jueves, 17 de julio de 2008

Payasos



No me gustan los payasos. Me refiero a los payasos profesionales, no al tío que se pone la pantalla de la lámpara como sombrero e imita a Frank Sinatra. Está bien, tampoco me gusta ese tío. Pero al menos a su favor se puede decir que estaba borracho.







Tal vez mi leve coulrofobia haya comenzado aquel día en que me llevaron cual tierno parvulillo que era a ver un espectáculo infantil. Era, tal vez, el día del niño. Yo tenía, quizás, siete años.

En el escenario un payaso de corte clásico hacía piruetas, o malabares, o contaba chistes, o manipulaba globos de forma alargada para convertirlos en algo que según el consenso general debería parecer alguna clase de animalito.

Yo estaba lejos, y tengo la brumosa idea de que el espectáculo me agradaba.

En algún momento, el clown comenzó a repartir algo entre los niños que se acercaban al escenario. No recuerdo qué era, caramelos, sombreritos, algún cotillón. El asunto era que yo quería eso, lo quería con ese entusiasmo sin cálculo que solamente tienen los infantes y que perdemos más tarde cuando nos presentan la palabra "conveniencia".

De manera que me fui corriendo por el pasillo del teatro, hacia el escenario, alegremente y chillando de anticipación.

Pero a medida que me iba acercando al artista, mis jóvenes ojos empezaban a descubrir detalles. Horrendos detalles. El trote saltarín con el que me trasladaba fue reemplazado por un andar menos eufórico, y este por un avance cauteloso, y por último a unos dos metros del lugar donde se estaba produciendo la distribución de chucherías, me detuve completamente.

El rostro blanco ahora estaba surcado de grietas oscuras, de arrugas que dejaban entrever la piel vieja y curtida. Bordeando los ojos enrojecidos unas líneas oscuras se borroneaban y escurrían hacia abajo, agregando a la sucia palidez de las mejillas unos jirones grises que llegaban hasta las comisuras de lo labios, los verdaderos labios que se podían ver a pesar de la gigantesca sonrisa pintada. Y los dientes marrones. Y los pelos de la peluca pegoteados de transpiración.

No se cuánto tiempo estuve así, paralizado. Ya no quería el regalo, ya no pensaba acercarme más, debía alejarme rápidamente, pero no podía, estaba fascinado con el descubrimiento: los payasos, de cerca, eran espantosos.

Ya no me asustan, pero continúan desagradándome. Tienen algo oculto, y no es esa tristeza a la que se alude con cursilería en cuadros de pésimo gusto. Es algo más, es algo malvado, es algo que tal vez no sea conveniente conocer.

Buenas noches.

60 comentarios:

el charlo dijo...

A la pelota... pero si fue a ver el espectáculo del Cotolengo de Don Orione es culpa de sus padres... por los que debió haber sufrido la fobia...

Igual me pasa con el teatro... no me gusta... el olor... el hecho de que estén simulando delante mío... no sé... pero si Ud. hace una obra avise!

Bugman dijo...

Charlo, el teatro también tiene algo de feo visto de cerca. Muchas cosas son mejores en perspectiva.
(Psss..tengo que pedirle un consejo legal...en serio...¿me manda un mail?)

CecydeCecy dijo...

cortito y al pie.
a mi tampoco me gustan, mas me asustan!

Stella dijo...

Es cierto que los payasos tienen algo extraño.
A los chicos muy chiquitos, no les gustan, se asustan.
Y están los payasos de los circos de barrio, que suelen ser bastante mediocres. Lo que no gusta de ellos, no es su payasez, sino su mediocridad!

Pero hay payasos entrañables para mi. Como Fofó y Miliki, por ejemplo! Son payasos que alegraron la vida de miles de niños, y de muchas generaciones. Para los payasos como ellos, van mis respetos!

La candorosa dijo...

A los payasos hay que mantenerlos a distancia.

Saludos!!!

TheJab dijo...

¿Coulrofobia? ¿No había más palabras para esta fobia?

Bah, no importa.

