miércoles, 25 de agosto de 2010

Cocina era la de antes

¿Usted hace mucho que no va a comer afuera, joven? A un restaurante, le digo, no me venga con ese chiste de que siempre sale a comer al patio de su casa, porque ya lo hacíamos antes de que usted aprendiera a atarse los cordones de los zapatos, y ya era viejo. No, yo no era viejo, el chiste era viejo.

El otro día mi sobrino que trabaja en una empresa muy importante, que ahora no me acuerdo cómo se llama, nos llevó a comer afuera. Pero, no me acuerdo cómo se llama...bueh...ya me va a salir. A un restaurante, fuimos, uno todo moderno de esos que hay ahora, ¿sabe? Porque festejaba que lo habían ascendido en esa empresa donde trabaja, una muy importante. Y no me puedo acordar....bueh. 

En fin, le decía, ¿hace mucho que no va a comer afuera? Claro, usted seguro que come en esos Mac Pato, que hacen cosas con lombrices, me dijeron.  Cuídese, joven, comer mucho de eso no es sano, claro, ahora qué le importa, pero cuando llegue a mi edad y el médico le prohíba las milanesas va a ver. Porque en esos Mac Pato no sirven milanesas ¿no? ¡Milanesas! Eso era lo que yo quería comer el otro día, que mi sobrino nos llevó a un restaurante porque quería festejar que lo habían ascendido en la empresa. No me acuerdo, no hay caso, no me acuerdo cómo se llama...Pero bueno, resulta que en ese restaurante todo moderno no había milanesas, ¿a usted le parece joven? ¿Cómo no va a haber milanesas en un restaurante? Es como que no haya ..¿eh? ¿qué médico? Ah, no, el médico no me deja comer milanesas. ¿Pero cómo sabe eso, joven? ¿Usted es médico? No, le pregunto porque me salió un bultito acá que no me gusta nada...ah, no, claro, mejor lo veo en el consultorio...¿Cómo que no es médico, joven? ¿Y entonces para qué quiere que le muestre...oiga, ¿usted no pretenderá algo conmigo, no? Porque está muy bien, que se casen y todo, pero conmigo no que yo soy chapado a la antigua. Cómo será que con la patrona nada hasta la luna de miel...¿eh?

Ya está. Ahora sí que me olvidé lo que le estaba contando. ¡Ah! ¡Mi sobrino que trabaja en la empresa, que no me acuerdo el nombre! Sí, al restaurante, fuimos, y uno de los mozos, porque vio cómo es en esos lugares, que hay como cuatro mozos, uno le trae el pan, el otro le sirve agua, el otro le trae la comida y el otro le trae el pan. No estoy repitiendo nada, joven, le traen pan dos veces, ¿usted vino conmigo el otro día? Bueno, entonces escuche, no me interrumpa que me olvido de...de algo. 

Uno de los mozos, digo, porque había como cuatro, trajo la carta y yo no entendía nada, mitad porque los platos tenían unos nombres raros y mitad porque no había llevado los lentes de ver de cerca, y entonces le pedí a mi sobrino que pidiera por mí, que después de todo pagaba él, no sé si le dije que nos invitó a todos porque lo ascendieron en la empresa. Ay, casi me sale el nombre, pero no. Bueno, entonces mi sobrino agarró y pidió para comer algo que no escuché bien, pero seguro que milanesas no era porque ahí no había, y cuando pregunté el mozo, uno de los cuatro, medio que ser rió y mi sobrino un poquito también, y yo pensé y estos de qué se ríen, pero no dije nada porque a ver si mi sobrino se enojaba o algo y me parecia que a mí la plata para pagar la cuenta no me iba a alcanzar. Ah, porque era carísimo, ese restaurante todo moderno. Yo la carta mucho no la pude leer, pero alcancé a distinguir unos números y a no ser que ahora al lado de los platos de la carta pongan el teléfono del cocinero eran bastante salados. No, los platos no eran salados, ¿cómo sabía lo que le iba a contar ahora? ¿Además de médico es adivino, joven? 

