lunes, 30 de abril de 2007

Golf


Tal vez para el observador ocasional el golf pueda parecer un juego de lo más aburrido, donde unas personas ridículamente equipadas le pegan con unos palos que parecen especialmente mal diseñados para la tarea a unas pelotitas con el aparente propósito de meterlas en unos agujeros que están en unos parque enormes con un césped antinaturalmente cuidado. Para el jugador en cambio...es igual, salvo por lo de aburrido.



Seguramente muchos de ustedes ya habrán dejado de leer. Bueno, aprovecho para decirles que son feos y tienen tierrita debajo de las uñas. Para el resto, déjenme decirles que antes de practicarlo el golf me parecía un deporte de lo más tonto, propio de viejos, gorditos,y pelados .

Pero el tiempo pasó y reunidas dos de las tres condiciones me decidí a ver de qué se trataba el dichoso jueguito, y la verdad es que me gustó. No me he convertido todavía en un fanático sin remedio, pero confieso que si un fin de semana llueve o tengo algo que hacer que me impida andar por el campo dándole a la pelotita, me molesta bastante.

¿Pero qué tiene de atractivo eso de meter la pelotita en el agujerito? Es difícil de explicar a un espectador no aficionado. Tal vez el hecho de que durante una vuelta de golf, el tener que concentrarse en el juego hace que uno se olvide completamente de todo lo demás. Ya sea que se trate de una vuelta corta de 9 hoyos, o una completa de 18, pueden ser 2 o 4 horas de completa evasión, donde el mundo es un parque arbolado en el que la gente es respetuosa y amable, la cortesía es norma y la cordialidad es el lenguaje común. Y es que en el golf hay cientos de reglas escritas, pero también formas tácitas que nos remiten a unos tiempos en donde la gente no se atropellaba ni estaba al acecho para sacar ventaja.

Claro que hay inadaptados. Claro que hay tipos que se pirran en el protocolo y molestan a los demás, no ceden el paso cuando corresponde, y hacen menos disfrutable la experiencia. Pero allí estarán el marshall o el capitán de la cancha, persuadiendo al desubicado para que cambie su actitud o proceda a retirarse.

En el golf, si se juega como corresponde, uno no puede hacer nada para perjudicar a su oponente. En realidad se juega contra el trazado de la cancha y si se quiere contra las propias limitaciones. Es por eso que ante un tiro especialmente bien ejecutado, los ocasionales rivales felicitarán al jugador, y ante una ignominiosa "papa", simplemente ignorarán el gazapo o impartirán un consejo totalmente desprovisto de sorna (me parece que levantaste la cabeza en el momento del impacto, por eso le pegaste arriba). Se considera de horrible mal gusto burlarse del principiante, porque la misma dificultad de la técnica hace que hasta al más experimentado se le escape un golpe en falso de vez en cuando.

Se dirá que no hay pasión, no hay gritos y barras de simpatizantes alborotando con cánticos en los torneos de golf. Esto es tan cierto que cuando un profesional va a pegarle, hay asistentes que levantan carteles que dicen "silencio" y "quietos" para indicarle al público que no debe hacer nada que distraiga al jugador concentrado en su próximo swing. ¿Aburrido?. Cuestión de opiniones. A mí me aburre el fútbol, si vamos al caso.

De todas formas, comprendo el prejuicio que contra el golf tienen muchas personas. No hay manera de entender qué demonios tiene este deporte para enganchar tanto a los aficionados que hasta les mienten a sus esposas para escaparse a las canchas, a menos que se pruebe. Incluso así puede que no les guste.

Pero les aseguro que un atardecer de primavera en la cancha con un par de buenos amigos jugándose unas cervezas al final de la vuelta es un placer finísimo, sosegado, sin histerias ni prisas, que se disfruta con alegría pero sin desbordes, con el sosiego que necesita un buen libro o un vino delicado.

Ojalá lo hubiera descubierto mucho antes.


Buenas noches


19 comentarios:

Pola dijo...

¿Qué le puedo decir?. Yo tampoco estoy interesado en deportes que causen excesiva euforia en las personas. Prefiero a las personas dentro de sus cabales.
Si bien el golf en particular no me gusta, se de gente que lo practica y disfrutan mucho de todo lo que usted menciona (en especial de la tranquilidad) y es algo que me gustaría probar alguna vez.

Le deseo suerte en el deporte.

Bugman dijo...

Pola, tanto tiempo! No hay problema en que no le guste el golf, pero no pierda la oportunidad de probarlo alguna vez simplemente por un prejuicio que yo antes compartía. Siga estudiando, no me haga caso.

Angie dijo...

La tranquilidad y evasion que encuentras tú en golf, la encuentro yo en la natación! y mira que antes de practicarla pensaba que sería de lo más aburrido!

Besos, Sr. Bugman

safo dijo...

esato....

Bugman dijo...

Angie, es cierto, cada uno encuentra su propio escape, podría ser golf, natación, ikebana u onicofagia. A mí me gusta el asunto de la pelotita porque se puede disfrutar con amigos o solo, pero ese soy yo, no me haga caso. Mejor sería que nadie me hiciera caso. Ah, ¿ya habían empezado? Bueno, sigan así.