Yo no padezco ese temor. Es más, algunos payasos me divierten bastante. Suele suceder que en las fiestas infantiles, los niños tienen cara de WTF mientras los adultos estamos atacados de la risa.

CommTop: 23

ProxiGugul: 10300

Victor dijo...

Yo tengo eso! es grave? se puede tratar? terapia o fármacos? los circos también me producen un ligero estado de pánico. A mi abuelo se ve que le divertía porque siempre nos llevaba a alguno pero yo la pasaba muy mal.

Hace poco fui a ver La Nouba del Cirque du Soleil y me partió la cabeza. increíble, todo. Especialmente la música. En ese caso vale la pena soportar la payasofobia.

HopsHops dijo...

Si el payaso que que ha descrito estaba encima de una silla, era Charlie Rivel. Tuvo suerte de no verlo de más (aún) cerca.
Por cierto, estudios aún no realizados por el Pentágono demuestran que los guardianes de Guantánamo sacarían más información a los presos si fueran disfrazados de payasos (los guardianes, no los presos).

Cameron West dijo...

hay hay hay... el el blog de la araña que lamentablemente se cerró hace 10 días por motivos hackeriles, su penúltimo post decía con otras palabras lo mismo que vos y encima usó la misma foto.
Lo cual me hace pensar que quizás usted haya sido ese hacker o quizás haya una maldición payaseril que a quién los critique se le bloquea el blog..... La última teoría conspirativa dice que hay un virus extraterrestre que ataca el cerebro y hace que le tengamos miedo a los payasos porque viene una invasión y los alienígenas son parecidos a dicho personaje.... así todos les tendremos miedo y nos rendiremos más rápido.... también creo que Proxicaptor es el nombre de su planeta de origen.

choripanboy dijo...

A ver si se dejan de escribir payasadas que Victor y el dueño de casa se asustan!

Angie dijo...

a mi no me han desagradado nunca, la verdad. Coincido con Stella en lo que dice de Miliki y sus hermanos, los payasos de la tele, forman parte de los recuerdos de mi infancia, los recuerdo con mucho cariño! :D

Besos. Angie.

el charlo dijo...

Es cierto lo del teatro... en realidad podemos decir que todo cuanto más lejos mejor, no? Sobre todo si es de esas obras donde tiran comida...
PD: Ahí le mandé un mail...

Yoni Bigud dijo...

En efecto, señor Bugman, yo tengo la certeza de que todos los payasos del mundo se encuentran involucrados en una enorme conspiración (No sueñe con que le revele mis fuentes).

Solo logro mantener el equilibrio consolándome con la idea de que si hasta ahora no han hecho nada, nunca lo harán.

¿Pero qué si estoy equivocado señor? Las consecuencias podrían ser tremendas.

Tremendas dije.

Un saludo,

dispersa dijo...

cuándo lei tu post me acordé,de un paseo de mi hijo con la tía,hasta aquel momento los payasos no le producían eso,y eso fue q al entrar al teatro se quiso ir asustado,aterrado, desde ahí le tuvo siempre miedo.
Mi hija recibió un payaso gigante de regalo, por las noches se despertaba llorando y me pedía q lo saque del cuarto,hasta q lo tuve q tirar.

un saludo y me alegro de tener solo dos hijos sino largo el comentario ¿no? aja ja ja aja .


saludos nada payasescos

Renegado dijo...

A mi tampoco me gustan y mucho menos me divierten. De hecho me parecen bastante estúpidos y me dan ganas de pegarles.
A los que se disfrazan en la calle de Winnie Poo, Bob Esponja o Barney el Dinosaurio también.

Soy una persona horrible.

moonport dijo...

Coincido, una vez más, con Bugman.¿A quién se le ocurrió que un tipo maquillado con sonrisa falsa y ropa bizarra "tiene onda"?. No conozco nadie que diga cosas como:"Uy, que ganas que tengo de ver un acto de payasos", o "el mejor momento de mi niñez lo pasé viendo a un payaso".Nadie los quiere, los chicos se asustan al verlos, son deprimentes, hacen chistes viejísimos, gritan y no se lavan los dientes.
Creo que la peli IT de S. King (foto del post) los describe como lo que son: el mal encarnado en hombre.
Slds.
PD: Obviamente, mi concepto final es broma. Lo aclaro antes que salten "Los defensores de los payasos" a atacar.