Sí, justo, la comida que trajeron era distinta a la comida que come la gente, y además tenía cosas dulces, como frutas, y yo le dije a mi sobrino que era un chambón, que por hacerse el vivo y no preguntar se había equivocado y había pedido un postre. Pero igual para postre también era raro, ¿sabe? Porque vea, tenía una cosa que parecía flan, pero con gusto a pollo, otra que parecía puré pero con gusto a melón, y una pelotitas azules que me dieron miedo de probar pero parecían uvas, aunque quise pinchar una con el tenedor y se partió como si estuviera hecha de galletita . Yo no quería despreciarle el plato a mi sobrino, porque la cuenta le iba a salir carísima, pero vea, joven, a mí tráigame un pollo que parezca un pollo, un melón que parezca un melón, y en lo posible separados, que primero me como el pollo y después el melón de postre. Y bueno, al final le pregunté a mi sobrino si él entendía algo de eso, que a lo mejor en la empresa lo llevaban a comer esas cosas raras y...casi, casi me acuerdo el nombre de...pero no. Y me explicó que eso era cocina molecular y que era lo más moderno que había, y que cada plato de esos raros llevaba un montón de tiempo y unos trabajos como de laboratorio y aparatos modernos y no sé que cosa más. Y a mí me dio no se qué, porque mi sobrino la verdad es que iba a gastar mucha plata y aunque a mí no me gustaba ni medio que el pollo tuviera forma de flan me lo comí igual y le dije que estaba rico y que de postre podíamos comernos un helado de merluza. Bueno, mi sobrino está con todas esas cosas nuevas, que para mí que se las enseñan en esa empresa importante donde trabaja...no, no hay caso, no me acuerdo.

Al final cuando volví a casa me fui a la heladera y me comí unos fideos fríos, que eso sí, tenían forma, y gusto de fideos, porque ¿sabe? está muy bien que ahora hagan esas cosas raras para comer, y tendrá lo suyo ponerse a inventar eso, y hay gente como mi sobrino que va y paga un platal por esa comida moluscular , pero yo a pesar de que el médico no me deja me hubiera comido una milanesa, de esas que hacía la patrona antes, cuando...¡Guillermo! Guillermo, se llama mi sobrino, no me podía acordar, caramba.


Buenas noches

41 comentarios:

Etienne dijo...

Vea, que la comida "moluscular" la puede encontrar cerca de los puertos y ensenadas de todo el litoral nacional.
En cuanto a la comida "muscular" supongamos que es la que nos recomiendan para antes de ir al gimnasio.
La "molecular" no la conozco, pero me imagino que para eso le tienen que dar un microscopio, digo, para ubicar la comida arriba del plato...

Carugo dijo...

Mire, todavía me estoy riendo.
Usted verdaderamente es muy gracioso.
Se lo acabo de leer en voz alta a mi mujer pero mucho no lo entendió.
Perdonelá, no es que no tenga sentido del humor. Lo que pasa es que ella no sabe mucho de eso que algunas mujeres todavía hacen y ella no.
Cocinar...

Petardo Contreras dijo...

Debido a mi trabajo (farmacia) fui a una clase de cocina molecular.

El evento era del laboratorio Boheringuer (buscapina)
La idea era "te damos la receta"... (original).

La comida: espuma de queso provolone, ravioles crocantes rellenos de 3 quesos con salsa de malbec sobre colchón Simmons, de postre polvorones de aceite de oliva...

Y por otro lado la ultima vez que fui a comer a una cantina pedi ravioles de verdura y estaban rellenos de papa...

Con que decís que me quede??

Saludos sr. ud tan gracioso como de costumbre

Elvis dijo...

Con toda esa comida molecular no es de extrañar que nos volvamos mutantes empedernidos... Procuraré no ir a ese restaurante sin nombre...

Saludos cordiales.

LadyMarian dijo...

Odio esos lugares donde te la pasás con mozos atacan por todos lados. No se puede tener una conversación mínimamente tranquila. Ni hablemos de hablar cosas privadas!
Y lo que tampoco me gusta es no poder ver bien lo que está en el plato por la poca luz que a veces ponen. Será justamente para que no distingamos lo que comemos?
Besos

Anavril dijo...

Uf, y yo por el contrario. Si bien soy bastante complicada en lo que a gustos culinarios se refiere, me encantaría poder ir a uno de estos restaurantes a probar algo! Siempre quedo fasinada cuando engancho algun programa en la tele al respecto. Había un gallego que tenia un programa llamado Alquimia en Utilisima y también me encantaba...En realidad creo que lo que más me llama la atencion es el proceso creativo.

Guada GN dijo...

Que bien que se acordó, porque estaba ya yo un tanto preocupada de que no se acordara el nombre de su sobrino Guillermo. Es feo cuando uno se acuerda de las milanesas pero no de los parientes. Sí, ya sé que no puede comer milanesas, no se preocupe.
A mí me hicieron una vez algo parecido, mirevea. Pedí algo que tenía nombre propio y apellido compuesto y resultó ser un bife con una excusa de puré de papas. Y me lo cobraron como si hubiera sido de la realeza. Es la última vez que pido algo con diéresis.

