martes, 5 de abril de 2011

Parla en cristiano, porca miseria



Cuando uno debe o quiere viajar al extranjero, resulta muy conveniente poder comunicarse en el idioma oficial del país que se habrá de  visitar. Esto ahorra confusiones de magnitud variable, cuyos resultados pueden abarcar situaciones que van desde un sopapo hasta la pena capital. 
Algunas veces en el país de destino se habla el mismo idioma que en el propio, y entonces las sutiles diferencias regionales no habrán de producir efectos tan extremos, aunque sí podrán presentarse malentendidos hilarantes.

Existe una amplia variedad de métodos para aprender un idioma foráneo, algunos tradicionales y probados, otros más modernos y de eficacia dudosa. Así, uno puede concurrir a tomar clases en un instituto especializado, recurrir a los servicios de un profesor particular, comprarse un curso en DVD, intentar con el incierto aprendizaje subliminal, convertirse en autodidacta o mudarse al extranjero sin un centavo y aprender a la fuerza o sentarse a llorar debajo de un árbol hasta que un nativo lo ayude o lo venda como esclavo.

En cualquier caso, dependiendo siempre de la capacidad y el esfuerzo, después de algún tiempo uno podrá incorporar los rudimentos de un idioma con amplia aceptación en muchos países, pongamos por caso, el noruego. No, mejor pongamos por caso el inglés.

De todas maneras, es probable que en el país donde nos encontremos existan personas que hablen nuestro idioma, y en nuestro caso esa probabilidad crece debido a la amplia difusión del castellano por gran parte del globo. Por ejemplo, Estados Unidos es el segundo país de mundo en número de hispanohablantes.
No se pierde nada, entonces, haciendo la pregunta "¿Habla usted español?" antes de emprender una azarosa travesía por los resbalosos caminos de un lenguaje mal aprendido.

Por todo lo expuesto, es que encuentro completamente ridículo e injustificable que el señor canoso de unos cincuenta y tantos años que derrochaba esa argentinidad bochornosa que se potencia y se expone impúdicamente cuando su poseedor abandona las fronteras nacionales, se haya dirigido hace unos días, conmigo por testigo,  al atónito vendedor de un local de indumentaria del Sawgrass Mills Mall de Fort Lauderdale, Florida, EEUU, con las siguientes ¿palabras?:

"Ai busquing de pántalon"



Buenas noches.

46 comentarios:

Majo dijo...

Una amiga confesó hace unos días que paseando por Wall Street andaba a la busqueda del toro, ya que alguien le había hecho creer que tocando las partes pudendas del animal, su economía iba a mejorar de manera notable. Como andaba como maleta de loco, dando vueltas por todos lados sin encontrarlo, paró a un yupie newyorkino y, sin ponerse colorada por lo burra le preguntó: One moment, can iu telmi juer is the hasban of the cow?

Dany dijo...

Recuerdo un tipo igual a mi...digamos mi gemelo...o sea yo cuando en Francia, haciéndose el Aznavour para pedir dos sanguches gigantes en una estación dijo señalandolos: dus. Dus? me preguntaron. Si, dus REAFIRME.
Todavia estoy comiendome los doce sanguches que por verguenza no decliné.
Saludos Mr._Bugman

Carugo dijo...

En mi caso, sabe lo que fue más bochornoso?
En el crucero que realizamos en las vacaciones casi todos eran estadounidenses y canadienses.
De repente me encuentro hablando con un canadiense de Winnipeg en un inglés que haría ruborizar a Tarzán y con señas estilo sordomudo. Cuando mi pobre vocabulario se terminó, no voy y le digo
"Disculpe, hablou poquitou inglés."
Por qué mi cerebro le puso a la frase un acento que podría tener un sajón hablando castellano?!
Será porque soy un boludou importante...?

Pablo dijo...

No le cayó tan cerca, Mr. Bugman. Viajando por Europa con unos amigos, entramos a una panadería en Roma para escuchar a uno de ellos decir -con su mejor voz de pizzero de dibujito animado-: "un panuli con fiambruli, per favore".

El resto dimos unos respetuosos pasos hacia afuera del local para evitar caer en el linchamiento.

Días más tarde, ya en París, volvimos a entrar a una panadería. "Un panuli con fiambruli". Noooooooooooooooo. Temimos por las relaciones diplomáticas.

¿Sabe lo peor? las dos veces salió del lugar con un sandwich hecho y derecho. Para el esperanto que lo mira por TV.

Lola dijo...