Stella dijo...

La nariz del payaso es la máscara mas pequeña del mundo, la que menos esconde y la que más revela. (Burnier,1994).

Quiero ser la comentarista del mes y que pongan mi foto en un cuadrito!! ajajajaa

ADENOZ dijo...

Yo tenía un tío, Victorio, que era payaso y que laburaba bastante de eso.
El problema era que, cuando llegaba a su casa, la mujer le contaba lo mal que se habían portado sus hijos y él, entonces, procedía a retarlos.
Claro, para ello no se sacaba el disfraz, con lo que los niños no podían tomar en serio la reprimenda y estallaban en risas.
Ya de grandes, tuvieron problemas relacionados con el respeto a la autoridad. Así les fue.

El Profe dijo...

Pienso que desde su origen como bufón de algún aburrido jerarca, obligado por ser "el payaso" a derrochar alegría sin importar su propio estado anímico, es lógicamente ¡un engendro!
Siempre me producía tristeza ver su contradictorio maquillaje y ahora los que se ven en el Cirque du Soleil me parecen tenebrosos...frase desgarradora como pocas esa de "Payaso triste de circo pobre" Un abrazo.

Mensajero dijo...

Ja!
Si se le cayera la máscara al ratón Mickey en Orlando! Se viene abajo un imperio.
- Papá, Goofy (lo prefería Tribilín) tiene mal aliento- le dijo el hijo a un amigo, cuando el irresponsable empleado del parque de diversiones se desgració dentro de su traje.
Hace muchos años trabajé en un documental sobre el circo. En ese caso, era una especie de co-productor guionista.
Recorrí infinidad de circos, desde el Orfei y el Rhodas, hasta la carpa más pobre del conurbano, circos compuestos por dos familias que hacían todo (el payaso era a la vez lanzacuchillos, administrador y boletero), circos con elefantes locos....y siempre, los payasos daban miedo, a los humanos payaso me refiero.
Finalmente me abrí del proyecto, había perdido toda la magia, era un mundo muy hóstil y lo único que me salía era criticarlo.
El trabajo quedó finalmente muy bien, se llama "Atrapados".

piscuiza dijo...

Por primera vez y no por el llamado al consenso del Cleto Cobos, estoy totalmente de acuerdo con Ud!!!
Detesto a los payasos, me parecen tristes, me ponen triste, me deprimen desde los pelos hasta la planta de los pies.
Para colmo hace mucho años, no se ni cuántos, vi IT, y sanseacabó: mis intentos de reconciliación con el gremio payaseril fueron a dar al rincón del olvido.
Salute

Mariano dijo...

En verdad, los payasos no me joden. En lo más mínimo. Eso sí, si me permite, organizaría un comando para repartir corchazos en ambas rótulas de todos y cada uno de los mimos que pululan por las calles.

capitanfla dijo...

Es cierto.

"Algo" hay.

Cameron West dijo...

Cuando sea oficialmente el día del amigo va a haber un desafío para vos en mi blog.

Rambo dijo...

El payaso arremete en la oscuridad, te agarra la cabeza con las dos manos y te mata de un síncope, dejándote una mueca espantosa y los cabellos blancos que aterrarán al personal policial que te recoja de la escena cercada por cintas.

Rambo dijo...

Cabellos blancos, MIERDA! Nunca podría.

no tan iguales dijo...

¡Qué horror su primera desilusión! Los payasos son siniestros y me enorgullece no haber llevado jamás a mi hija a un circo. Los odio.

Espectacular el relato del trote animado que se va quedando. Me recordó a esa escena en que Sarah Connor corre por un pasillo del hospicio y se va frenando cuando aparece Arnold.

CLAUDE dijo...