La Ruiva dijo...

"comida molecular" me suena a estar comiendo contenido de tubos de ensayo y me quita el hambre automaticamente.

Mona Loca dijo...

Ay, cómo lo entiendo!!!

Y no, no comí nunca esa comida molecular ( no jorobemos...eso no es comida...) pero para fin del año pasado, luego de un cocktail muy paquete fuimos con una gente de Rosario a comer a un lugar muy paquete de la zona...

Mire, era todo muy raro, la decoración era como con telas, pero lo más terrible, es que nos tuvimos que sentar en uno sillones bajos frente a una mesa ratona...era como un living, entiende?
Y trajeron varios platos con 3 cositas cada uno...y éramos como 15, nosotros!

Y uno se podía servir poquito porque...claro, no iba a andar privando al otro de comer.

La verdad es que yo después hubiera pasado perfectamente por un MCPato.


Eso sí, re-cool todo.

Sí, re-cul
( comimos para el cul, también)

besos

Nefertiti dijo...

Impecable!!! que manera de reirme!!! Me hizo recordar la ultima vez que fui a comer a un restaurant fashion en Palermo. El menú estaba lleno de palabras como "reducción" y "fusión" y uno de los platos incluia "anís estrellado". Le dije a la moza que moría por saber como estrellaban el anis, y la chica (muy rubiecita ella, carita de nada), me contestó que "casi ni se nota en el gusto eh... ".
El chiste perdió toda la gracia... necesito mozos con sentido del humor y capacidad de captar una buena ironía.... sin tribuna no soy nada...

zorgin dijo...

yo ya aprendí como es,
cuando viene el mozo y se presenta, onda "hola, cómo estás?, yo soy Pancracio y me voy a encargar de atenderlos...", es que es hora de irse.
rápido.

ADENOZ dijo...

Supe que en un restaurante de Córdoba se sirve comida "Moleculiar".
Cuando la pedís, se acerca Favio "La Mole" Moli y, cariñosamente, te pregunta:
- Qué necesitai, culiao?

Jimmy dijo...

Mire, esteee, como se llama el autor de este blog?, ok, no me acuerdo, lo que le quería decir era que...este...no me acuerdo...
Pfff...me contagió señor...este...señor...QUE LO PARIÓ!

Mariela Torres dijo...

No coma eso, no coma, ¿comió igual? Yo también hubiera comido, queda mal si lo invitan a uno y uno se hace el delicado. Pero para la próxima ya sabe, diga que tiene otro compromiso y no vaya.

Saludos.

Litoh :D dijo...

ahahahaha aun rio xD!

sobre pagar un dineral por comer comida rara... yo no lo haría prefiero prepararme con la mitad del diner un a comida en casa :B

El Profe dijo...

Cuando el nombre de la comida a consumir es "exótico", la forma del recipiente (plato) que la contiene es estrafalaria y la cantidad no pasa de un pequeño puñado, es casi seguro que la cuenta será astronómica...y que quedaremos con ganas de entrar en la primera pizzería que hallemos al regreso.

Bugman dijo...

Eetienne, eso depende, cuando ha marea roja no encuentra nada. Creo que lo de molecular es justamente po eso, nos dan una sola molécula.

Carugo, ¿no será que usted se ríe de cualquier cosa? (gracias, me alegró el día).

Petardo Contreras, entonces mi sospecha de que la cocina molecular era un curro de las farmacéuticas no estaba tan errado...¿y después va a venir la buscapina en sandwichitos, por ejemplo? No estaría mal.
Yo que usted, me quedo con un buen bife de chorizo. Pero ese soy yo.
(ahora, fuera de broma, me gustaría ir a probar la famosa cocina molecular. Debe ser , cuando menos, algo diferente).

Petardo Contreras dijo...

Por el momento paso del bife, soy vegeta hace unos 13 años.
Me quedo con unos ravioles de verdura (acelga), con un fileto tradicional jajaj.
Si es diferente y tiene onda, pero sale un huevo (claro por que hacen espuma de huevo)
Proba acá http://www.cuk3.com/

Salute

Bugman dijo...

Elvis, para mí ya es tarde, nada puede arruinarme más de lo que estoy, así que estoy para cocina molecular, atómica, o lo que venga.

