sábado, 2 de diciembre de 2006

Todo lo que siempre quiso saber sobre Bugman y no se atrevió a preguntar...


...no espere que yo se lo responda!
Por qué?. Muy fácil. Yo no soy Bugman. Bueno, en realidad se supone que ahora sí lo soy, al menos durante una semana. Pero este es mi primer día como Bugman, y estoy muy preocupado con el tema como para tener que andar respondiendo preguntas. La preocupación la tengo por varios motivos. El mas importante de ellos, cierta desconfianza que he adquirido hace tiempo de todo tipo de concurso, sorteo o promoción que aparece por ahi.
A todos nos han llamado alguna vez para comunicarnos que hemos ganado un fin de semana en un tiempo compartido, o la suscripción con importantes beneficios a un plan para comprar un auto. Las historias de conocidos que si han aceptado los “premios” nos revelan que siempre hay algo escondido, la estadía en el departamento de tiempo compartido se convierte en un infierno en el que hay que soportar los embates de los vendedores que intentan que compremos, el plan que nos han adjudicado ‘especialmente” convenciéndonos de que somos “elegidos” no difiere en nada de los que ofrecen en la página de internet a cualquier desconocido.
Pues bien, todos saben (o si no, se enteran en este momento) de que he llegado hasta aqui por haber ganado el concurso “Bugman por una semana”.
Como era de esperar, había trampa.
Me acabo de enterar de que el premio no incluye de ningún modo poder usar sus autos, salir con sus posibles novias, usar sus millas aéreas, ni comer la pizza fria que quedó en su heladera el día anterior. El premio sólo se limita a poder escribir aquí, durante una semana. Como podré ser Bugman si no puedo vivir las experiencias que él vive?. Mis crónicas de viaje sólo podrían hablar de la experiencia de costear el Riachuelo rumbo a Valentin Alsina, o del fabuloso granizo que estropeó mi auto en una playa de estacionamiento de Caseros. La única fiesta interesante a la que asistí en los últimos años fué la de la comunión de mi sobrina.
Por otra parte, no alcanzo a comprender la oscura motivación de Bugman para ceder este espacio.
Algo me huele mal (no precisamente este blog, reconozco que lo he encontrado aseado y perfumado). Estoy comenzando a sospechar que esta semana es justo la semana en la que pasan los cobradores, o que es la fecha anunciada para la visita de alguna ex-novia despechada que viene de Las Vegas a reclamar promesas incumplidas de matrimonio. Algo debe haber.
El otro motivo por el que estoy preocupado es que no podré presumir con mis amigos pues también hay otro ganador: Gustav. (Gustav: le mando mis cordiales saludos, espero que podamos convivir civilizadamente, recuerde no dejar medias tiradas por el piso y vaciar los ceniceros.)
Gustav era el único participante además de mi, o sea: NO LE GANE A NADIE.
Aqui estoy, ganador de un concurso en el que nadie perdió, con un premio que no era lo que yo esperaba, preocupado, pero contento al fin.
Después de todo, seré Bugman por una semana, y eso, espero, será una de las experiencias más interesantes que me hayan tocado vivir.
Mis saludos a todos los prestigiosos lectores y, como diría Bugman, buenas noches (aunque sean las 5 de la tarde).

3 comentarios:

Bugman dijo...

No recuerdo muy bien si se lo advertí, pero mañana tiene que representarme en una reunión con unos clientes japoneses, el jueves tiene que ir a una cena con mis compañeros de la secundaria y el viernes tiene que pagar mi impuesto a la ganancias. Ah, y la canilla del baño gotea, hágase cargo.

Roxymusic dijo...

jajajajajaja
delegando responsabilidadess!!!
bien Bugman, era completo el pakete!!

Bugman dijo...

Roxy, como decía Alberto Olmedo (entrañable comediante argentino, ya fallecido): "Si la vamos a hacer, hagámosla bien"

Blog Widget by LinkWithin