Comparto las impresiones en general, aunque hubo un payaso que hace como una década me hizo pensar: Cuando sea grande quiero ser como ese tipo.
Se dedicaba a vender helados en la costanera. Su técnica era más bien simple: Ubicaba a un mocoso con cara de consentido y empezaba a hacer su función frente al crío para que los padres del malcriado le compraran un helado.
La cuestión es que varias veces se topó con unos chicos que le decían: Salí de acá, payaso puto, andá a pintarte el culo, cagate encima, etc. Hasta que una vez los encontró solos y los cagó bien a patadas.
Perdón por las expresiones, pero decirlo de otra manera atentaría contra la correcta comunicación de la anécdota: “propinar una paliza” o “hacer morder el polvo” no es lo mismo que “cagar a patadas”.

Conocido de la vida dijo...

Gaby, Fofo y Miliki, no eran los payasos típicos, eran unos tipos con mucha psicología infantil, buenos músicos, y sus guiones estaban cargados de buenos valores. Trasendían al payaso común.

Zyx dijo...

en mi niñez compartía el cuarto con mi hermana, y ella tenía un muñeco de esos patones de trapo que era, justamente un payaso. Lo dejaba sentado en una silla, mirando directo a mi cama.. todas las noches sentía que me miraba.. cerraba los ojos fuertemente, me tapaba hasta la cabeza, de a ratitos pispeaba para verlo.. y lo veía cada vez más cerca, con su tétrica sonrisa. Tampoco me gustan los payasos.. de ningún tipo. Saludo.

El Renegao dijo...

Cuando era chico tenia buena impresión de los payasos. Pepitito, Gabi, Fofo y Miliki, los que vi en el Tianic.

Ahora son mas onda del payaso de "La casa de los mil cadáveres"

SAludos

El Señor F. dijo...

Y sí, pasa. Acercarse a la magia y darse cuenta de que el muppet habla porque tiene un titiritero metiendole una mano por atrás es triste.

pd:Alegrrria!!

El Señor F. dijo...

pd2:
lalalalalala sigo en el top ten!

Bugman dijo...

Cecy, somos muchos. Por ahí tendríamos que formar un partido político o algo.

Stella, pero Fofó y Miliki no usaban maquillaje. Apenas una nariz roja.

Candorosa, si me va a resumir en ocho palabras un artículo que tardé dos horas en escribir no vale.

Thejab, usted, evidentemente, está con ellos. (10600)

Victor, no se si será grave, no lo creo. Sería grave si usted tuviera que atender, por ejemplo, la mesa de entradas de la O.S.P.A (Obra Social de Payasos y Afines). También me gustó el Cirque du Soleil , pero lo vi desde una distancia prudente. Las fotografías de los clowns de ese circo también me parecen pesadillezcas.

Hopshops, me hizo ir a ver quién era Charlie Rivel. Y no, no era catalán el de mi trauma infantil.
(Hablando de estudios, uno de verdad verdadero descubrió que esos médicos que se visten de payasos para atender a los niños no sirven para nada, los niños les tiene más temor a los payasos que a los médicos).

Cameron West. ¿Usted está acusando a la araña de haberse inspirado en un artículo de este blog que todavía no había sido escrito? Qué barbaridad. No creo haber conocido el blog de la araña, pero me hubera gustado, sobre todo porque si escribió lo mismo que yo quiere decir que vino a esa función con el payaso, entonces casi seguro que éramos vecinos, a lo mejor hasta jugamos juntos, quién sabe fue él el que me robó la figurita de Ayala, en cuyo caso me alegro de que le hayan hackeado el blog, por haberme dejado sin completar el album y canjearlo por la pelota. A raíz de eso fue que empecé a odiar el fútbol. Todo por culpa de la araña.
(Esa conspiración no la conocía. Vino en la última "Conspiracy Magazine"? No me llegó. Seguro que la araña me roba las revistas, también).

Choripanboy, no es que me asuste es...¡aaaaayyyyy!

Angie, esos eran diferentes. A mí también me gustaban. De hecho para mí no eran payasos. Besox.