LadyMarian, es que los buenos mozos son invisibles. Uno ni se da cuenta de que alguien le llena la copa, le trae más pancito, le retira el plato.

anavril, saliéndome del personaje por un momento, yo también tengo curiosidad por esta nueva moda culinaria. Y además soy un entusiasta de la ciencia, así que una comida que casi-casi se hace en un laboratorio me llama mucho la atención.

GuadaGN, sí, cuando el restaurante tiene platos normales pero descritos como si fueran piezas de un banquete de la Corte de Hasburgo uno siente que le están tomando el pelo. Sí, yo también puedo sentir eso, caramba.

LaRuiva, bueno, no sé si tubos de ensayo, pero para hacer esos platos usan cosas como nitrógeno líquido. Pero no vaya a creer, vienen presentaditos que son un primor.

Mona Loca, desgraciadamente esa sensación de comer en un restaurante hasta tener la certeza de que si nos hicieran ingerir un miligramo más de sustancia alimenticia se nos rajaría la piel a la altura del abdomen es cosa del pasado. Ahora hay que comer algo antes de ir a comer.

Anavril dijo...

Totalemente!
Porque si bien no me llama para nada la atencion el hecho de pagar el equivalente a un monoambiente en Floresta por 3 "Rocas ucranianas en su pasto" y que sean 3 cuasi bolas violetas con sabor a Abedul con cintitas bebe metalizadas fucsia comestibles con sabor a cordero patagónico, cocinados con secador de pelo y hielo seco.....lo pagaría sin chistar por ver como lo hacen...Chapeau al que se le ocurrió.

Bugman dijo...

Nefertiti, lo que pasa es que en los restaurantes de Palermo no hay mozos sino "camareras", que en realidad son estudiantes de teatro y trabajan para pagarle a Lito Cruz o algún otro de esos. Con mozos profesionales es otra cosa. (gracias)

Zorgin, impecable, yo no podría haberlo dicho mejor. Gracias.

Adenoz, por las dudas yo...bueno, qué más da...cuando pase por Córdoba me doy una vuelta.

Jimmy, usted es el que...no, no, ese es otro, el que...ah, no...ya me acordé, usted...usted...¿qué?

Mariela Torres, cuando a uno lo invitan tiene que comer, es muy feo andar haciendo desprecios, después no lo invitan más. Aunque le sirvan el flan de pollo y el puré de melón. Y tampoco están las épocas para andar despreciando comidas gratis.

Litoh :D, bienvenido, gracias. Le soy sincero, una vez, para ver cómo es la famosa comida molecular, probaría. Aunque sea para quejarme con conocimiento de causa.

Profe, me hizo acordar a la propaganda esa del banco, bueno, en realidad tanto no me hizo acordar porque no le podría decir de qué banco era, el asunto es que el tipo iba a un restaurante de esos, y...no me acuerdo.

Bugman dijo...

Anavril, caramba, ¿entonces para caerle bien a usted hay que llevarla a cenar a "moleculandia"? Qué presupuesto.

Pablo dijo...

El otro día hice un bife y mi mujer me dijo que parecía una suela de zapato. No sabía que se me daba la cocina molecular.

Elvis dijo...

No se deje vencer, por muy arruinado que esté no tiene porqué recurrir a la comida molecular ni a la atómica. Seguro que le sale más barata una dieta a base de huevos y patatas fritas...

A.R.N. dijo...

los anios le estan pegando raro buggy.
besitos

Julieta dijo...

Mirá , prefiero ir a la cantina de mi barrio, dónde me atiende el dueño y la comida es "normal".Un bife es un bife y un tomate es un tomate..
Me hiciste reir, sabías que sos re gracioso?
Saludos

Yoni Bigud dijo...

En lo referido a la comida es casi una obligación ser chapado a la antigua. Esos experimentos me ponen de tan mal humor que ni siquiera me dan ganas de hacer chistes.

Milanesa con fritas a caballo y de postre fresco y batata. Todo con su tamaño y color de rutina.

Avísele a Guillermo que me honra, pero yo no voy.

Un saludo.

JuanRa Diablo dijo...

Unos rabitos de pasa deconstruídos le vendrían bien, Señor Bugman.

Esa memoria...

(La próxima vez acuérdese de Chéspir)

Bugman dijo...

Petardo Contreras, tenga mucha precaución con la dieta vegetariana, me dijeron que produce alopecía.



Señor Pablo, lo importante es que no tenga sabor a lo que parece ser. O por lo menos eso entendí. ¿Este bife viene en marrón, número 42?