Nunca sentí demasiada afinidad por otros idiomas que no fueran el mío, digo al punto de estudiarlos en profundidad... ahora me doy cuenta que es porque si me hubiera convertido en profesora, me hubiera muerto del disgusto, o el mal gusto, unas treinta mil veces por segundo!

El mejor consejo que me dieron al respecto fue que si estás en Francia, París especialmente, si algo no te llega a salir en francés, hablá en castellano, alemán, bielorruso, japonés, senegalés o el idioma que se te ocurra, MENOS en inglés. Los muchachos galos son un poco susceptibles al respecto.

Respecto al compatriota citado más arriba... la RAE no tiene un tribunal de faltas o algo así no? una pena...

Saludos!

Elvis dijo...

Bueno, mis anécdotas con el idioma no son muy numerosas, debido en parte a que no suelo viajar mucho al extranjero.
Pero estando en Praga, entré a desayunar a un restaurante/cafetería italiano. Pedí un café con leche y una Napolitana (que en España es un pastel relleno de chocolate o crema)... Y me trae un café con leche y un plato de spaguettis con tomate...
Tendría que haber hecho como mi señora, que directamente le llevó al expositor y le señaló con el dedo lo que quería...
Saludos cordiales.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Lo peor es que sabemos tres palabras pero nos hacemos los héroes ante los que no saben ni una:

"Tranquila, querida, yo te explico. ¿Qué ensalada querés? ¿te gusta ésta? Mirá, lleva "tomeito": es tomate, "ónion": cebolla, "carrot": zanahoria, "pepper": sargento..."

Uno abrazou, master.

(Tremenda foto.)

ElFlaco dijo...

Lo que japen es what estei todos tojeter inde seim.

OH! mai go!!!! ye ye ye..

P.D: Me mató el cartel sientesé tiene un 8.

Paco Gómez dijo...

Lo que nunca falla es pedir las cosas en tu idioma materno, eso sí separando en el tiempo cada sílaba y pronunciadas todas en voz muy alta. Como complemento no está mal lo de la señora de Elvis, o sea señalar con el dedo al mismo tiempo.
Nota: Aquí pasa algo parecido con el catalán, valenciano, mallorquín, menorquín.... yo solo he estudiado uno y los entiendo todos ( salvo algunos localismos).

Ouchurus dijo...

Tengo un amigo que cree que si habla en su idioma materno pero gritando lo van a entender en cualquier parte del mundo...


...cada loco con su tema...

me encantó el "busquing", es un clásico agregarle el "ing" a cualquier palabra en "inglés" o el "ochi" en portugués...como hace también mi amigo el gritón.

un saludo

Mensajero dijo...

¡jajajá!
¡Qué ridículo!
Todo el mnundo sabe que se dice péntalon.

Anavril dijo...

Con mi media naranja estábamos en Suiza esperando el ascensor donde moraba mi madre, cuando sale un caballero del mismo y nos hace el gesto para que pasáramos. Y no va el gilastro que en vez de decir Merci (que sabia perfectamente para que se usa) le larga un : tuto bom

A.R.N. dijo...

el ingles de ese senior canoso es mejor que el mio. yo se hacer senias en varios idiomas, es mi especialidad.
besin buggy bonito

A.R.N. dijo...

14 buggy

Gamar dijo...

Yo en ingles solamente podría pedir un café. Y eso si es que entienden la seña.

Mariela Torres dijo...

Mi única experiencia con alguien que habla otro idioma fue con una bailarina hindú que había dejado su monedero sobre la silla del restaurante y otra compañera se la había tomado. Cuando volvió la dueña del monedero no lo encontró y yo quise explicarle en inglés que se lo había llevado su compañera. Ahí me di cuenta que de todo eso sólo sabía decir "chair". Triste, muy triste.

Saludos.

Bugman dijo...

Majo, the hasban of the cow es estupendo, su amiga está perdonada.

Dany, pero podría haber aprovechado para hacerse un pequeño pic-nic e invitar algunos galos. Con lo sociables que son.

Señor Carugo, es bastante común, uno tiene a traducir automáticamente, no es tan fácil hacer el cambio al vuelo, por ejemplo hablando con clientes estadounidenses, yo me presento pronunciando mi nombre como lo hacen ellos, y....ah...no...usted dijo "hablou poquitou inglés", lo siento, lo suyo es un papelón.

Señor Pablo "un panuli con fiambruli, per favore", y supongo que "un panuli con fiambruli, s'il vous plaît", es tan desfachatado, tan evidentemente intencional, que sobrevuela el ridículo y se agarra con las uñas del borde de lo sublime. Un capo.