Charlo, y además hay actores que escupen cuando hablan. Tengo una anécdota con Urdapilleta y Tortonese, pero es un poco larga.

Yoni, no me extrañaría. Pero el motivo de que las conspiraciones, todas ellas, no hayan triunfado todavía es...caramba, no puedo decírselo.

Dispersa, lo deben haber sentado al pobre en primera fila. Si la gente normal es bastante fea vista muy de cerca, calcule lo que es un payaso para un parvulillo.

Renegado, pero pegarle a un muñecote es un deseo compartido por millones de personas. Yo entre ellas. (Cuando quiera contratamos a un Barney entre los dos y lo demolemos a puñetazos).

Moonport, ¿será políticamente incorrecto detestar a los payasos?

el charlo dijo...

Cualquier anécdota entre Urdapilleta y Tortonese es digna de ser contada!
Ud. dice que habría que poner protección en las primeras filas como con The Blue Man Group?

Bugman dijo...

Adenoz, ¿Cómo, cómo les fue? Tengo que saber si desperdicié mi vida respetando.

Profe, contundente lo suyo. No entiendo mucho a los que insisten en decir que alegran a los niños.

Mensajero, probalmente Mickey sea un inmigrante ilegal llamado Miguel González o algo así. Siempre me imagino que los que están a dentro del los muñecotes en Disney son argentinos, o por lo menos latinos. (¿Ese documental está en algún lado?).

Piscuiza, ¿en serio que es la primera vez que está de acuedo conmigo? Me hubiera avisado, preparaba algo, caramba.

Mariano, los mimos me provocan darles sopapos. Así con la mano abierta. Con mucho ruido.

Capitanfla, usted parece saber más de lo que dice.

Cameron West, no me haga eso. Soy muy malo para los desafíos: los acepto todos.

Rambo, a lo mejor una pelusa blanca, tipo durazno. Es todo lo que le puedo ofrecer.

NTI, certera analogía, aunque Sarah Connor salía corriendo para el otro lado, yo me quedé como galvanizado un rato.

CecydeCecy dijo...

burgman, algo, lo otro esta muy desprestigiado, je

Bugman dijo...

Claude, ¡pero ese no era un payaso, era un heladero! (Sí, cagar bien a patadas es correcto, sin duda).

Renegao, ¿qué es o era el Tianic?

Señor F. Yo se que los magos engañan y me gustan igual, se que hay dos tipos que manejan a la Rana René y me causan gracia lo mismo. Lo mío es más lineal, no me gustan los payasos.

Charlo, se la cuento rapidito. Hace muchos años fui a un lugar que era la meca del "under" en esos tiempos, el Centro Parakultural, y ví una obra con estos dos. Yo estaba sentado en el piso, en prímera fila. En un momento de la obra Urdapilleta (que es grandote) se descontrolaba y todo pintarrajeado, mojado y transpirado empezaba a romper todo y se tiraba arriba del público...en este caso arriba de...mí, que lucía una impecable camisa blanca. Estoy seguro de que lo hizo a propósito.

Bugman dijo...

Conocido de la vida, ¡exactamente!

Zyx, ¿Vio usted la película Poltergeist?

Stella dijo...

Renegao estuvo en el Titanic??
Lo hacía mas jovencito!!

Francis Bean dijo...

EL payaso da tristeza, y a la vez nos mete miedo.

Un tipo demasiado demoniaco.

Naimad dijo...

Me parece que Ud. se está haciendo el payaso...

el charlo dijo...

Pero por dios!!!
Imagínese que en el Parakultural con la mala iluminación que había su camisa debió ser como el faro salvador para el capitán a punto de chocar con la escollera... le faltaba el cartel "Acá estoy!"

La Mascarada dijo...

Dios...detesto a los payasos también.

Nota: feliz día del amigo! (para usted y todos sus amigos)

Besos

Balaoo dijo...

No, sé si alguien lo dijo antes porque hay 44 comentarios, pero Lon Chaney decía: "No hay nada de gracioso en la cara de un payaso a la luz de la luna".
Un saludo

Steiner dijo...