Safo, una palabra: chasgracias.

norberto dijo...

Yo lo que no entiendo es por que tiene que ser el golf un deporte elitista.
Una vez tuve que ir a un country a presenciar un campeonato patrocinado por el banco donde trabajé en Buenos Aires, y me sentía inferior, por el nivel que habia ahi. Ya se que el deporte por si solo no tiene la culpa.
La gente asocia al golf con emborracharse, pero con un whisky de dieciocho años en vaso bajo, con estar casado en segundas nupcias y tener al hijo mayor del primer matrimonio estudiando haciendo un master en Harvard etc.
En definitiva, hombres entrados en años de buen pasar economico.
Evidentemente es un deporte de gente de clase alta (generalmente)
Pero lo que no entiendo es por que solo a la gente de clase alta le gusta? No creo que sea tan caro comprarse unos palos y resto del set.
Cual es su experiencia Bugman, como lo ve?
Es tan asi como parece? O es mas lo que aparenta que lo que es?
Lo que si estoy totalmente de acuerdo con que los golfistas dejan colgadas a sus mujeres por este deporte.
Cuando tuve en este lugar conociendo el mundo del golf, uno de los jugadores me decia, que a las mujeres de los golfistas se las conoce como las viudas del golf, porque es como si hubieran perdido para siempre a sus maridos.

Bugman dijo...

Norberto, me encanta su comentario poruque me permite referirme a algo que iba a poner en el artículo pero al final lo saqué para que no fuera tan largo. Es verdad que si uno va a un country donde las propiedades no bajan del millón de dólares, no va a ver en la cancha de golf exclusiva para socios a ningún pelagatos. Pero si va a una cancha pública donde solamente hay que pagar el green fee (el uso de la cancha) ahí si va a encontrar gente de clase media jugando, practicando y tomando clases grupales (mucho más económicas que las individuales). En Buenos Aires hay dos de esas canchas y siempre están repletas. También tiene razón en que no es necesariamente caro comprarse los palos, hay de muchos precios y siempre se pueden comprar juegos usados (que es lo que yo hago). Me parece que el prejuicio viene de que el porcentaje de gente que suele ir a presenciar un torneo profesional Y que pertence al jet-set es mayor que el de ratonazos. Es que uno de esos eventos suele juntar a la "gente linda", que va a mostrarse aunque no entienda ni papa del asunto.
Mire, sin ir más lejos, yo soy de clase media monda y lironda. Juego en canchas públicas a menos que me inviten a otra mis amigos más adinerados.
La "viudas del golf" existen aunque no sea mi caso (mi novia también juega).
En resumen, es un prejuicio. No solamente la elite juega al golf, incluso en otros países como Estados Unidos está de lo más popularizado, es un deporte muy "mid class".
Se lo digo yo, que soy un pelagatos. Y tampoco soy TAN entrado en años, caramba.

TuttiMusic! dijo...

ME NO ENTENDER DE GOLF :(
jajajajaja
Te dejo besopos Bugman!!
Volvi!!!

Bugman dijo...

Hola Roxy! No se haga problema, yo tampoco entiendo un comino y sin embargo me encanta.

norberto dijo...

Ya se Bugman que Ud. no es entrado en años, si asi lo fuera yo le voy pisando los talones.
Ahora ya que estamos hablando de golf, hay una pregunta que se hacen entre jugadores y no es precisamente para medir el status economico: ¿Cual es su handicap?

Bugman dijo...

Norberto, tengo 29 de hándicap. Si sabe lo que significa, desde ya le digo que no, que no acepto jugar por dinero (a menos que sí lo apliquemos).

Pitty (desde el remis) dijo...

una vez pregunté ¿porque no se puede gritar en el golf o en el tenis? como si se grita en cualquier otro deporte y me contestaron.....
"eeeeehhhhh bueno el tema es que es un deporte de precisión" y digo yo......Palermo ¿porque mierda erro esos tres dichosos penales? PORQUE NO TUVO..........









..P-R-E-C-I-S-I-O-N HIJO DE UN GRAN PUTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Bugman dijo...

Pitty, ejecutar un swing de golf requiere concentración. No se puede si a uno le están gritando. Es un hecho. Ademàs es una grasada eso de andar gritando.

Pitty (desde el remis) dijo...

entonces hay que pedir silencio cuando Palermo patee un penal.

Anónimo dijo...

jajaja, tenias que caer en el golf... debes ir con Arbusto. (!!!)

jajaja (me rio imaginandote en pantalones a cuadritos y boina)

Ponja

Bugman dijo...

Ponja, hace años que los golfistas no usan pantalones a cuadritos y boinas, usted que está leyendo? La Golf Magazine de 1948?

Anónimo dijo...

Mmmmmm... decime que tenes puesto, Buguerto....mmmmm.....

Ponja

Anónimo dijo...

Y contame si vas con Arbusto y ahi si..., orgia mental.... (!)


Ponja (haciendose el coco)

Anónimo dijo...

certainly like your web site however you have to take a look at
the spelling on several of your posts. A number of them are
rife with spelling problems and I find it very bothersome to
tell the truth on the other hand I will certainly come again again.


my webpage: コーチ 時計

Blog Widget by LinkWithin