Elvis, lo que creo que me saldría más barato es alimentarme de suero fisiológico, pero todavía no me decido.

A.R.N., no, por favor, no es lo que parece...Ah ¿eso parece? Entonces sí.

Julieta, bueno, tampoco hay que ponerse en ultraconservador. Probar algo nuevo...claro que con esos precios...nahh...deme el bife con tomate, que así estamos bien (gracias, la última vez que me dijeron eso vino de parte de un Juez. Me quedan 15 años de libertad condicional, todavía).

Señor Bigud, oiga, una invitación a comer no se rechaza. Ni aunque sirvan anguilas vivas.

JuanRa Diablo, cuando me entere de qué son los "rabitos de pasa deconstruídos", decido qué hacer con usted. ¿ Cómo dijo que era su nombre?

Betina Z dijo...

Molecular debe ser la comida que consume Moria por el ort.
Igual la probaría, aunque ingiriéndola por la entrada del aparato digestivo, y no por la salida.
Ah: otra vez que su sobrino Guillermo lo invite a un restaurante de lujo, asegúrese que sirvan Suprema a la Maryland, hombre.

Stella dijo...

No se me ocurre nada para comentar, mas que me divertí mucho leyendo este post!

nadasepierde dijo...

yo quiero milanesas, no cosas raras!
que no me vengan con esas!
pero hay lugares donde le ponen un nombre extrañísimo, algo asi como fino no se cuanto sobre suave colchón de no sé que , y terminan siendo unas burdas milanesas de muzarella... las cosas por su nombre.

saludos

kkarlos dijo...

Yo no soy médico ni nada parecido pero esas divagaciones, el olvido de nombres propios y aceptar invitaciones de sobrinos ... eso ya es algo crónico !

A mi me da un pulpo en tualet !

Saludos Bugman !!

Bugman dijo...

Betina Z, usted sabe cómo son estas cosas, a molécula regalada no se le mira el número de átomos.

Stella, pero si se le ocurrió, caramba, gracias.

Nadasepierde, eso sí, que si la cosa tiene nombre rarísimo sea algo rarísimo, no me vengan con "papa rústica" si en el fondo lo que pasa es que les da fiaca pelar papas.

kkarlos...¿eh? ¿Yo qué? ¿Y qué hace comiendo pulpo en el baño? Psss...después el raro soy yo...

Elvis dijo...

Bueno, el suero es otra buena opción, barata desde luego, pero no le da al paladar la satisfacción de probar un manjar como los huevos fritos con patatas..., yo ni me lo pensaría.

Mensajero dijo...

Por el precio de un cubierto en restaurant molecular comen comida para cristiano cuatro en una buena parrilla, como tata dios manda.
Mi última aventura gastronómica snob fue en Casa Cruz, y quedé sorprendido por el maltrato del mozo, que estaba molesto con mis cándidas preguntas.
Un mozo tradicional que se precie de tal debe maltratar al cliente, pero ya que un mocoso camarero con cabello exótico (porque encima tenía pelo) e ínfulas de gourmet no sepa cómo debe hostigar a un comensal es para mí inadmisible.
Por supuesto jamás visito esos lugares cuando me toca pagar a mí.

Bugman dijo...

Elvis, bueno, está bien. No sé cómo va a hacer la enfermera para hacer pasar las patatas y los huevos por el tubito, pero si usted lo dice...

Mensajero, buen punto, un mozo que peine canas maltrata a un cliente de una forma tal que el cliente termina sintiéndose culpable por molestar al mozo.

miralunas dijo...

esa comida es la que le pone cara de travesti a moria casán, le cuento. es la comida que aconseja la medicina ortomolecular, le aviso por las dudas, don. Porque usté es chapado a la antigua y vió cómo es éso... no, no, la agradecida soy yo. con lo que me hizo reir!

Mickey dijo...

Bugman, los restaurantes moleculares son una farsa.
Quise pagar con un collage de Patacón, CECACOR, Federal, Lecoop y otros bonos federeales, sobre fondo fotocopiado en la Cannon. Quedaban igualitos a los billetes de 100 mangos!!!!
Me mandaron en cana.

Adreim dijo...

http://eladreim.blogspot.com/
Me gusto tu blog, intetesante
pasate por el mio a ver si te gusta.
(:

choripanboy dijo...

Lord,me ha hecho imaginar mollejas moleculares en forma de alfajores,
paremos,no quiero soñar con un choripan molecular oliendo a flores...

Blog Widget by LinkWithin