Payasos de mierda, que?

Bruno dijo...

Un chico ve a los payasos como seres extraños, distintos a nosotros, al igual que los infantes lactarios que no diferencian a un hombre disfrazado del personaje real que intenta representar, cree que son de verdad.

Lo que no es conveniente conocer de los payasos es que son personas. Eso es lo que da miedo.

Nova, el Periodismo que Vale dijo...

A mí el único que me gusta en Piñón Fijo. Me despierta ternura, simpatía. Yo creo que se debe a que es igualiiiito a Luis Juez.

Saludos!

Ni buena ni mala... dijo...

La primera ves que ví un payaso me asuste y llore…, las siguientes también.
Este verano fuimos al circo en Mar del Plata con el padre de mi hija (o sea mi marido), mi hija y yo. El circo se llamaba Taconi, la escena de los payasos era un duelo entre ellos con posterior suicidio (revolver a la cabeza y pum), luego apareció la parca que se los llevo. Obviamente cuando tuve una ligera sospecha de lo que se trataba retire a mi pequeña de aquel lugar con la excusa de comprar unos pochoclos.
En unos de mis primeros cumpleaños mis padres contrataron a Pancracio (el único payaso que residía en la estepa patagonia en ese entonces) y este entro por la ventana gritando no me acuerdo que pero se suponía que era gracioso, luego de su irrupción en la fiestita se hizo un minuto de silencio y luego todos los niños, incluida yo – la cumpleañera-, nos largamos a llorar.

Bugman dijo...

Francis bean, usted lo ha dicho, gracias.

Naimad, le juro que lo mío no es maquillaje, soy así, nomás.

Charlo, qué quiere que le diga,la camisa la tuve que tirar. Eso me pasa por salir con psicobolches.

Mascarada, igualmente, tarde, pero igualmente, gracias.

Balaoo, bienvenido, en eso de asustar Lon Chaney la tenía muy clara.

Steiner, eso, ¿qué?

Bugman dijo...

Bruno, todas las personas miradas de cerca son espantosas. Está bien que algunas soporten un close up mejor que otras, pero son matices.

Nova, me hizo sospechar. ¿Alguna vez los vio a Juez y a Piñón Fijo juntos?

Ni buena ni mala, me siento acompañado en mi temprana antipatía payasesca. Insisto, habría que formar una asociación, un club, algo por el estilo.

el charlo dijo...

JAAA!! Claro!! Ud. ya lucía la espléndida calva? o tenía como pelos medio largos y barba? Sino también Urdapilleta apuntó a otra cosa... justo el sábado me contaron otra anécdota de él... con un enano... de los de La Nave

El Renegao dijo...

Estimado Bugman, sepa que mi misión en la vida es la de desinformar, o por lo menos desorientar.

Después de un poquito mas de 30 años, yo recordaba a ese circo como Tianic.
Pero como genere algún tipo de dudas , abrí mi navegador en la pagina google y busque... y encontré a Tiani y también otro llamado Tihany, anda a saber a cual fui, o si son el mismo circo con distinto olor.

Pero fui

Y tenia unos payasos espectaculares

Nariz roja, ropa a la ocasión y zapatones (no eran zapatos con ringtones), casi sin maquillaje.

Espero que mis dudas hayan aclarado sus afirmaciones.

SAludos

Mariano dijo...

Ojo, anotenme con Perón Fijo, el primer payaso justialista.
Capusotto se sumergio en su historia en algún momento, pero brevemente.

moonport dijo...

En estas vacaciones de invierno(por acá en Rosario andamos ya en la segunda semana), las peatonales de mi ciudad han sido tomadas por estos seres bizarros, que se esconden bajo el travestido maquillaje y falsa nariz para engañar párvulos con globos en forma de animales, chucherías chinas, ejecutando burdos instrumentos, gritando, sudando por sobre sus cejas pintadas, pidiendo plata para vaya a saber que institución y haciendo que el papel de padre sea un poquitín más arduo de lo que es.
Insisto, organicémonos para sacar a los payasos de nuestro estilo de vida. Son más peligrosos que los templarios y más feos que Moria Casan de cerca.
Slds.

