expuso en relación a las chinchillas. La realidad mundial no es la parcial de sus chinchillas ni la de los zorros patagónicos que ví. Es, por cierto, aún peor. Primero por el desprecio por la vida animal, visto en la mayoría de los criaderos chinos, los cuales son los mayores productores mundiales hoy día.
Pero volviendo al tema esencial, no comparto la necesidad del hombre, en pleno siglo XXI y existiendo pieles sintéticas o tejidos, de acabar con la vida de animales criados al mero efecto de prolongar una moda que ya no se manifiesta de hecho en las pasarelas del mundo glamoroso.
Y en segundo término. Creo que expuse de manera sintética, la situación del hombre frente al cambio de su bioentorno. En este punto es donde creo que tiene Ud. desinformación:
La extinción de especies animales y/o vegetales depende, tanto de la selección natural, como de la acción predatoria del hombre. Las consecuencias son visibles en la mayoría de los casos.
Todos los vaticinios que fueron ridiculizado por el mundo en relación al cambio climático y sus consecuencias, en la década del 70, hoy han pasado por la segunda etapa de una verdad, la discusión y persecusión para instalarse, como en la última conferencia sobre cambio climático realizada en la isla de Bali, como tema primario y esencial en las agendas de todos los países desarrollados y en vía de desarrollo.
Le recomiendo el discurso introductorio del Secretario General de la ONU, donde puso prácticamente un ultimátum para tomar cartas en el asunto y evitar la extinción de la especie humana.

Sin rencores Bugman, no tuve intenciones de que Ud. quede como ignorante, simplemente hay comentarios que pueden enardecer hasta el más pacifista.

No bajaría nunca los brazos por la causa. Tampoco me dejaría crispar ante ofensas.
Sólo le pido una reflexión cuando vaya a escribir acerca de temas comunes al género humano en relación a la ecología que hagan las cosas peores o fuercen a otros a pensar que el todo es una sucesión interminable de individualismos.

Anónimo dijo...

son todos unos putos,, ustedes !! mira de lo q hablan ,, yodos se la comen en especial marcela puta de mierda

Blog Widget by LinkWithin