Lola, bueno, el consejo que le dieron aplica perfectamente a los parisinos de cierta edad, los jóvenes son mucho más abiertos y globalizados.
(Los adultos tampoco ven con simpatía a un turista intentando balbucear un francés horrísono).
No sé si la R.A.E. tiene tribunal de faltas, pero si así fuera al compatriota deberían haberlo suspendido por tres fechas.


Elvis, usted no ve el lado positivo de las cosas, ni aprecia el importantísimo dato cultural que acaba de aportar : ¡En Praga desayunan con fideos!

Sir Lothar Mambetta, me hizo acordar a un ex-cuñado pidiendo "one coffe y one juguito".

Flaco, muchas tankius.

Bugman dijo...

Paco Gómez, por supuesto, es fundamental levantar la voz, no es que los idiomas sean diferentes, es que la gente habla bajito.

Ouchurus, justo eso veníamos conversando con Paco Gómez (que lo decía en Catalán, pero como gritaba le entendí todo)
El inglés también puede falsificarse agregando "eishon"...por ejemplo, estacioneishon (acto de estacionar).

Mensajero, así es. Y se dice "in buscation of".

Anavril, no se si solazarme con la simpática anécdota o asombrarme de que su madre more en un ascensor suizo.

A.R.N. Está muy bien, se pueden decir muchas cosas con señas, pero hay que hacer señas en voz muy alta, eso sí.
(Y por allá por sus pagos, si me suelta a mí tratando de comunicarme en el idioma local, el señor canoso va a parecer un políglota).
(14..¿qué cosa? Ah...claro. Maldito Señor Bigud)

Gamar, haga la seña a los gritos. Nunca falla.

Mariela Torres, qué lástima, si hubiera sabido lo fácil que es el hindú le hubiera podido explicar la situación a la turista. Sería algo como "Tus amigas se llevos las billeteras".
(Me sale un poco como turco, pero eso es porque yo aprendí hindú en el interior).

Mona Loca dijo...

Bah, un bestia.
Cuando se trata de un indefinido, corresponde usar "a"

"aim búsquin A pántalon"

Pero hay algo que hya que reconocerles: son valientes, eh!
Y tienen la cara blindada, no se inmutan ante la expresión del desconcierto del otro.
Así se hizo grande este país, che.


besos

Elvis dijo...

¿Cómo que no veo el lado positivo de las cosas? Si sólo viera el lado negativo habría dicho que en Praga no desayunan, si no que comen según se levantan de la cama...

Guada GN dijo...

Bueno, yo le diré que a veces ni siquiera en los paises en los que uno se supone habla el mismo idioma puede uno andarse haciendo el piola.
En París, en una farmacia, me encontré ante la titánica tarea de explicarle a la señorita del mostrador que necesitaba un paquete de productos femeninos. Y vaya uste´a hacerle ese tipo de señas a una parisina, terminamos todos en cana.
Sí, `peresé, ya le explico a qué venía lo del mismo idioma. Días después, me encontré en Toledo, y vaya lo que son las cosas, tuve que pasar por una farmacia y hacer la misma compra... y la española se tardó practicamente lo mismo que la francesa en entenderme. Y eso que ella los verbos - quiero creer - los entendía o_0

Julieta dijo...

En Austria me arreglé haciendo dibujitos y señas.Fuimos a un restaurante y cuando leímos la carta nos pusimos a reir porque no entendíamos nada! Le señalé con el dedo un renglón cualquiera a la moza y acompañé con el universal gesto de unir todos los dedos preguntando qué es?
Ella me hizo dibujos de honguitos, dijimos qué sí y nos trajó unas riquísimas omelettes de champignones.

Dan risa los que se las dan de poliglotas en cualquier país.Y menos se puede hacer en Francia, donde si no hablás su idioma te morís de hambre.
Saludos!

Juan Sebastián dijo...

Eso no es todo. En Catania, Sicilia, escucho la siguiente conversación entre un profesor local y un médico argentino:
Profe tano: Quando si torna? (en obvia referencia al viaje de regreso a la Argentina)
Médico argentino: Domani morning

el charlo dijo...

Iba a escribir algo, pero me lo olvidé leyendo las increíbles anécdotas... Pida más Buggy!!

Capitan Manchas dijo...

Hablar idiomas es facil, solo hay que llevar el nivel de alcohol adecuado. Yo, sin ir mas lejos, puedo empezar una noche hablando solo español(y mal) y acabarla con un casi perfecto dominio de tres o cuatro idiomas distintos.

JuanRa Diablo dijo...

Mi no understó nading de lo que writeó
¡Hable claro, caraho!

Recomendación

Bugman dijo...