Gabriela dijo...

bugman, me voy a largar a llorar; estoy tratando de acordarme de los circos a los que he ido de chica con mis abuelos o tíos pero sòlo recuerdo el Circo de Moscù que, para colo tenìa un payaso divino o un grupo de payasos que salia de ese auto lleno de cosas. A mi me gustaban los payasos y siempre reneguè de esa imágen aterradora o triste que les quieren endilgar tipo el payaso de pies grandes de los simpsons que no recuerdo el nombre.

Un payaso es algo copado. El payaso Firulete junto con Cañito eran lo más!!

Rosita preparame los ravioles!!
Salta violeta!!

Sepa que acaba de romper una ilusión. snif. snorrrrtttt!!

Pali dijo...

Bueno, en mi caso, mi miedo a los payasos proviene del hecho acaecido cuando tenia 7 años.
Mi primo de 10 años, que en ese momento vivia atras de mi casa, me invito a mirar una pelicula y yo accedi encantada.
La pelicula en cuestion, era IT. La de lospayasos asesinos que te mataban con pochoclos.
Por lo que cuenta mi mama, volvi de la casa de mi tia tan blanca que parecia que habia visto un fantasma...
Una experiencia terrible...

LIBREPENSADOR dijo...

desde el diario digital EL LIBREPENSADOR (http://www.ellibrepensador.com) le solicitamos que aporte su visión de la realidad sociopolítica, cultural, económica, sea cual sea su ideología o tendencia, pues nuestra línea editorial es absolutamente neutra, no influenciada por nadie. Somos libres, independientes y plurales.

Para registrarse hay que pinchar en el enlace del mismo nombre que está ubicado abajo o aquí mismo: http://www.ellibrepensador.com/wp-login.php?action=register

Para entrar una vez registrado está el enlace "iniciar sesión", que se encuentra junto al de registrarse y es lo mismo que poner directamente esto en el navegador: http://www.ellibrepensador.com/wp-login.php

Somos un medio de comunicación independiente, plural, abierto, no marcado por línea editorial alguna, no condicionado por ningún grupo de presión, ya sea político, gubernamental, empresarial o institucional.

Para colaborar con nosotros solo pedimos respeto, educación, estilo, ideas… Sean cuales sean tu línea, tus intereses, tus ideas, tus deseos y proyectos, tu pueblo o nación, tu partido o tu independencia, si eres de izquierdas o derechas, si no eres de nada, si te interesan las empresas, los deportes, la cultura…

Libertad de expresión y opinión, en un mundo marcado por los intereses.

Conócenos más a fondo leyendo nuestra Política, Principios y Valores, así como nuestro Plan Estratégico.


Saludos, del director



--
Raúl Tristán

Bugman dijo...

Charlo, tenía pelo, sí, pero jamás usé larga cabellera. Ahora es tarde, claro. Uhhh..la Nave...también estuve por ahí. En mis épocas frecuenté varios lugares extraños, qué cosas.

Renegao, claro...el Tihany, mi abuela me llevaba a verlo en el Luna Park. Me encantaban los trapecistas, pero los payasos, no. Auqneu de lejos los aguantaba.

Mariano, primero los zapatones, depués la nariz roja, por último los hombres.

Moonport, todavía no descubro la necesidad de tener a esos personajes mezclados entre la gente. Claro que todavía no descubro la necesidad de muchas cosas.

Gabriela, no se ponga así, si a usted le gustan los payasos está bien, no hay por qué avergonzarse. Disfrute, ríase, aplauda y emociónese con los golpes bajos que suelen atestar estos engendros. Pero no se acerque. Repito: no se acerque.

Pali, bienvenida. Justamente la foto que ilustra este artículo es un fotograma de esa película, que por supuesto me niego a ver. Como para empezar a pagar psicólogos, estoy.

Anónimo dijo...

simply dropping by to say hi

Blog Widget by LinkWithin