Mona Loca, a lo mejor el señor buscaba un pantalón en especial. A lo mejor buscaba el suyo (pero no, no estaba en calzoncillos).
No estoy muy seguro de calificarlos de valientes, para mí dirigirse a otra persona en su idioma es un acto de cortesía, siempre y cuando se manejen los rudimentos. De otra manera tiene algo de prepotencia, es como decir "yo hablo como quiero, usted es el que tiene que hacer un esfuerzo para entenderme".

Elvis, pero comer cuando uno se levanta de la cama, también es un avance. Puede dedicarle el tiempo del almuerzo en la oficina a cualquier otra cosa. A comer más, por ejemplo.

Guada GN, uno podría pensar que los productos femeninos que usted necesitaba no son de uso corriente en todas partes...por lo menos no en París y Toledo.

Julieta, uh...me hizo acordar de la vez que fui a un restaurante chino en Alemania. No se lo cuanto ahora porque alcanza para un artículo completo. (Bah, a mí cualquier pavada me alcanza).

Juan Sebastián, un hallazgo, pero creo que esas combinaciones italoinglesas se dan en gente que alguno de los idiomas aunque sea balbucea. El protagonista de mi anécdota era un delincuente del idioma.

Charlo, parece que aquí todo el mundo viaja, vio que todos empiezan "cuando estuve en Amsterdam", "cuando me estaba cortando las uñas de los pies en Berlín" o "mientras miraba al agua podrida que corría por el cordón de la vereda en Moscú". Pavada de globalización, tiene este blog.

Capitan Manchas, le creo, le creo. Yo mismo he cantado en alemán luego de unos schnaps.

JunaRaDiablo, mi escribing very claring, if usted no interpreting is no mi problem.

(Tomo nota de la recomendación. Todos deberían tomar nota. Cuando ellos dominen el mundo el poder comunicarse fluidamente será una ventaja).

Almafuerte dijo...

No puedo creer que nadie haya mencionado el célebre "camone per la nena".

Y los gringos, pobres, tampoco la tienen fácil cuando vienen por aquí. Tal como se cuenta en la introducción de este librito.

capitanfla dijo...

¿Le parece?

Juli dijo...

No tengo anécdotas propias sobre cuestiones idiomáticas, pero su post me recordó una de Pinti que siempre me causó mucha gracia: En un monólogo en el que habla de viajes, y del argentino como turista, cuenta que, sentado en un restaurante en Italia escuchó a un argentino gritar "Mozzo! Per la nena camone"

Siempre un placer leerlo, Bugman.
Saludos.

Jazmin dijo...

El Sr. canoso es un cararrota. Pero qué gracioso!

No voy a contar la anécdota propia que tengo para el caso, porque no me deja bien parada, pero sepa que a los venetos se les entiende perfecto (hablan con la misma tonada que los futbolistas argentinos ) y que son unos desvergonzados!
Pero hay una de esas que suceden en la adolescencia, y que se replican en cada reunión, por los siglos de los siglos.
Colegio secundario, Clase de frances, 1ra. para ser exactos:
Mademoiselle: Aristi?
Aristi: Preseeente!
Mademoiselle: Aristi, comment allez-vous?
Aristi: Maomenú, tirandú para no aflojú.
10 minutos de carcajada general que valieron 5 amonestaciones, también generales.


Genial foto.

Anónimo dijo...

TENGO UNA HIJA EN EEUU,Y SIEMPRE ME GASTA POR DECIR LAS PALABRAS EN INGLES COMO SE ESCRIBEN .ME ENCANTA TU BLOG ME HACE OLVIDAR LAS PENAS .GRACIAS POR SER TAN GENIAL EN TU ESCRITURA.TE FELICITO...!!!! INTERNAUTAVIEJA.

Anónimo dijo...

UNA EX SUEGRA QUE LLEGO DE ITALIA HACE MUCHOS AÑOS ,ME CONTO QUE CUANDO VINO A ARGENTINA LA MANDARON A COMPRAR UN CEPILLO PARA LA ROPA EN UNA TIENDA Y ELLA SALIO REPITIENDO CEPILLO,CEPILLO CEPILLO Y CUANDO LLEGO A LA TIENDA LES DIJO .."MA ...UN ZAPALLO...!.LA INTERNAUTAVIEJA

Bugman dijo...

Almafuerte, sí, es cierto, la estaba esperando y no vino (me refiero a la anécdota). Indudablemente aprender castellano en Argentina es un desafío para cualquiera. El mismo autor del episodio del "camone", desafiaba a cualquier extranjero, incluso hispanohablantes a que le dijeran las diferencias entre en pedo, de pedo, al pedo y a los pedos.

Capitanfla, of claro que yes.

Juli, célebre anécdota, ahí con Almafuerte la estábamos esperando. Besos.

Jazmin, ¿de modo que alumna rebelde? Qué bonito. Después no la quiero ver lloriqueando por Montparnasse porque nadie la entiende, arrepintiéndose de no haber tomado en cuenta la enseñanzas de Mademoiselle Rodríguez.

Internautavieja, muchas gracias por los desmesurados elogios. Por las anécdotas que han contado por aquí y por la suya propia deduzco que de la boca para adentro idiomas sabemos todos, el asunto se nos va de madre cuando lo hacemos palabra.

Jazmin dijo...

Sr. Bugman, mi aclaración no hace a la cuestión de fondo, pero... no quiero que la posteridad (es decir, los que lean su blog dentro de 50 años) me crea una alumna rebelde. Hum... lo más probable es que en esa época hablemos todos como el Sr. canoso.

El autor fue un varón de la clase. Gracias a ser aplicada pude pronunciar un aceptable "mersibocú", llegada la ocasión.

Bugman dijo...

Jazmín, disculpe la pequeña confusión. Je suis désolé

gabo dijo...

Graciosas historias. Cuando mi abuelo llegó a Argentina de Portugal en los años '40 se confundía porque cuando compraba algo el vendedor le decía "esto es suyo" (en Argentina, "suSHo"), que en portugués suena como "esto está sucio" ("sujo" = "sucio"), a lo que él respondía que a él le parecía que estaba limpio. Otra, cuando compraba semillas se tentaba porque "semiSHa" en portugués es como decir "se mea" o "se está meando", a lo que él contestaba que no, que ya había ido al baño.

gabo dijo...

Y no jodan con lo de que a los franceses supuestamente "les molesta" que les hablen en inglés. Hace cuánto que no van a Francia? 20 años? Hoy en día cualquiera se las rebusca para hacerse entender en inglés, aunque sea chapucero. Más si es una persona joven y mucho más en París -que suele ser el destino de viaje por excelencia para el turista-.

Any dijo...

El tipo será un gil de cuarta pero no me diga que ud no disfrutó el momento ... era para pedirle que lo repitiera y asi poder filmarlo!

arrevoire che

Bugman dijo...

Gabo, su abuelo es o debe haber sido todo un personaje. No se por qué, no tengo ninguna razón que pueda explicar, pero los portugueses me caen bien.
Si, lo de Francia es cierto, se puede chapucear en inglés y hacerse entender. Yo lo hice (chapucear, hacerme entender un poco menos).

Any, la cara del vendedor, las miradas que intercambiamos, sí, hubiera estado bueno.

El Señor F. dijo...

Viva la patria!!!!

El Señor F. dijo...

un día de estos, voy a convencer a algún amigo de que la frase para comprar cigarrillos es "I vill not buy this recorrd, it is scratched"

El Señor F. dijo...

pd: En el viaje que hice el año pasado a EE.UU., estaba con mi padre (que es un señor canoso, pero no tanto) en una cena de trabajo (de él, por supuesto). Yo había llegado un poco más temprano qué el, y había podido hablar dos palabras con el mozo.

Mi padre se defiende casi bien en el inglés, pero ese día tenía problemas en entender la carta.

Wót is dís?... sóu, ís like mít? bíf? okey, and wóts, de, de, de sáiding? de gárnish! oh, oh, yes, yes, dát uan! wót? que dice, que cómo.. ah, sí! mídium!!!

Cuando me atendió a mí, un "Miguel, podría traerme un beef tenderloin, a punto?" fue suficiente.

Bugman dijo...

Señor F. Qué terrible lo de su padre. Debería haber dicho "midium rar".
Y solamente usted se va a comer bifes a USA. Lo que es tener mundo.

El Señor F. dijo...

Claramente, lo de ir a una "stake house" fue idea de los yanquis.

Occam dijo...

Enrique Pinti tenía el tema entre sus monólogos. El asunto ése de los argentinos subestimando las dificultades idiomáticas que se nos pueden presentar en el extranjero. Particularmente en Italia. Después de todo, la mitad de nosotros tiene origen italiano, y entonces (creemos) lo manejamos, ya genéticamente, de taquito. Como si el italiano fuera español hablado con acento cocoliche. Él ponía el ejemplo de un tipo pidiendo en un restaurante: "Mozzo, para la nenna, un sánguye de quezzo con camone". Buenísimo.

Un cordial saludo.

Blog Widget by LinkWithin